Cómo tomar decisiones lo suficientemente buenas durante la pandemia de coronavirus aunque sea imposible hacerlo sin riesgos

Mujer de compras durante el coronavirus.
REUTERS/Kim Kyung-Hoon
  • A medida que avanza el desconfinamiento en todo el mundo, empiezan a retomarse muchas de las actividades de ocio y laborales que llevaban meses confinadas.
  • Algunas de estas, de momento, van a cambiar o no se podrán realizar con la misma "seguridad" que antes de la pandemia. Sobre todo porque muchas claves para controlar la enfermedad, como la inmunidad, transmisión y tratamiento, siguen siendo investigadas. 
  • Pero hay formas de tomar decisiones y volver a la normalidad sin obsesionarte con los pros y los contras.  
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los reencuentros y la vuelta a clase o al trabajo empiezan a coger forma a medida que avanza la desescalada hacia la nueva normalidad post COVID-19. Pero, en este proceso, te asaltarán muchas dudas sobre cómo es la mejor forma de hacer las diferentes actividades que quieras llevar a cabo. 

"Nadie está seguro de qué es lo que hay que hacer", reconoce Kelly Thomas, abogada de la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, a Business Insider.

La mayoría de las ciudades de España ya permiten las reuniones en hogares, apertura de terrazas de bares y, desde los primeros pasos de la desescalada, dar paseos y hacer deporte en la calle. Aunque, al menos de momento, los riesgos que plantea el nuevo coronavirus para estas actividades no se pueden erradicar. 

Sin embargo, los psicólogos coinciden en que comprendiendo los principios generales que hacen que algo sea de alto o bajo riesgo, y estableciendo límites y prioridades, se pueden tomar decisiones sin obsesionarte con los pros y los contras. 

Conoce los factores que distinguen las situaciones de bajo y alto riesgo

Reuters

Que avance la desescalada, e incluso se pueda ir uno de vacaciones en verano, no significa que deban pasarse por alto recomendaciones como el distanciamiento social o el uso de mascarillas

La transmisión, ratio de contagio, posibles casos asintomáticos o en periodos de incubación y riesgos de infección con superficies, siguen presentes. De hecho, muchas de las grandes preguntas sobre el coronavirus aún no tienen respuestas.

Y las investigaciones siguen encontrando extraños síntomas de la enfermedad en los niños, que aún no está claro cómo transmiten o se contagian con la enfermedad. Mientras, las vacunas en desarrollo persiguen a contrarreloj un éxito que cada vez es más cuestionado

Leer más: Los 'jefes' de los rastreadores del coronavirus revelan las técnicas que usan para que contagiados, sospechosos y escépticos colaboren: "Tenemos muy poco tiempo para ganarnos su confianza"

Las principales vías de transmisión del coronavirus son las partículas que exhala una persona al toser o estornudar, pero también gritando, riéndose o hablando —y pueden quedar suspendidas en el aire en forma de aerosol durante unos 14 minutos y recorrer más de 2 metros de distancia.

Lo que en espacios cerrados aumenta las probabilidades de contagio en unas 18,7 veces más que en espacios abiertos o bien ventilados, según un estudio publicado en MedRvix que no ha sido revisado por pares.

"A este virus realmente le gusta que las personas estén en el interior de un espacio cerrado durante períodos prolongados de contacto cara a cara", señalaba con anterioridad William Schaffner a Business Insider, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Vanderbilt, Tennessee, Estados Unidos.

Leer más: 15 aberraciones que deberías evitar en el transporte público si no quieres contagiarte con el nuevo coronavirus

Además, recientes investigaciones encontraron que los ojos pueden ser una de las principales vías de contagio100 veces más contagioso a través de los ojos que el SARS de 2002. Por lo que has de evitar fervientemente tocarte la cara.

Por ende, cuando acudas a sitios concurridos o vayas a quedar con personas no convivientes, deberías tener dichos hallazgos en cuenta y así evitar tanto una posible infección como la propagación del SARS-CoV-2. 

"Cuanto más lejos estés y menor sea la duración del contacto con otras personas significa que la transmisión del virus será menos eficiente", apunta Schaffner.

Considera cuáles son tus valores y prioridades

Reuters

El ocio y el trabajo van a cambiar tras el paso de la pandemia de COVID-19, pero en el camino han de adoptarse nuevas costumbres y tener en consideración cosas que antes no se valoraban con asiduidad. 

En España, en medio de la desescalada, muchas familias planean reencuentros, ir a tomarse algo en un bar con los amigos o retomar actividades como ir a la biblioteca, nadar —que es relativamente seguro durante el coronavirus— o hacer ejercicio dentro de un gimnasio.

Pero, además de los factores de riesgo, deberías considerar si las personas con las que te vas a encontrar son grupos de riesgo del nuevo coronavirus: personas mayores, con enfermedades subyacentes o embarazadas, por ejemplo. 

Leer más: 7 factores que son comunes en la mayor parte de los fallecidos por coronavirus

"Actualmente hay una triple crisis: sanitaria, económica y logístico-afectiva. En España ya se vio en la crisis del 2008, los abuelos fueron un soporte económico y de ayuda a muchas familias y en esta crisis están siendo una preocupación recurrente", explicaba la psicóloga Neus Córdoba Cortés, directora de Psicología Clínica del Instituto Klein a Business Insider España en una entrevista.

Para ello, Julie Pike, psicóloga clínica en Chapel Hill, Carolina del Norte, Estados Unidos, recomienda que, una vez se comprendan los riesgos prácticos asociados con diversas actividades, se considere lo que se valora de ellos en vez de lo que teme que pueda suceder si los persigue".

Crea tu propio "horario del miedo"

Adomas Aleno / Unsplash

Si hay algo en lo que coinciden la mayoría de los psicólogos consultados por Business Insider España, es en dosificar la información sobre el coronavirus, pero no ignorarla

"Estar todo el día viendo noticias, leyendo y hablando sobre el tema no ayuda en absoluto. Pueden elegir o pactar un momento del día en el que informarse de cuál es la situación y evitar el resto del día cualquier información relacionada con el COVID-19", señalaba con anterioridad María del Olmo Rojas, de ¿Y psi hablamos?.

Y, aunque existan muchos misterios por resolver aún, Kate Bowler, profesora asociada de Duke Divinity School (Estados Unidos), advierte de no ignorar tampoco la realidad que te rodea.

Leer más: 12 consejos para afrontar una crisis de convivencia en tiempos de coronavirus, según psicólogas expertas en relaciones de pareja

"Tenemos que vivir con la historia de las elecciones que tomamos. En el futuro, algo podría suceder y no lo sabíamos, pero también deberíamos poder decir: "No podríamos haberlo sabido"", recalca. 

No obstante, el consumo de información para tomar buenas decisiones puede conducir a conclusiones erróneas.

"Cuando haya narrativas e información que compitan, la gente se inclinará hacia lo que querían hacer", explica a Business Insider Tony Lemieux, psicólogo social de la Universidad Estatal de Georgia.

Ante decisiones difíciles, espera a volver a la rutina

"No hay formas seguras de hacer las cosas; 'seguro' implica algo absoluto", subraya Schaffner.

Y, como podrás imaginarte, ni siquiera se puede afirmar con certeza que en los próximos meses no habrá un repunte y rebrote de casos de coronavirus. Además, el estrés y la ansiedad no ayudan a "saber qué hacer". 

"En estos días me encuentro bastantes personas que se quieren separar y previamente no lo tenían contemplado, o había fricciones pero no para llegar a este punto. El confinamiento supone un paréntesis en la vida de cada uno, que exacerba planteamientos existenciales y los magnifica. En algunos casos, es como si uno tuviera que resolver todo el futuro ahora y esto puede llevar a planteamientos precipitados. Es conveniente, esperar a volver a la rutina y entonces decidir", justifica Córdoba.

"Tenemos que ser un poco fáciles con nosotros mismos en este momento para hacer lo mejor que podamos, pero reconocemos que existe esta incertidumbre y una nube que puede frustrar las mejores intenciones", aconseja Lemieux. 

LEER TAMBIÉN: El sector de lujo se lanza a por los clientes locales tras la caída del turismo chino para intentar mitigar la sangría de ventas

LEER TAMBIÉN: OnlyFans se ha puesto de moda durante la cuarentena: cómo una simple plataforma de contenido para adultos ha crecido tanto en tan poco tiempo y ha llegado a suponer una amenaza para la industria pornográfica

LEER TAMBIÉN: Condiciones para cobrar el ingreso mínimo vital: requisitos que hay que cumplir, documentación necesaria y dónde se solicita

VER AHORA: "Salir al mercado laboral ahora mismo no es una buena idea; los jóvenes deben seguir estudiando", aconseja este experto en Educación

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Psicología
  3. Seguridad
  4. Top
  5. Miscelánea