Pasar al contenido principal

De cóagulos de sangre a erupciones en los pies: los misterios médicos del coronavirus que siguen sin descifrarse

así afecta el coronavirus a tu cuerpo desde la cabeza a los pies
Gonzalos Fuentes/ Reuters
  • La fiebre y la tos fueron los primeros síntomas señalados a la hora de detectar posibles infecciones del virus.
  • Pero a medida que aumenta el número de pacientes en todo el mundo, los profesionales sanitarios han encontrado que el COVID-19 puede manifestarse de formas muy variadas en los pacientes.
  • Síntomas neurológicos, renales o desmatológicos son algunas de las afecciones que pueden aparecer en los afectados.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando el coronavirus causante de la enfermedad COVID-19 tan solo había causado la muerte de 9 personas en China y ni siquiera se había rastrado ningún caso en Europa, los científicos ya identificaron este virus como un patógeno capaz de generar un tipo de neumonía no conocida hasta entonces.

Identificado como un nuevo tipo de coronavirus, quedó claro que se trataba de una enfermedad respiratoria. Fiebre y tos seca, así como dificultad a la hora de respirar fueron los síntomas vinculados al nuevo patógeno  y aquellos sobre los que se debía prestar atención en la batalla por identificar casos de manera precoz.

Pero en tan solo 5 meses el brote no solo se ha extendido a buena parte del planeta, convirtiéndose en pandemia mundial, también ha mostrado diversas caras en su forma de afectar a los enfermos de COVID-19.

La mayoría de pacientes afectados experimentan fiebre y tos seca. Pero, a medida que atienden más casos, los profesionales sanitarios se están percatando de que la enfermedad puede presentar una sintomatología que va más allá de una afección respiratoria.

"Todos los días estamos aprendiendo nuevos trucos que juega el virus", afirma al respecto Peter Openshaw, profesor de medicina experimental en el Imperial College de Londres a diario Financial Times. "Es remarcable ver una enfermedad que se desarrolla frente a nuestros ojos con tantas idas y venidas".

Leer más: Hay una idea errónea generalizada de cómo son los casos leves de COVID-19: así es como progresan los síntomas de un paciente típico con coronavirus

Comprender cómo actúa la enfermedad es clave tanto para poder atender correctamente a los pacientes como para lograr desarrollar tratamientos efectivos. En este sentido, la investigación ha encontrado que el coronavirus puede afectar a buena parte del organismo, con síntomas neurológicos, erupciones en la piel o problemas renales entre otros. Lo que puede hacer que casos que aparentemente parecían leves terminen complicándose pasado un tiempo.

Desde la cabeza hasta los pies, así es como el coronavirus puede afectar al cuerpo.

Coágulos en sangre

Paciente de coronavirus en el Hospital Príncipe de Asturias.
Reuters

Uno de los efectos más peligrosos que se está viendo asociado a este coronavirus es la aparición de coágulos en sangre.

"Creemos que es uno de los temas más importantes, si no el más importante, con respecto a la supervisión de los pacientes enfermos hospitalizados con COVID-19", afirmó a este respecto el médico Alex Spyropoulo, en el Northwell Health en Nueva York a Business Insider.

Según apuntan ya varias investigaciones, ciertos pacientes de COVID-19 están desarrollando anomalías en la coagulación de pulmones, corazones, riñones e incluso lesiones cutáneas en los pies, sobre todo en los casos más graves de la enfermedad. 

Los coágulos de sangre pueden provocar bloqueo de venas, derrames cerebrales, ataques cardíacos o daños renales entre otros males, llevando a los pacientes a estados más críticos de la enfermedad.

Leer más: Un paciente con coronavirus pensó que se estaba curando pero los médicos encontraron coágulos de sangre en sus pulmones, una nueva complicación potencialmente mortal

Riesgo elevado de coagulación también fue detectado en otras enfermedades similares como la H1N1, o gripe porcina, así como en el brote del coronavirus SARS, a principios de la década de 2000.

Síntomas musculoesqueléticos

cómo progresan los síntomas de coronavirus
Susana Vera/ Reuters

La fatiga, el dolor muscular o de articulaciones también han sido síntomas registrados en pacientes de COVID-19, principalmente en etapas tempranas de la enfermedad.

De acuerdo a un informe del Ministerio de Salud basado en síntomas y signos detectados en 55.924 casos confirmados por laboratorio en China, casi un 40% los pacientes afectados que padecieron astenia (cansancio o falta de vitalidad).

Atendiendo a los datos recogidos por una de las revisiones más amplias de los síntomas de coronavirus hasta la fecha — publicada en The New England Journal Of Medice y basada en 1.099 pacientes hospitalizados en China—  la fatiga se detectó en el 38,1% de los pacientes mientras que el dolor muscular o articular se presentó en casi el 15% de ellos.

Síntomas gastrointestinales

Prueba de coronavirus
Reuters

Ciertos malestares gastrointestinales como diarreas, vómitos o náuseas han aparecido en algunos enfermos de COVID-19.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluso incluye la diarrea como uno síntoma posible de coronavirus.

Leer más: Náuseas, vómitos o diarrea: podrían ser los primeros síntomas del contagio de COVID-19 antes de tener fiebre

Pese a esto, según el estudio de The New Englad citado estos malestares podrían ser bastantes infrecuentes, habiéndose detectado en menos de un 5% de los casos analizados. Aunque nuevas investigaciones sugieren que el porcentaje podría ser algo mayor.

Síntomas neurológicos

Una enfermera revisa el estado de un paciente de coronavirus
REUTERS/Benoit Tessier

A principios de abril una investigación publicada en JAMA Neurology apuntaba a que la enfermedad de COVID-19 podría conllevar una serie de síntomas neurológicos en pacientes, sobre todo en estado grave.

Esta sintomatología asociada al coronavirus incluye accidentes cerebrovasculares, registrados en el 5,7% de los pacientes analizados así como lesiones en el músculo esquelético, presente en el 19,3% de los casos y alteración de la conciencia (14,8%).

Daños renales

factores incrementar mortalidad por coronaravirus
Benoit Tessier/Reuters

Algunas personas afectadas por el nuevo coronavirus también están desarrollando daños renales. 

Según las estimaciones del jefe de la división de nefrología del Centro Médico Montefiore en el Bronx, en Nueva York ofrecidas en el medio especializado Healthline, entre un "20% y un 30% de los pacientes que deben ser ingresados en la UCI requieren de alguna forma de diálisis para mantenerse con vida." 

Como recoge el medio, según los informes médicos, muchos de estos casos no mostraban problemas renales antes de contagiarse de COVID-19.

Investigaciones iniciales sobre pacientes chinos ya remarcaron la relación entre el nuevo coronavirus y los problemas en riños, vinculándolo además esto con causa de muerte por COVID-19.

Un estudio que analizó 193 casos hospitalizados en China, encontró, una fracción notable de pacientes tenía signos de disfunciones renales — el 59% con proteinuria, el 44% con hematuria, el 14% con niveles elevados de nitrógeno ureico en sangre y el 10% con niveles elevados de creatinina sérica

En cuanto a la forma en la que el nuevo coronavirus ataca a los riñones aún está por determinar. Como explica Sociedad Española de Nefrología, la aparición de lesión renal aguda podría deberse por un efecto inducido por el virus, que ataque directamente a los riñones o bien ser el resultado de la respuesta inflamatoria generada por el propio cuerpo debido a la enfermedad.

Problemas cardiovasculares

Síntomas neurológicos de coronavirus
Reuters

Las personas con afecciones cardiacas previas son un grupo de alto riesgo respecto al coronavirus.

De acuerdo al Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC), males como insuficiencia cardiaca, enfermedad de las arterias coronarias, cardiomiopatías o hipertensión pulmonar "son algunas de las afecciones que pueden aumentar el riesgo de derivar en un caso grave de COVID-19."

No solo esto, la mortalidad en pacientes con enfermedades cardiovasculares se incrementa en hasta un 10,5%, según cifras de Sanidad.

Las infecciones virales "pueden ser la causa de síndromes coronarios agudos, arritmias o de la aparición o empeoramiento de episodios de insuficiencia cardiaca, explica el doctor  José Juan Gómez de Diego Instituto Cardiovascular. Hospital Clínico San Carlos (Madrid) en la página de la Sociedad Española de Cardiología.  En este sentido el experto remarca que "el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 es también una nueva causa de problemas cardiovasculares", pidiendo "afectar al miocardio y producir miocarditis."

Asimismo, según comentaba previamente a Business Insider Aamir Khan, médico del servicio nacional de salud en Reino Unido, el funcionamiento del corazón puede verse afectado cuando el coronavirus altera el sistema respiratorio del paciente.

"Cuando el coronavirus entra en tu cuerpo y baja hasta los pulmones, lo que hace es detener el paso de oxígeno desde los pulmones hasta la sangre, y así el corazón tiene que trabajar mucho más para bombear esa sangre que tiene menos oxígeno, y si tienes alguna patología cardíaca subyacente, esto acaba poniendo una tensión excesiva a tu corazón y podría llevar a más complicaciones."

Pérdida de olfato y gusto

Coronavirus
Gettyimages

El coronavirus SARS-CoV-2 también ha dado muestras de afectar los sentidos. En concreto muchos pacientes de COVID-19 han detectado una pérdida del olfato y el gusto.

Esta alteración en el olfato y el gusto podría ser más frecuente en aquellos afectados que apenas desarrollan síntomascomo alertó Nirmal Kumar, presidente de ENTUK, grupo de especialistas británicos de oído, nariz y garganta, una carta abierta recogida por Time.

Una postura que confirmaba recientemente la Universidad de California en San Diego en un estudio en el que afirmaba que los "pacientes que padecían pérdida de olfato tenían 10 veces menos probabilidades de ser ingresados ​​en el hospital por Covid-19 que aquellos que no lo experimentaban."

Aunque la causa de esto se desconoce, una de las hipótesis del informe apunta a que esta pérdida podría deberse a que el el virus SARS-CoV-2 se concentra inicialmente en la nariz y las vías respiratorias superiores afenctado a la función olfatoria,  lo que podría disminuir el riesgo de saturar el sistema inmune del enfermo.

Erupciones cutáneas

Científicos preparan test diagnósticos de coronavirus en un laboratorio.
Reuters

La enfermedad de COVID-19 también está teniendo efectos en la piel de algunos pacientes.

Así lo advertía recientemente la Academía Española de Dermatología y Venereología (AEDV), en un estudio publicado en la revista médica British Journal of Dermatology para el cual se han analizado 375 casos confirmados.

Los resultados muestran que se pueden establecer hasta 5 patrones de alteraciones cutáneas relacionadas con este coronavirus que además se manifiestan según la gravedad del paciente.

Los problemas de piel detectados incluyen erupciones similares a sabañones en manos y pies encontradas en el 19% de los casos, sobre todo en pacientes jóvenes; erupciones vesiculosas (9%), lesiones urticariformes (19%), erupciones máculo-pápulosas (47%) y livedo-reticularis o necrosis (6%). Estas 2 últimas alteraciones se vincularon con casos más graves de la enfermedad.

“Menos grave en los casos donde había pseudo-sabañones a más graves en pacientes con lesiones livedo-reticularis, que presentaban más casos de neumonía, ingresos hospitalarios y necesidad de atención en cuidados intensivos”, señaló el doctor Ignacio García-Doval, director de la Unidad de Investigación de la AEDV en el informe.

Síndrome tóxico y enfermedad de Kawasaki en niños

los bebés y menores con afecciones también pueden desarrollar casos graves de coronavirus.
Una mujer y su bebé en el aeropuerto internacional de Galeao durante el brote de la enfermedad por coronavirus en Río de Janeiro, Brasil, el 21 de marzo de 2020. Ricardo Moraes/Reuters

Hasta ahora los niños han sido uno de los colectivos menos afectados por el brote,desarrollando casos leves o incluso se cree que siendo mayoritariamente asintomáticos.

Sin embargo e las últimas semanas pediatras británicos han alertado de un nuevo síntoma que podría estar relacionado con el coronavirus en menores, capaz de derivar en casos graves.

En concreto los especialistas recalcan un incremento de niños que presentan estado de inflamación multiorgánica que requiere de cuidados intensivos.

Los síntomas detectados en estos menores son "un síndrome tóxico y la atípica enfermedad de Kawasaki con parámetros sanguíneos consistentes con un COVID-19 grave en niños", así como "dolor abdominal y síntomas gastrointestinales" e "inflamación cardíaca". 

La enfermedad de Kawasaki es una afección rara que puede generar hinchazón de los vasos sanguíneos, desencadenando una inflamación cardíaca e incluso aneurismas en las arterias coronarias.

Leer más: Un nuevo síntoma grave relacionado con el coronavirus está empezando a detectarse en los niños: los médicos británicos informan de cada vez más casos que requieren cuidados intensivos

Como subrayaron los sanitarios  británicos "esto se ha observado tanto en menores con un test PCR que confirma la infección por SARS-CoV-2 como en niños con una PCR que resultó negativa. También se ha observado en otros casos la evidencia serológica de que podía haber habido una infección previa por SARS-CoV-2". 

Y además