Cómo leer más rápido que el 99% de la gente: así puedes devorar un libro en menos de un día, según un campeón de memoria

Un hombre, leyendo varios libros a la vez

Getty Images

Tienes tantos libros que quieres leer que no te da tiempo y te frustras o te da pena dejarlos de lado; las vacaciones se terminan y sabes que, con la vuelta al trabajo y la ocupada realidad, no podrás terminar ese libro que tienes a medias; tienes interés en leer algo pero no quieres 'perder' mucho tiempo de tu vida.

La pregunta en busca de una solución a tus problemas sale sola: ¿Cómo se puede leer más rápido? ¿Cómo leer un libro en un día (o menos, sin ocupar más que unas pocas horas) y, además, entenderlo?

Nelson Dellis, varias veces campeón de memoria en Estados Unidos y uno de los mayores expertos en el mundo, no solo enseña en sus artículos y vídeos cómo memorizar rápido y bien, sino que se atreve en uno de ellos con un nuevo desafío: el de leer más rápido (terminar un libro en un día) y entender lo que se ha leído.

Libros recomendados para leer este verano de 2022: 21 de las mejores obras que no puedes perderte si amas la lectura

En un artículo, explica que hace unos años quedó tercero en una competición de lectura rápida, sin haber realizado ninguna preparación previa (aparte de aplicar alguna técnica que conocía y su entrenada capacidad de memoria) y huye de quienes prometen leer miles de palabras por minuto.

Algo que ve como "loco" y "ligeramente poco creíble". Además, defiende que no se puede limitar a un número: depende de ti, de qué estás leyendo, qué quieres obtener del libro, la situación...: "Todos esos factores juegan un papel en cómo de rápido vas a leer un libro y qué vas a retener".

"A lo mejor es posible hacerlo, pero ¿vas a recordar lo que has leído? Quiero que seas capaz de leer más rápido, de forma que lo disfrutes y que recuerdes lo que has leído. ¿Es demasiado pedir?", expone.

Bill Gates revela su simple truco para desarrollar una memoria de elefante y recordar todo lo que lee

Para ello, se plantea consigo mismo el desafío de cómo leer un libro al día y si es capaz de hacerlo: elige El cuento de la criada, de Margaret Atwood (ni demasiado fácil ni difícil, ni demasiado corto ni largo, explica: unas 300 palabras [416, en la versión en español de La Casa del Libro] y en torno a 105.000 palabras), novela de la que se ha creado una serie, y se dispone a devorarlo en un tren.

Al final, tarda unas 3 horas y 50 minutos (como promedio, en una hora podría haberse leído un libro de 77 páginas), lo que supone una velocidad media de 450 palabras por minuto

"Lo que no es ultrarrápido tampoco, pero solo el 1% de la población lee a esa velocidad" y le ha permitido terminarlo en menos de 4 horas ("un tiempo más razonable para leer un libro en un día") en lugar de las 7 horas que habría llevado a velocidad normal (la mitad: 200-250 palabras por minuto, explica).

20 libros increíbles que deberías devorar este verano recomendados por la redacción de 'Business Insider España'

La UNED, en una página web sobre velocidad lectora, confirma sus estimaciones. 

  • "Entre 100 y 200 palabras/minuto se considera más bien lento".
  • De 200 a 300 estás en la media.
  • A partir de 400 palabras por minuto, "eres tan rápido como el 2% de lectores".
  • De 400 a 800 palabras/minuto se considera extraordinario.
  • Por encima de 1000, excepcional.

10 trucos y técnicas para leer un libro en (menos de) un día

libro 'volando'

"Todo el mundo, incluido tú, puede leer un libro en un día", asegura Dellis, que comparte sus consejos para leer más rápido y lograr ese objetivo.

1. Intención o propósito

Tienes que querer hacerlo, sin que nadie te fuerce, explica este campeón de memoria, asesor, autor y orador. Aunque se trate de unas horas, tienes que ser capaz y tener la voluntad de sacarlas de tu tiempo, para lo que debes dejar de lado otras actividades, que pueden ser mirar menos el móvil, no entrar en las redes sociales, etc.

Además, recomienda buscar una respuesta satisfactoria a la pregunta de '¿Por qué estoy haciendo esto?', porque te facilitará la labor y te permitirá disfrutarlo más. 

Por último, asegúrate también de elegir un libro que quieras leer, que te interese de verdad, apunta.

2. Elimina las distracciones

Aparta o apaga cualquier cosa que podría distraerte de tu libro, continúa Nelson Dellis. En su caso, él decidió apagar el móvil y ponerlo en su bolsillo trasero. 

Además, en el vídeo se observa que no pierde la concentración y no levanta la cabeza durante el proceso, ni siquiera por ejemplo cuando alguien se sienta a su lado en el tren.

3. No leas todas las palabras

"El siguiente consejo es trabajar en tu visión periférica", anuncia.

Para ello, este experto en memoria recomienda coger una regla y dibujar 2 líneas verticales paralelas en el libro, dejando 1-2 palabras a la izquierda y a la derecha (respectivamente), entre cada línea dibujada y el margen. 

Imagen de un libro

Después, a lo largo de 5-6 páginas, intenta leer solo lo que queda en el centro, entre esas 2 líneas que has creado.

Las palabras que quedan fuera no se ignoran del todo: "Puedes leerlas, pero sin que en realidad las estés leyendo", explica Dellis. Es decir, quedan en tu visión periférica, de manera que, aunque no las veas todas, sí retienes su esencia en tu cabeza (como cuando fijas la vista en un dedo o un objeto que tienes delante, pero sigues percibiendo en parte lo que queda alrededor).

No tienes que dibujar las líneas en todas las páginas: después de unas pocas, realizarás ese tipo de lectura de forma natural (incluso puedes reducir la parte del centro que lees con atención). "Suena loco, pero funciona de verdad", promete.

4. No mires atrás

Otro consejo para leer más rápido que comparte este experto es el de eliminar el hábito de ir hacia atrás para volver a leer unas líneas o un párrafo, porque no te hayas enterado bien, por cansancio, etc. "Es una pérdida de tiempo", descarta.

En la medida de lo posible, huye de eso y centra tu atención en progresar e ir siempre hacia delante. Para ello, puede ser útil ir señalando por dónde vas (él lo hace con el dedo índice, pero también puede ser con un bolígrafo u otro objeto similar). "Al principio no será tan rápido, pero luego te encontrarás 'volando' por el libro"... aunque parezca "ridículo", admite.

5 libros que Bill Gates te recomienda leer este verano

"Leer lentamente no se debe a un cerebro lento. Son los ojos los que no son bastante rápidos. Si no les hemos enseñado ninguna técnica, barren (inconscientemente) el texto. Se pasean estancándose (fijaciones o detenciones), o saltando a lo largo de las líneas, saltando de una palabra a otra y releyendo palabras o frases anteriores (regresiones)", complementa la UNED.

"Después, los ojos continúan su barrido, decodificando 200 palabras/minuto, cuando es capaz de leer entre 400 y 700 palabras/minuto; solamente las regresiones hacen perder un 35% de la velocidad potencial del cerebro", destaca.

5. Visualiza

Si quieres recordar lo que estás leyendo tienes que visualizar, afirma con rotundidad Dellis.

"Al tiempo que realizo estas técnicas (intención, dedo, márgenes...), intento imaginar que estoy viendo una película": se trata de plasmar lo que lees en una especie de pantalla de cine, "como una peli que se proyecta en mi mente. Eso hace que todo suceda casi en tiempo real", como si tuviera imagen, color, sonido..., explica.

Esta es la técnica recomendada por Harvard para mejorar la memoria

"La visualización, las imágenes en la mente, es clave para recordar cualquier cosa", enfatiza.

Estos 5 consejos son la mayoría de lo que necesitas para aumentar tu velocidad y tu retención de lo que lees, mientras que los siguientes suponen "pequeños consejos rápidos" que te ayudarán a tener éxito en recordar mejor y leer más rápido, aclara este atleta de la memoria, como se define en su biografía.

6. Sesiones más largas de lectura

Intenta establecer sesiones más largas de lectura, ya que te ayudan a estar motivado y metido en la historia, propone Dellis, quien estuvo leyendo en periodos de al menos una hora sin parar.

7. Descansa

Otra recomendación de cómo leer un libro en un día, entenderlo y recordarlo es la de tomarte algunos descansos de unos pocos minutos.

Puede parecer contradictorio respecto al anterior, pero es necesario, ya que la mente y los ojos se van cansando, advierte.

8. Cambia de sitio

Durante su experimento de cómo leer más rápido, Dellis va cambiando de postura y de ubicación: sentado, de pie, en la parte de atrás del tren...

Cuando estás con un libro físico (mejor que uno digital, ya que es tangible, lo puedes agarrar, hay un recuerdo de eso: te ayudará a recordar la experiencia de leer el libro), "cambia tu ubicación cuando lees: te ayudará a recordar lo que estás leyendo", comparte.

9. Practica

Si continúas leyendo a este ritmo con estas técnicas, ya estás practicando: serás mejor hacia el final del libro de lo que eras al principio, afirma el 5 veces campeón de memoria en EEUU.

Él, después de la primera hora, y tras superar la dificultad de las primeras 20-30 páginas, notó el proceso mucho más natural: desde entonces se vio capaz de leer más rápido, absorber el texto, visualizarlo...

10. Escribe sobre ello

Se trata de un consejo a posteriori, pero que te ayudará a recordar lo leído durante más tiempo, explica.

Escribe sobre el libro, apunta la visión general, haz un resumen, ya sea en tu móvil, a mano o comentándoselo a alguien: todo con el objetivo de hacer una especie de recapitulación sobre lo que has leído y, así, "solidificar" la experiencia de la lectura rápida.

Otros artículos interesantes:

Libros recomendados para leer este verano de 2022: 21 de las mejores obras que no puedes perderte si amas la lectura

Bill Gates revela su simple truco para desarrollar una memoria de elefante y recordar todo lo que lee

Libros sobre finanzas personales y negocios que leen y recomiendan Bill Gates, Warren Buffett, Elon Musk y otros millonarios

Te recomendamos