El coronavirus afecta al revestimiento de los vasos sanguíneos, lo que podría conducir a la insuficiencia de múltiples órganos

Análisis de sangre.
REUTERS/Lindsey Wasson
  • El coronavirus SARS-CoV-2 ataca al revestimiento de los vasos sanguíneos de todo el cuerpo, según un estudio publicado en The Lancet
  • Esto podría provocar problemas de circulación y causar la insuficiencia de múltiples órganos. 
  • Los investigadores sugieren que se realicen terapias adicionales al tratamiento de COVID-19 para estabilizar, en los casos afectados, el endotelio, tejido que recubre la zona interna de todos los vasos sanguíneos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Cintillo especial Coronavirus

Un nuevo estudio publicado en The Lancet ha descubierto que el coronavirus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad COVID-19, puede causar daños en el revestimiento de los vasos sanguíneos de todo el cuerpo. 

Según los investigadores, el daño en el endotelio, tejido que recubre la zona interna de todos los vasos sanguíneos, podría provocar problemas de circulación y fallos en múltiples órganos

"Entra en el endotelio [capa de células protectora], que es la línea de defensa de los vasos sanguíneos. Por lo tanto, derriba su propia defensa y causa problemas en la microcirculación", explica Frank Ruschitzka, autor del artículo del Hospital Universitario de Zúrich a South China Morning Post.

Como consecuencia, reduce el flujo sanguíneo y podría provocar la detención de la circulación sanguínea

Leer más: El nuevo coronavirus puede dañar el corazón, incluso en personas sin antecedentes de enfermedades cardíacas

Además, señalan que dicha infección tiene especial relación con la capacidad de respuesta de los pacientes contagiados con COVID-19.

"Estos hallazgos sugieren que la infección por SARS-CoV-2 facilita la inducción de endotelitis en varios órganos como consecuencia directa de la participación viral y de la respuesta inflamatoria del huésped", explican en el estudio

Por ello, los investigadores recalcan que este comportamiento podría ser particularmente relevante para pacientes vulnerables con disfunción endotelial preexistente, es decir, con enfermedades subyacentes que puedan haber dañado el revestimiento del tejido que protege a los vasos sanguíneos — donde se encontraría a los grupos de mayor riesgo de contagio grave de COVID-19.

Leer más: Así afecta el COVID-19 a las personas que tienen enfermedades como diabetes, asma, cáncer u otras patologías previas

"Se asocia con el sexo masculino, el tabaquismo, la hipertensión, la diabetes, la obesidad y la enfermedad cardiovascular, todo lo cual se asocia con resultados adversos en COVID-19", insisten.

Esto se debe a que los pacientes infectados presentan problemas en todos los órganos: "En el corazón, los riñones, el intestino, en todas partes", insiste a SCMP Ruschitzka, presidente del centro cardíaco y departamento de cardiología en el hospital universitario de Suiza. 

Algo que coincide con otro de los estudios publicados en  la revista médica JAMA Cardiology, donde concluían que incluso las personas sanas, sin enfermedades subyacentes, podían padecer lesiones cardíacas tras la infección con COVID-19. 

Por ello, los expertos recomiendan que se trate la estabilización del endotelio, el revestimiento de los vasos sanguíneos, en el tratamiento de COVID-19. Según el mismo medio, los investigadores reconocen que los medicamentos para la presión arterial alta y antiinflamatorios ayudarían a fortalecer el tejido. 

LEER TAMBIÉN: La fórmula mágica de Amancio Ortega para crear su imperio inmobiliario: ubicaciones 'prime', mercados estables y edificios terminados y con inquilinos

LEER TAMBIÉN: El ingeniero español que lidera el desarrollo de un motor que podría revolucionar la aviación

LEER TAMBIÉN: Esperar a rescatar el plan de pensiones al año siguiente a jubilarte tiene premio

VER AHORA: Tiempo para el 'rally' de Navidad en bolsa: los expertos dudan de si las alzas de noviembre pueden dificultar las subidas de final de año en los índices