Pasar al contenido principal

Estados Unidos podría suspender más aranceles a China para contener el impacto del coronavirus

El presidente de EEUU, Donald Trump, en una rueda de prensa en la Casa Blanca
El presidente de EEUU, Donald Trump, en una rueda de prensa en la Casa Blanca Reuters
  • Estados Unidos podría suspender más aranceles a China para contener el impacto económico del coronavirus, según avanza Financial Times.
  • Esa exención de tasas se aplicará durante 90 días a camionetas y productos textiles, aunque se mantendrá la mayor parte de los aranceles aprobados a lo largo de los últimos 20 meses de guerra comercial y que afectan a importaciones chinas valoradas en 328.000 millones de euros. 
  • La Casa Blanca ya anunció a mediados de marzo la eliminación de aranceles a la importación de productos médicos procedentes de China para mejorar los suministros sanitarios con los que contener los contagios de coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La guerra comercial entre EEUU y China vive un momento de distensión ante la expansión internacional del coronavirus. A pesar de que el presidente de EEUU, Donald Trump, ha irritado repetidamente a Pekín al referirse a la pandemia como "el virus chino" y de que su administración podría estar a punto de anunciar nuevas medidas contra Huawei, la retirada de aranceles sobre importaciones chinas continúa desmantelando los muros arancelarios levantados por Trump.

De hecho, la Casa Blanca estaría a punto de anunciar la suspensión de un nuevo tramo de aranceles a China para contener el impacto económico del virus en EEUU, según avanza Financial Times. En concreto, se trataría de una exención temporal de tasas durante 90 días a la importación de productos como camionetas, ropa y calzado, que actualmente están sujetos al pago de aranceles de entre el 15% y el 30%.

Leer más: Los asesores económicos de Trump reconocen que la guerra comercial restó un 1% al crecimiento de EEUU en 2019 y frenó la inversión empresarial

La retirada de tasas de importación a estos productos está todavía pendiente de recibir la aprobación definitiva por parte de Trump, según ha reconocido el propio presidente a la prensa este martes. La medida busca ofrecer un respiro a las empresas estadounidenses que dependen de suministros chinos en un momento en el que están experimentando una fuerte caída en la demanda.

Además, Trump ha recibido este martes una carta firmada por más de 400 directivos y CEO de empresas de su país en la que le reclaman postergar entre 90 y 180 días el cobro de aranceles. Los empresarios aseguraban en la misiva que esa demora les permitiría preservar parte de su flujo de caja en un momento en el que sus ingresos se han reducido al mínimo y, por lo tanto, evitar el cierre de sus negocios.

Esta decisión, si llega a producirse, está en la línea de las últimas medidas comerciales respecto a China que ha anunciado Washington en las últimas semanas. A mediados de marzo, el Gobierno de EEUU ya anunció la retirada de las restricciones arancelarias a productos sanitarios de primera necesidad procedentes del gigante asiático, con el fin de mejorar los suministros sanitarios con los que cuenta el país para contener los contagios de coronavirus.

Estas medidas contradicen a Trump, que aseguraba a mediados de marzo que no levantaría ninguna de las medidas proteccionistas contra China pese a las peticiones de políticos y empresarios estadounidenses y al acuerdo comercial de primera fase que había firmado con Pekín en enero. Sin embargo, siguen vigentes la mayor parte de los aranceles aprobados por su gobierno sobre importaciones chinas valoradas en 328.000 millones de euros.

Y además