Los asesores económicos de Trump reconocen que la guerra comercial restó un 1% al crecimiento de EEUU en 2019 y frenó la inversión empresarial

El presidente de EEUU, Donald Trump.
El presidente de EEUU, Donald Trump.

Reuters

  • El presidente interino del Consejo de Asesores Económicos de EEUU (CEA), Tomas Philipson, atribuye el frenazo en el crecimiento del país en 2019 a las guerras comerciales iniciadas por su presidente, Donald Trump.
  • Además, asegura que las políticas proteccionistas de Trump han creado incertidumbre, frenando la inversión empresarial.
  • Se trata de la primera vez que la Administración Trump reconoce que la guerra comercial con China y los conflictos arancelarios con la UE está afectando negativamente a la economía de EEUU.
  • No obstante, el CEA prevé que el PIB de EEUU crezca un 3,1% en 2020, mientras que la Reserva Federal augura que el crecimiento se seguirá frenando hasta el 2%.
  • Trump había prometido al inicio de su mandato elevar el crecimiento del país por encima del 3%, una meta que todavía no ha conseguido.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Por primera vez desde el inicio de la guerra comercial, el Gobierno de EEUU ha reconocido el impacto negativo en la economía estadounidense de la ofensiva proteccionista de su presidente Donald Trump contra China, y posteriormente también contra la Unión Europea, en un giro sorprendente a 9 meses de las elecciones presidenciales.

Así, el presidente interino del Consejo de Asesores Económicos de EEUU (CEA), el economista sueco Tomas Philipson, ha admitido ante la prensa estadounidense que el frenazo en el crecimiento de EEUU en 2019, cuando pasó de un 2,9% en 2018 a un 2,3%, fue en parte a causa de los conflictos arancelarios iniciados por Trump y de la caída de la inversión empresarial por el aumento de la incertidumbre vinculado a las tensiones comerciales, como recoge Reuters.

Leer más: Las claves para entender el acuerdo comercial que han firmado Estados Unidos y China

Philipson ha asegurado que la CEA no ha realizado estimaciones concretas de cuánto ha perdido EEUU debido al impacto de la guerra comercial, pero ha señalado a las conclusiones de un informe publicado en septiembre por la Reserva Federal en el que se concluye que la incertidumbre derivada de la guerra comercial podría haber restado hasta un 1% al crecimiento de EEUU y de la economía mundial en su conjunto.

En principio, la Administración Trump había atribuido la ralentización del crecimiento en 2019 a las políticas monetarias de la Reserva Federal, que recortó hasta en 3 ocasiones los tipos de interés durante el año pasado para impulsar la economía estadounidense. Este miércoles, la CEA ha atribuido ese frenazo a las tensiones comerciales, aunque Philipson ha precisado que las medidas de Trump contra China eran necesarias para recuperar el equilibrio comercial. 

Hasta ahora, instituciones y analistas ya habían advertido de las consecuencias negativas de la guerra comercial para la economía estadounidense. En concreto, un estudio de Oxford Economics aseguraba el pasado mayo que los aranceles a China costarían a los estadounidenses 62.000 millones de dólares (más de 55.000 millones de euros) para 2020, una cantidad que equivale al 0,3% de su PIB

Mientras, en octubre, la Asociación Nacional de Economistas de EEUU recortaba su previsión de crecimiento para 2019 al 2,3% debido al impacto de la guerra comercial, al tiempo que advertía de que el avance del PIB en 2020 podría reducirse a un 1,8%. Su previsión para 2019 acabaría por cumplirse pocos meses después, mientras que la de 2020 es solo 2 décimas más pesimista que la de la Reserva Federal o el Fondo Monetario Internacional.

Leer más: Trump advierte de que la firma del acuerdo definitivo entre Estados Unidos y China para acabar con la guerra comercial puede retrasarse hasta después de las elecciones

Pese a reconocer el impacto de la guerra comercial, la CEA ha mantenido previsiones optimistas para el periodo entre 2020 y 2024. Así, prevé que el PIB de EEUU crezca este año un 3,1%, muy por encima de la estimación de la Fed y el FMI, y que su crecimiento se mantenga por encima del 3% durante los próximos 4 años, aunque para ello, según los asesores, será necesario aplicar medidas respecto a los acuerdos comerciales, a la puesta en marcha de nuevas infraestructuras y a normativas migratorias.

Esa cifra es especialmente significativa, dado que si el avance interanual del PIB de EEUU alcanza el 3%, Trump conseguiría al fin cumplir una de las principales promesas económicas que formuló en 2017 para defender su plan de recortes fiscales valorado en 1,5 billones de dólares (en torno a 1,36 billones de euros). Hasta ahora no ha podido cumplirla, dado que el crecimiento se situó en el 2,4% en 2017, en el 2,9% en 2018 y en el 2,3% el año pasado. 

En EEUU, los analistas ya descartan que Trump pueda cumplir esa promesa durante este mandato, según publicaba el mes pasado la CNN, debido al impacto de la guerra comercial con China y de la crisis en Boeing por la prohibición de vuelo del modelo 737 MAX. En cualquier caso, las elecciones presidenciales de noviembre podrían otorgarle 4 años más para intentar superar la barrera del 3% de crecimiento, especialmente tras haber cerrado un acuerdo preliminar con China.

LEER TAMBIÉN: Las políticas comerciales de Trump pueden frenar el crecimiento de Estados Unidos en 2020 por debajo del 2%, según los economistas

LEER TAMBIÉN: Trump sigue sin conseguir cumplir su principal promesa económica: sus recortes fiscales no han conseguido que el PIB de EEUU crezca un 3%

LEER TAMBIÉN: La guerra comercial de Trump ha provocado que la incertidumbre en el sector se multiplique por 10 durante el último año, según el FMI

VER AHORA: Por qué EEUU quiere prohibir TikTok y qué busca Microsoft con su compra: las claves del culebrón tecnológico de este verano

    Más:

  1. Guerra Comercial
  2. Estados Unidos
  3. PIB
  4. China
  5. Donald Trump
  6. Trending
  7. Top