La vacuna de Oxford y AstraZeneca genera una fuerte respuesta inmune al coronavirus en pacientes ancianos, la misma que en jóvenes

Ilustración de la vacuna de AstraZeneca

Reuters

  • La vacuna de Oxford y AstraZeneca arrancó la última fase de sus ensayos clínicos en agosto y todavía no han terminado.
  • Sin embargo, los resultados de la fase 2 ya se han revisado por pares y traen buenas noticias: generan una fuerte respuesta inmune, también en los pacientes más mayores.
  • Los investigadores de la vacuna de Oxford dan la bienvenida a estos resultados preliminares, ya que los ancianos son los más vulnerables ante el COVID-19.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Noviembre es un mes clave en la carrera por el desarrollo de la vacuna contra el COVID-19. Primero fue Pfizer y BioNTech, después Moderna, y ahora está a punto de saberse el resultado de la vacuna de Oxford y AstraZeneca.

La última fase del ensayo clínico de esta última todavía no ha terminado, pero lo visto hasta ahora es que genera una fuerte respuesta inmune en adultos de entre 60 y 70 años. Así se explica en un paper publicado en The Lancet con los resultados de la segunda de sus fases —son tres en total—. Los resultados de la misma "animan".

Uno de los principales desafíos de desarrollar una vacuna que frene una pandemia como la del coronavirus en tiempo récord es que las vacunas en ancianos no suelen comportarse del mismo modo que en organismos de personas más jóvenes. Pero los resultados provisionales de la segunda fase de la vacuna de Oxford, revisado por pares en The Lancet, revela que la respuesta inmune en pacientes de entre 56 y 69 años es similar a  la conseguida entre los menores de 55 años.

No habrá inmunidad de grupo en 2021 y seguiremos con mascarilla hasta 2022, según el inmunólogo López de Hoyos

Aunque de la de Oxford todavía se trata de resultados preliminares, el estudio revisado tras la segunda fase del ensayo indica que el 99% de los pacientes a los que se les administraron dos dosis de la vacuna generaron anticuerpos. A principios de noviembre Pfizer anunció que la vacuna que están desarrollando con BioNTech logra una eficacia de más del 90%, según los datos de su último ensayo clínico.

Una semana después anunció lo propio la vacuna de Moderna, con una eficacia superior al 94% también en la última fase de su ensayo clínico. Esta semana, Pfizer, por su parte, ha aumentado la eficacia de su desarrollo a un 95%.

También esta semana se ha visto cómo la vacuna que desarrolla Johnson & Johnson ha comenzado un nuevo ensayo clínico complementario, también en fase 3, que también utilizará a voluntarios de hasta 9 hospitales españoles. El ensayo de Johnson & Johnson busca terminar los exámenes a su vacuna inoculada en dos dosis.

"Estamos encantados de ver que nuestra vacuna no solo es bien tolerada por personas más mayores, sino que también estimular una respuesta inmune similar a la vista en pacientes más jóvenes", ha destacado uno de los investigadores de Oxford, el doctor Maheshi Ramasamy, en unas declaraciones que ha recogido la BBC. "El siguiente paso será ver si esto se traduce en una protección de la enfermedad por sí misma".

Lo que dicen (y lo que no) los resultados de las vacunas contra el coronavirus de Pfizer y Moderna

La población con más riesgo de sufrir complicaciones al padecer el COVID-19 son las personas más mayores o con patologías previas. "Esperamos que esto implique que nuestra vacuna ayude a proteger a las personas más vulnerables de la sociedad, pero necesitamos más estudios antes de poder asegurarnos". Los más mayores que han probado la vacuna de Oxford tampoco han padecido más efectos secundarios que los jóvenes.

Al igual que con otros desarrollos, el estudio que prueba la vacuna de Oxford contempla separar a dos grupos de pacientes. A uno de estos grupos se le suministra dos dosis de la vacuna mientras que al otro se le suministra dos dosis de un placebo.

El desarrollo de la vacuna de Oxford comenzó en enero y terminó en menos de tres meses. Las pruebas en humanos arrancaron en abril en Reino Unido. De momento solo se tienen sobre la mesa los resultados de la fase dos de los ensayos clínicos: la tercera arrancó a finales de agosto y el estudio todavía no ha terminado. Una vez concluya esta última fase, la vacuna de Oxford se sumará a la de Pfizer y a la de Moderna, en la cola para que los reguladores aprueben su comercialización.

LEER TAMBIÉN: La industria farmacéutica reivindica su valor en la sociedad: "Tenemos que ser capaces de decir todo lo bueno que hacemos"

LEER TAMBIÉN: Un caso en Australia revela que unos niños desarrollaron anticuerpos contra el virus a pesar de no dar positivo en los test

LEER TAMBIÉN: Factores de riesgo de COVID-19 si tienes cáncer: cómo afecta al tratamiento y a la evolución de la enfermedad

VER AHORA: Instagram incorpora las pestañas de Reels y Tienda en su nuevo diseño

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Salud
  3. Reino Unido
  4. Trending
  5. Top