Dylan Field, el joven de 30 años que dejó la universidad para crear Figma y se convertirá en multimillonario con la venta a Adobe

Dylan Field, CEO y cofundador de Figma.
Dylan Field, CEO y cofundador de Figma.

Figma

Cuando la empresa de software de diseño Figma acababa de empezar, Dylan Field, su cofundador y director general, y sus colegas presentaban sus productos a los equipos de diseño de los posibles clientes, pero se enfrentaban a un gran problema. Aunque los clientes estaban entusiasmados con el producto de Figma, dudaban en abandonar las herramientas existentes.

Así que cuando Field y sus colegas convencieron a otra startup, Coda, durante una reunión publicitaria para que utilizara su producto, se sintieron eufóricos, explica Claire Butler, directora senior de marketing que fue una de las primeras empleadas de Figma. Era la primera vez que convencían a todo un equipo de diseño para que utilizara su producto. "Estábamos un poco sorprendidos, pero también emocionados", dice a Business Insider

Cuando llegaron a su oficina de San Francisco para celebrarlo con comida de un conocido restaurante, Field recibió una llamada del diseñador que había presentado en Coda, que le dijo que no podía utilizar el producto porque parecía haber un error. Field puso a todo el equipo a trabajar para resolver el problema.

Acabó siendo un problema del propio ordenador o de la red del usuario. Aun así, Field y su compañero cofundador Evan Wallace, el director de tecnología, condujeron 45 minutos hasta la oficina de Coda en Palo Alto para ayudar al diseñador a solucionarlo, recuerda Butler. 

Para los que conocen a Field, su respuesta a la situación no fue una sorpresa. Incluso hoy en día siempre anda merodeando por Twitter en busca de posibles preocupaciones de los clientes, dice Butler.

"Se preocupa por nuestra comunidad de usuarios y la respeta", relata. "Son importantes para él. También quiere saber qué siente la gente acerca de Figma como herramienta, como empresa y como marca".

Así es la vida de Peter Thiel, el polémico presidente de Palantir, la misteriosa compañía de 'big data' que acaba de salir a bolsa en Nueva York

Ahora, la oferta de 20.000 millones de euros de Adobe para comprar la startup de software de diseño hace que la participación de Field en la empresa valga cerca de 2.000 millones de euros

Ha recorrido un largo camino desde que fundó Figma en 2012 a partir de una idea que surgió de su paso por la beca Thiel para emprendedores. Desde entonces, Figma ha crecido enormemente y se ha convertido en algo muy bien valorado por una gran parte de la comunidad del diseño.

La valoración de la empresa se quintuplicó, pasando de 2.000 a 10.000 millones de dólares entre 2020 y 2021 debido a 2 rondas de financiación. Ha sido respaldada por firmas como Durable Capital Partners, Index Ventures, Greylock Partners, Kleiner Perkins, Sequoia Capital y Andreessen Horowitz, entre otras.

Business Insider ha hablado con Field, sus compañeros y sus colegas sobre su trayectoria, las lecciones aprendidas y cómo dirigirá Figma tras la adquisición. 

El ascenso de Field al éxito

Evan Wallace y Dylan Field son los cofundadores de Figma.

Field, de 30 años, nacido en la bahía de San Francisco y criado en el condado de Sonoma, se interesó por el diseño a partir de la enseñanza secundaria. Cuando estudiaba en Brown, decidió especializarse en informática. Después de hacer unas prácticas de diseño de producto en el agregador de noticias Flipboard, decidió no volver a estudiar.

A los 19 años, obtuvo la beca Thiel, con la que ideó, junto con Wallace, Figma.

Aunque Figma se fundó en 2012, no sacó su primer producto hasta 2015, y lanzó una modalidad de pago en 2017. Field también tuvo que aprender a ser un CEO después de haber trabajado solo como becario, tal y como confesó en su día a Business Insider. Al principio de la trayectoria de la empresa, dijo Field, se enfrentó a un posible éxodo de empleados y tuvo que aprender a ser más abierto al feedback y a empoderar a su equipo.

Estas son las mayores lecciones que ha aprendido mientras seguía haciendo crecer la empresa.

"Sin confianza, ¿qué hay? Si no hay confianza, no se puede dar poder a la gente", explica Field.

Sus compañeros lo describen como alguien que dirige con empatía. En su viaje con la empresa le ha acompañado su familia. Su madre es una presencia frecuente en la oficina, e incluso asistió a una de las primeras conferencias de usuarios de la empresa. 

El colapso de la OPV de WeWork, al detalle: así se esfumaron sus 40.000 millones de valoración por una asociación caótica entre Adam Neumann y Wall Street

Dirigiendo el próximo capítulo de Figma

Una vez cerrado el acuerdo, Figma seguirá siendo una unidad autónoma dentro de Adobe. Field, que seguirá dirigiendo la empresa, dependerá de David Wadhwani, presidente del Negocio de medios digitales de Adobe.

Field es consciente de que muchos clientes están intranquilos ante la perspectiva de que su herramienta de software favorita sea comprada por su mayor rival. El día después de que se anunciara el acuerdo, abrió un espacio en Twitter y permitió a los clientes hacer preguntas. 

Así funciona Lumio, la startup española que facilitará el intercambio de energía solar entre particulares y aspira a ser "el Airbnb de la electricidad"

Aunque el evento solo estaba programado para 30 minutos, Field acabó respondiendo a las preguntas durante casi 2 horas. Dice que muchas de las preocupaciones de los usuarios coincidían con las que él tenía cuando se planteó el acuerdo, razón por la que las resolvió con Adobe en un acuerdo que incluye una garantía de que Figma mantendrá su autonomía. 

Field hizo lo mismo con sus empleados en una reunión que mantuvo justo después de que se anunciara el acuerdo. Aún sigue respondiendo preguntas en un canal de Slack llamado "AMA-adquisición".

"Lo que importa mucho más que mis palabras en este momento son nuestras acciones en los próximos años", comenta Field. "Y soy muy consciente de ello, así que estoy ansioso por volver a desarrollar con el equipo y luego, simplemente, mostrar a la gente con el tiempo y con nuestra consistencia que vamos a cuidar de ellos y que van a estar bien".

Así ve Field el futuro del diseño

Aunque el acuerdo puede convertir a Field en multimillonario, sus compañeros y colegas explican que nunca pareció que su objetivo principal fuera vender Figma para obtener grandes beneficios. Mamoon Hamid, socio de Kleiner Perkins, que dirigió la ronda de serie B de Figma, cuenta que invirtió porque vio a un fundador curioso por naturaleza que tenía un "punto de vista claro" sobre hacia dónde debería ir el diseño y el futuro del software de trabajo.

El propio Field es inversor en la industria del futuro del trabajo, ya que ha respaldado a Gather, una startup de videochat que ofrece audio espacial para humanizar las interacciones virtuales.  "Es muy detallista cuando se trata de su propio producto, de la empresa, de cómo se construye, del tipo de personas que contratamos. Se siente muy orgulloso de los detalles, de la autoría del producto", subraya Hamid.

¿Qué asignatura tendría que haberse impartido que te hubiera ayudado a afrontar tu vida laboral? 61 empresarios, inversores, directivos e investigadores revelan qué echaron en falta y qué cambiarían

Howie Liu, fundador y consejero delegado de la empresa de software Airtable, se hace eco de esta afirmación. "Tiene un carisma y una pasión que son realmente inspiradores, pero también tiene un carácter tranquilo e intenso", describe Liu. 

Field ha reflexionado profundamente sobre cómo está cambiando el trabajo y dónde encaja Figma en eso. Esta es la razón por la que Adobe quiera traerlo a él y a su compañía a su ecosistema, explica Scott Belsky, jefe de producto de Adobe.

"Dylan es un ingeniero, un pensador de productos y un diseñador increíble. Creo que siente una enorme empatía hacia los diseñadores de productos", dice Belsky. "También tiene muchos principios y una increíble capacidad para saber qué es lo más importante y hacer lo que sea necesario para preservarlo".

Otros artículos interesantes:

Cómo pueden las startups seguir los pasos de Patagonia, según 8 inversores de capital riesgo

Juan Roig invertirá hasta 1,5 millones de euros en 4 de estas 13 startups: así son las candidatas

El frenazo a la financiación amenaza a las startups europeas: EQT Growth lanza un fondo de 2.400 millones para cambiar la situación

Te recomendamos