Algunos pacientes con coronavirus pueden sufrir microderrames cerebrales demasiado pequeños como para notarlos: los mareos y delirios son algunos de sus síntomas

Some coronavirus patients may suffer from 'micro-strokes' that are too small to notice. Dizziness or confusion could be a sign.
create jobs 51/Shutterstock

create jobs 51/Shutterstock

  • Una creciente evidencia sugiere que los pacientes con coronavirus, incluidos los jóvenes, podrían sufrir derrames cerebrovasculares como resultado de coágulos sanguíneos y ni siquiera notarlo.
  • El doctor Nate Favini, que trata a pacientes con coronavirus en San Francisco, sospecha que algunos enfermos puedan estar experimentando "microderrames cerebrovasculares" sin darse cuenta.
  • Algunos enfermos presentan problemas neurológicos como mareos, confusión o sensación de "malestar", pero se necesitan más datos para vincular estos síntomas con el virus propiamente dicho.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los médicos de la ciudad de Nueva York detectaron un patrón inusual en abril: un pequeño grupo de pacientes jóvenes con coronavirus había experimentado derrames cerebrales causados ​​por coágulos sanguíneos en el cerebro.

Antes de la pandemia, los médicos del Hospital Mount Sinai de la ciudad de Nueva York estaban acostumbrados a que les llegara un paciente menor de 50 años con un derrame cerebral cada 2 semanas, pero entre el 23 de marzo y el 7 de abril, se encontraron a 5 pacientes que encajaban con la descripción. Todos dieron positivo por COVID-19.

"Nuestro informe muestra un aumento de 7 veces en la incidencia de derrames cerebrovasculares repentinos en pacientes jóvenes durante las últimas  semanas", menciona a Thomas Oxley, neurocirujano de Mount Sinai, a la CNN. "La mayoría de estos pacientes no tienen antecedentes médicos y estaban en casa con síntomas leves (o en dos casos, sin síntomas) de COVID-19".

Leer más: Los ERTE por fuerza mayor se ampliarán hasta el 30 de junio tras el acuerdo entre Gobierno, sindicatos y patronal

Los médicos creen que los derrames cerebrales probablemente estén relacionados con coágulos sanguíneos fruto del coronavirus. "El virus puede crear una propensión a la coagulación", señala a Business Insider Nate Favini, director médico de Forward, recopilatorio de datos del COVID-19 en Estados Unidos. "Sospecho que eso es lo que está detrás de los derrames que estamos viendo".

Pero no todos los derrames son potencialmente mortales.

"Mi sospecha es que hay algunas personas que reciben microderrames esencialmente pequeños sin siquiera darse cuenta", alerta Favini. Esos pacientes "pueden tener algunos cambios cognitivos o incluso de humor" que persisten incluso después de la enfermedad. También experimentan mareos, confusión o delirio.

Leer más: El plan de resiliencia de Repsol: más gas natural, más renovables, mantener los niveles de deuda y contención del gasto

"Mi cabeza no va tan rápida como solía"

Investigadores chinos demostraron que el coronavirus puede invadir el sistema nervioso: un estudio realizado en abril con 214 pacientes en Wuhan, China, descubrió que más de un tercio de los pacientes tenían síntomas neurológicos. Al menos un 6% de los pacientes experimentaron un derrame cerebral.

De los sujetos  estudiados, el 25% experimentó mareos, dolor de cabeza, confusión, delirio, convulsiones o problemas de equilibrio; entre esos síntomas, el mareo fue el más común, afectando a casi el 17% de los pacientes.

Leer más: Enfermos de coronavirus que deberían estar inconscientes por falta de oxígeno pueden parecer perfectamente sanos: los médicos lo llaman "hipoxia silenciosa"

"Algunos mencionan que no se sienten bien, simplemente, como que se sienten" fuera de lugar "de alguna manera", resalta Favini. Sobre este hecho, un equipo de médicos cuenta a Kaiser Health News cómo estos problemas neurológicos han empezado a emerger con más fuerza desde la llegada del coronavirus.

"Se debilitan y se deshidratan, y cuando se ponen de pie para caminar, colapsan y se hacen daño", precisa el doctor Sam Torbati, director médico del departamento de emergencias del Centro Médico Cedars-Sinai. "Cuando les hicimos las pruebas, descubrimos que lo que produce estos cambios es un efecto del coronavirus en el sistema nervioso central". Unos síntomas también presentes en los jóvenes.

Leer más: La apertura de las guarderías y colegios en la siguiente fase de la desescalada contrasta con las dudas de los científicos sobre cómo propagan los niños el coronavirus

"Estaba muy confundido las dos primeras semanas que tuve síntomas, como mareado", comenta a Business Insider Kelsey Meeks, un abogado de 36 años que dio positivo por el virus el 5 de abril. "Ahora mi mente no van tan rápida como solía".

La confusión de Meeks llega hasta tal punto que hace un par de días no podía ni siquiera recordar su propio código postal. "Escribí la dirección 3 veces antes de acertar", recuerda el abogado. "Es frustrante para tu cerebro no funcionar como lo ha hecho siempre".

Un vínculo entre trazos, coágulos y el coronavirus

Los científicos aún no están seguros de por qué se manifiestan estos síntomas neurológicos. Puede ser que el virus dañe las neuronas de la nariz, lo que le permite cruzar del tracto respiratorio hacia el cerebro, o que se adhiera al revestimiento interior de los vasos sanguíneos y, partir de ahí, penetrar la barrera entre la sangre y el cerebro.

Las teorías se disparan hasta tal punto que se ha llegado a relacionar los coágulos de sangre con la mayor prevalencia de derrames cerebrovasculares entre los pacientes con coronavirus. Un estudio neerlandés sobre 184 pacientes con coronavirus encontró que casi un tercio de los pacientes tenían coágulos de sangre. Alrededor del 4%, además, tenían las arterias bloqueadas y corrían el riesgo de un derrame cerebral.

Leer más: Estos son los casos en los que debes llevar mascarilla en un coche

En Nueva York, una mujer sana de 33 años acudió al hospital con dificultades para hablar y todo el lado izquierdo de su cuerpo entumecido y debilitado. Los médicos descubrieron que tenía un coágulo de sangre en su arteria carótida, que suministra sangre al cerebro.

La razón de estos coágulos entre los pacientes con coronavirus también es un misterio. El virus puede atacar los vasos sanguíneos, pero algunas teorías aseguran que lo que hace es inflamarlos o, directamente, agotar los niveles de oxígeno en la sangre.

Crystal Cox/Business Insider

Crystal Cox/Business Insider

Favini menciona que se necesita una tomografía computarizada particular, en la que se inyecta un colorante en los vasos sanguíneos para poder ver los coágulos de sangre. Eso significa que los coágulos podrían pasar desapercibidos entre los pacientes que están siendo tratados por síntomas leves de coronavirus, como fiebre, tos o dolor de garganta.

Por ahora, la evidencia que vincula los síntomas neurológicos con el coronavirus es tenue, pero Favini asegura que los derrames cerebrovasculares son una amenaza peligrosa. "Para algunas de estas personas con derrames cerebrales, ese daño es permanente y es posible que no tengan una recuperación completa".

LEER TAMBIÉN: Cuándo se podrá viajar a otra provincia y comunidad autónoma

LEER TAMBIÉN: Test privados de coronavirus: precios, dónde hacerlos y condiciones

LEER TAMBIÉN: Una nueva cepa del coronavirus más contagiosa que la original que podría poner en peligro las vacunas que están en desarrollo, según científicos estadounidenses

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España

    Más:

  1. Enfermedades
  2. Coronavirus
  3. Trending
  4. Salud
  5. Medicina