Las escuelas no son un foco de contagio de COVID-19: varios estudios evidencian que no han aumentado los casos tras la reapertura

La primera semana de clases en Larramendi Ikastola en Mungia, España, el 8 de septiembre de 2020.
La primera semana de clases en Larramendi Ikastola en Mungia, España, el 8 de septiembre de 2020.
REUTERS/Vincent West
  • La reapertura de los centros educativos era uno de los escenarios más preocupantes de la vuelta a la normalidad, dado el ratio de contactos y condiciones propicias para una rápida propagación de COVID-19. 
  • Sin embargo, numerosos estudios evidencian que, con las medidas pertinentes, las escuelas no están siendo un foco de contagio. 
  • De hecho, la mayoría de los casos reportados en menores —según estudios realizados en España, Alemania y Noruega— se producen en el entorno familiar.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La reapertura de los colegios en medio de la pandemia de COVID-19, era uno de los escenarios más preocupantes de la vuelta a la normalidad

Algunos expertos en España aseguraban a Business Insider España que una vuelta a las aulas sin riesgo no era posible sin tiempo ni previsión. 

"Muchas instrucciones las han entregado hace poco [cercano al inicio del curso escolar] o han salido en julio, qué margen de maniobra dejas a los centros: muy poco", dice Sonia García a Business Insider España, secretaria de comunicación de ANPE, sindicato independiente, al servicio del profesorado de la enseñanza pública.

Sin embargo, numerosas investigaciones esclarecen que los niños no son los principales protagonistas —ni consistentes focos de infección— en la propagación de la pandemia

Leer más: Todo lo que se sabe sobre los niños y el COVID-19: contagian igual que los adultos, pero pueden empezar con síntomas diferentes y tener el virus activo durante más tiempo

Una revisión de la literatura pediátrica relacionada con el COVID-19 de Don't Forget The Bubbles asegura que estos representan entre 1% y el 5% del número total de casos. Y que la aseveración de la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus es inusual —una de las razones por las que su capacidad de difusión podría ser menor: al no presentar síntomas, propagan con menos eficiencia la enfermedad—.

Asimismo, una observación de contagiados (2 estudiantes de secundaria, uno de primaria y 3 adultos) llevada a cabo por investigadores irlandeses antes del cierre de los centros educativos evidenció que los menores no habían infectado a ninguno de los 1.155 contactos analizados

Ahora, en España, un estudio que vigila a colegios de 5 comunidades autónomas diferentes, ratifica que las aulas no son focos de superpropagación de COVID-19 ni de grandes cadenas de contagios. 

En declaraciones recogidas por Cadena Ser del autor principal, Enric Álvarez, investigador de biología computacional y sistemas complejos de la Universidad Politécnica de Barcelona, las escuelas no expanden el virus de manera determinante, pero han de seguir controlándose ante los posibles contactos entre alumnos. 

De hecho, según los hallazgos del estudio, el 90% de los casos positivos de los menores tienen lugar fuera del colegio —aunque se detecten en clase, sin nuevos infectados—. O, en consonancia con una de las investigaciones del Instituto Nacional de Salud Pública de Noruega, ocurrieron entre alumnos infectados por adultos en sus hogares

"Las escuelas no están siendo un foco de contagio", sostienen el ministro de Sanidad de España y la ministra de familias de Alemania

Mientras, el ministro de Sanidad de España, Salvador Illa ha señalado, a un mes del inicio del curso, que estas se han convertido en un espacio de detección precoz más que en un lugar de contagios, puntualiza León Noticias.

"En estos momentos, afortunadamente, las escuelas no están siendo un foco de contagio. Pero no se puede bajar la guardia. Hay que mantener todas las medidas en el entorno educativo con la misma intensidad con la que las estamos implementando", advierte Illa. 

En esta misma línea, la ministra de Familias de Alemania, Franziska Giffey ha insistido en que las clases habituales deben continuar el mayor tiempo posible, recoge Fianncial Times.

"Las guarderías no son fuentes de infección, los niños no son fuentes de infección", sentenció la ministra, según FT.

Leer más: Los niños asintomáticos pueden tener el coronavirus activo en su cuerpo durante semanas, según advierte un reciente estudio

Además, un estudio alemán del Instituto de Economía Laboral (ILE) sostiene que el número de nuevos contagiados en el país no se incrementó tras la reapertura. De hecho, fue sorprendentemente a la inversa. 

"Este resultado ciertamente fue en contra [de nuestras expectativas]", ha reconocido al medio económico Ingo Isphording, uno de los autores del informe junto a Marc Lipfert y Nico Pestel.

Según sus datos, la baja incidencia de propagación en los centros educativos se debe a las medidas de higiene implementadas, las mascarillas, la reducción del número de alumnos y las cuarentenas de los niños o clases afectados por un caso de COVID-19. 

LEER TAMBIÉN: La fatiga y el dolor de cabeza son los síntomas más comunes del COVID-19 en los niños, según apuntan varios estudios

LEER TAMBIÉN: Motivos por los que no debes llevar a tu hijo al colegio más allá de los síntomas compatibles con el coronavirus

LEER TAMBIÉN: Europa da un paso atrás e impone nuevas y más fuertes restricciones por el COVID-19

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido

    Más:

  1. Educación
  2. Niños
  3. Coronavirus
  4. Enfermedades
  5. Trending
  6. Top