Pasar al contenido principal

9 centros de datos escondidos en lugares imposibles: desde un fuerte marino a un búnker nuclear de la Guerra Fría o una capilla en Barcelona

El técnico Spencer Fowers pega el logo de Microsoft en el centro de datos del proyecto Natick.
Scott Eklund/Red Box Picture
  • Todas las acciones de los usuarios en internet se traducen en datos que han de ser almacenados.
  • Además, el volumen de información va a aumentar con la llegada del 5G y el Internet de las Cosas, por lo que se hace todavía más necesario contar con buenos centros de datos.
  • Los centros de datos deben estar situados cerca de los usuarios para que la información recorra la menor distancia posible.
  • A continuación se muestran las ubicaciones más extrañas de estos sistemas de almacenamiento.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cada vez que ves una serie en Netflix o que te conectas a Facebook necesitas acceder a una gran cantidad de datos que deben ser almacenados en algún sitio.

Esta información se guarda en los centros de datos, que son los lugares adecuados para ello. Deben cumplir unas condiciones específicas, como que se encuentren en un espacio seguro o que estén cerca de los usuarios para que no recorran demasiada distancia.

DE-CIX, el operador más importante de puntos de intercambio de internet, ha realizado una selección de data centers ubicados en lugares que no podrías adivinar. Echa un vistazo a continuación:

Catedral ortodoxa Uspenski

Centro de datos en una catedral
Wikimedia Commons

Durante la II Guerra Mundial este edificio se convirtió en un refugio antiaéreo. Y este espacio, que se encuentra bajo sus cimientos, es el que se ha convertido en un centro de almacenamiento de datos.

Allí la temperatura es lo suficientemente fría para mantener los servidores. Y la energía que desprenden se aprovecha para distribuirla por el sistema de calefacción de los hogares que rodean la catedral. De este modo cerca de 500 hogares se nutren de ello.

El fuerte marino de Sealand

Centro de datos en un fuerte marino
Wikimedia Commons

Este lugar guarda una historia realmente curiosa. Sealand es una micronación de apenas 550 metros que se sitúa frente a la costa de Gran Bretaña. Además, no tiene ni un solo milímetro de tierra firme, como explica El Español.

Todo su territorio se limita a la plataforma que aparece en la imagen. Se trata de un fuerte que construyó Reino Unido durante la II Guerra Mundial. Al marcharse el ejército un grupo de personas lo ocupó y empezaron a emitir un programa de radio.

También funcionó como centro de almacenamiento de datos. Y aunque el proyecto fue finalmente abandonado, el portal de descargas ilegales The Pirate Bay quiso alojar allí sus servidores para escapar de sus problemas con la legislación. Sin embargo, y a pesar de que pusieron en marcha una recogida de fondos para comprar Sealand, no lo consiguieron.

Intergate Manhattan: un edificio de 32 plantas

Centro de datos en Nueva York
Wikimedia Commons

Este rascacielos mide 160 metros. En sus últimas plantas tiene 5 torres de refrigeración, es decir, el ecosistema perfecto para ubicar un centro de datos.

En la página web del centro de datos del edificio puedes encontrar más información. Venden sus servicios como una infraestructura segura, rápida y fiable para que las empresas instalen allí sus servidores. De hecho dispone de cerca de 300.000 metros cuadrados de espacio reservado a tal efecto.

Leer más: Cómo hacer una copia de seguridad en Windows 10 paso a paso 

Una mina que se reconvierte en centro de datos

Lefdal Mine Datacenter
Youtube

Resulta necesario que un data center cuente con buena refrigeración. Como los servidores deben trabajar durante 24 horas sin interrupción se generan altas temperaturas que pueden alterar su funcionamiento.

Este centro de datos ubicado en Noruega ha encontrado una solución imaginativa: instalar los servidores dentro de una mina. Se trata del Lefdal Mine Datacenter, que cuenta con 120.000 metros cuadrados que se refrigeran a través del agua de los fiordos noruegos. Esta mina funciona únicamente con energías renovables.

Una capilla llena de servidores

Microsoft Data Center
Robert Scoble/Flickr

La capilla de Salem, ubicada en la ciudad de Leeds (Reino Unido), tiene sus orígenes en el año 1791. Aunque fue cerrada en 2001 y desde entonces funciona como centro de datos.

Es considerado uno de los data centers más originales del mundo. De hecho, en su página web te animan a votarla para que se reconozca como el centro de datos más bonito de todo el planeta.

Un búnker nuclear de la Guerra Fría

Centro de datos en un búnker
Wikimedia Commons

Se encuentra en Suecia y fue construido durante la Guerra Fría, fruto del miedo a que se produjese un ataque nuclear. Pero no fue hasta 2008 que se convirtió en centro de almacenamiento de datos.

Está a 30 metros bajo tierra y lo custodia una puerta de acero. Para que los operarios no sufran claustrofobia lo han equipado con jardines y cascadas de agua, además de un tanque para peces.

Su estructura lo convierte en un lugar seguro y bien refrigerado.

Los datos de Facebook, al borde de la congelación

Centro de datos de Facebook
Wikimedia Commons

A simple vista este edificio puede no guardar particularidad alguna. Sin embargo su extraña ubicación lo convierte en un centro de datos muy especial.

Cuando Facebook experimentó un crecimiento incontrolable, Mark Zuckerberg decidió instalar un centro de almacenamiento de datos para la propia compañía. Como necesitaba una excelente refrigeración eligió como base de operaciones el Círculo Polar Artículo, concretamente la ciudad sueca de Lulea.

Al encontrarse expuesto a temperaturas tan frías, este data center no necesita generadores adicionales y funciona de forma más eficiente.

Cuenta con una página de Facebook en la que puedes seguir todas sus novedades.

El centro de datos submarino

Microsoft

Microsoft

Todavía no está en funcionamiento, pero Microsoft ya ha desarrollado un proyecto para construir un centro de datos sumergible.

Estará ubicado en la costa de Escocia. Consiste en un contenedor de transporte de unos 12 metros de longitud, prefabricado y listo para almacenar información bajo el agua.

Se calcula que la mitad de la población mundial vive en un radio de 200 kilómetros de la costa, por lo que un proyecto de este calibre es útil y necesario.

El ordenador más potente de España está en Barcelona

Girona.
Getty Images

Concretamente en la Torre Girona, que antaño fue lugar de culto religioso en una finca privada. Entre sus paredes ahora habita el superordenador con mayor potencia en España: el MareNostrum.

Tiene la potencia de 50.000 procesadores y una capacidad de almacenamiento de 11 petabytes (una equivalencia de 10 elevado a 15 bytes). El MareNostrum está guardado dentro de una gran urna de cristal.

Actualmente  la Torre Girona también es la sede del rectorado de la Universidad Politécnica de Cataluña, como se explica en la web de turismo de Barcelona.

Fuentes: eldiario.es, DE-CIX

Y además