Así es el euro digital en el que está trabajando el BCE: totalmente gratuito, protegerá los datos personales y tendrá un uso limitado

Banco Central Europeo
  • El Banco Central Europeo (BCE) está trabajando en el desarrollo y la implantación del euro digital. Uno de los aspectos clave es el de la privacidad de los usuarios, que debe estar por encima de la que ofrecen las criptomonedas.
  • Además, el BCE afirma que será una divisa gratuita y estará disponible para todos los ciudadanos, aunque tendrá límites a la hora de llevar a cabo algunas transacciones.

El Banco Central Europeo (BCE) trabaja desde hace años en el desarrollo y la implantación del euro digital. Esta divisa pretende ser una alternativa más segura para los usuarios que criptomonedas como el Bitcoin o las divisas electrónicas de China y Rusia..

Uno de los aspectos clave del euro digital es el de la privacidad. El BCE tiene el objetivo de asegurar por completo los datos personales de los consumidores, protegiendo así a la eurozona de la amenaza de otras monedas digitales.

El planteamiento del BCE es que el euro digital sea un bien público y disponible para todos los ciudadanos, según avanza Reuters.

"Por lo tanto, tendría sentido que sus servicios básicos fueran gratuitos, por ejemplo, cuando se usa el euro digital para pagar a otra persona, como es el caso del efectivo", confirma a Reuters Fabio Panetta, miembro de la junta directiva del BCE.

Cómo mantener bitcoin y otras criptomonedas seguras mediante el uso de almacenamiento en frío

La intención es que el banco central se involucre en los pagos digitales y proteja así al consumidor, ya que al no ser una empresa privada no existe interés comercial en monetizar los pagos de los usuarios.

El euro digital también tendrá limitaciones: algunas operaciones no estarán disponibles

Eso sí, esta moneda digital presentaría algunas limitaciones frente a los productos que ofrecen las entidades bancarias. 

El BCE no ofrecerá cuentas a los ciudadanos, y además no va a permitir que los usuarios establezcan pagos programados y regulares, por lo que será imposible cubrir transacciones como facturas o alquileres.

Esto se debe a que el BCE no quiere competir con los bancos comerciales, que ya se habían mostrado preocupados ante la posible pérdida de clientela si el euro digital ofrecía este tipo de operaciones.

"Los intermediarios supervisados por el banco central son los que tienen la labor de identificar los servicios de pago avanzado que se pueden ofrecer", afirma el BCE.

En cualquier caso, la entidad comunitaria no descarta el desarrollo de su propia aplicación para realizar pagos con el euro digital. Otra opción es la de permitir a los bancos comerciales que integren esta divisa electrónica en sus propias plataformas.

Según adelanta Reuters, esta posible app del BCE sólo incluiría, en principio, funciones de pago básicas, aunque se podría utilizar en cualquier lugar de la zona euro.

Por último, desde el mismo medio aseguran que el BCE está trabajando en mantener un equilibrio entre la privacidad de los usuarios y el control de los mismos, ya que quiere evitar a toda costa que el euro digital pueda servir para la evasión fiscal y la financiación del terrorismo.

Hay que recordar que los inversores de criptomonedas están bajo la lupa de Hacienda desde hace tiempo, pues algunos usuarios las utilizan para estos fines ilícitos. 

La emisión del euro digital todavía es lejana. Algunas estimaciones la sitúan a 5 años vista.

Otros artículos interesantes:

¿Quién es el mayor poseedor de bitcoins del mundo?

Lagarde pone las inversiones verdes en el punto de mira del Banco Central Europeo y primará los bonos verdes

Una transacción de bitcoin emite tanto CO₂ como un hogar durante 3 semanas, según el Banco Central de Holanda

Te recomendamos