Europa prevé regular la economía de plataforma para mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores, y las empresas avisan de los costes millonarios que supondrán las nuevas medidas

Riders de Glovo esperan para realizar sus pedidos.
Riders de Glovo esperan para realizar sus pedidos.
REUTERS/Valentyn Ogirenko
  • La Comisión Europea hará pública el 8 de diciembre su nueva Directiva que pretende regular la economía de plataforma reforzando los derechos de los trabajadores. 
  • Las nuevas medidas incluyen establecer un salario mínimo y mejores condiciones laborales para los trabajadores de empresas como Glovo, Uber o Deliveroo. 
  • Desde algunas agrupaciones empresariales alertan de que esto puede llevar a la destrucción de empleo en el sector y un aumento del precio de los servicios en el consumidor final. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Tan solo 4 meses después de la entrada en vigor de la ley rider en España, la Comisión Europea también va a regular la economía de plataforma y los derechos de sus trabajadores. Algo, que tendrá un gran impacto en el sector del envío a comida a domicilio y sus empresas. 

Según una información de Bloomberg, quien ha podido ver en exclusiva el borrador de la Directiva de la Comisión que se espera se publique el próximo 8 de diciembre, el órgano europeo estima que las nuevas medidas supondrán un coste de 4.500 millones de euros extra anual al sector. 

A su vez, la nueva regulación permitirá a los trabajadores de la economía de plataforma tener acceso a un salario mínimo y a una serie de protecciones legales, cuestiones que los sindicatos llevan reivindicando desde hace varios años. 

En España muchas de esas reivindicaciones desembocaron en la ley rider que entró en vigor el pasado 12 de agosto. Sin embargo, hasta el momento no existe una regulación conjunta en el marco de la Unión Europea para los países miembro. 

En una tribuna publicada en los principales periódicos europeos y firmada por algunos de los ministros de trabajo de países como Alemania, Portugal, Italia o España, aseguraban que "las plataformas de trabajo digitales solo serán sostenibles si ofrecen empleos de calidad y respetan los derechos laborales". 

Yolanda Díaz, junto con sus colegas europeos señalaba que "los trabajadores y trabajadoras de empresas de plataforma digitales a menudo ni siquiera perciben el salario mínimo, no están cubiertos por convenios colectivos, no disfrutan de vacaciones pagadas, están expuestos a riesgos para la salud y la seguridad, no tienen derecho a una baja por enfermedad retribuida ni a ninguna protección de la seguridad social". 

Por esta razón, una regulación conjunta, subrayan, permitiría que "las empresas de plataforma se rijan por las mismas normas que cualquier otra empresa offline."

Sin embargo, la noticia no ha sentado bien en los mercados. Las acciones de compañías como Uber, Deliveroo o Delivery Hero, quienes se verán afectadas con la nueva regulación europea, han amanecido en la jornada de hoy con importantes descensos.

De la batalla perdida contra Glovo a las ciudades sin pedidos durante semanas: los extrabajadores de Deliveroo retratan las auténticas razones de la salida de la compañía de España

De hecho, muchas de estas empresas llevan varios meses presionando a la Comisión Europea y alertando de que las nuevas medidas provocará la pérdida de miles de empleos, y que muchos de sus trabajadores prefieren seguir operando bajo la figura de "autónomo". 

En este sentido, una de las propuestas que recoge la Comisión es que cualquier trabajador de la economía de plataforma será asalariado independientemente lo que recoja su contrato con la empresa. 

Por su lado, un consorcio de empresas de la economía de plataforma llamado Move EU, al que pertenecen compañías como Uber o FreeNow, aseguraba que "las plataformas de transporte por carretera están muy dispuestas a apoyar la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores de las plataformas. Pero crear más inseguridad jurídica y litigios solo conducirá a menos oportunidades de trabajo para los cientos de miles de trabajadores de plataformas en toda Europa."

Lo que si aseguran desde el órgano europeo es que las nuevas medidas afectarán al consumidor final que probablemente vea un incremento en el precio final al utilizar servicios de transporte o envío de comida a domicilio. 

Por el momento, la Comisión presentará su propuesta la próxima semana y aún tendrá que recabar el apoyo de los países de la UE y del Parlamento Europeo antes de convertirse en ley.

Esta nueva Directiva europea se anunció el pasado mes de febrero y desde entonces, la Comisión ha estado en contacto permanente con todos los agentes del sector, desde sindicatos a compañías. 

En España por el momento, UGT y CCOO, junto con la compañía Just Eat, se encuentran inmersos en la elaboración de lo que será el primer convenio colectivo del sector del reparto de comida. 

Otros artículos interesantes:

A Uber Eats no le asusta la competencia: entrará en las entregas ultrarrápidas de la mano de socios como Carrefour

La Inspección de Trabajo obliga a Glovo a dar de alta a 1.316 repartidores y pagar 8,6 millones de euros

El fundador de Glovo tacha de "chapuza" la ley de 'riders' y acusa a "ciertos partidos" de llevar a cabo una "campaña mediática" contra ellos

Te recomendamos