Té kombucha: falsos mitos de esta bebida de moda desmontados por la OCU

kombucha

Getty Images

  • ¿Conoces esta bebida milenaria? La kombucha lleva bebiéndose en China desde hace 2.000 años.
  • Ahora, es una bebida de moda en occidente que asegura ser la panacea del té y de tener infinidad de beneficios para la salud. 
  • Desde la OCU han querido verificar estos beneficios y, al parecer, son bastantes menos de los que se conocen. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El té kombucha ha llegado hace relativamente poco a occidente, y ha comenzado a comercializarse con normalidad en los supermercados. Pero esta bebida ya se consumía en China hace 2.000 años y tradicionalmente se había elaborado siempre de forma casera. 

Este tipo de té fermentado está hecho a base de hongo manchuriano, también conocido como hongo del té u hongo chin, y es una bebida que se elabora a partir de té endulzado que ha sido fermentado por una colonia simbiótica de bacterias y levadura.

El resultado se llama SCOBY y se caracteriza por tener un aspecto gelatinoso. Además, al igual que la colonia con la que se elabora el kéfir, esta se puede multiplicar infinitamente si recibe alimentación.

6 bebidas refrescantes y sanas que puedes hacer tú mismo

Tal y como han explicado en la OCU el conjunto de estos microorganismos actúa sobre el té produciendo CO2, ácido acético y pequeñas cantidades de alcohol, dando lugar a su particular y efervescente sabor que puede recordar al vinagre de manzana o a alguna variedad de champán, según el tipo de té.

Lo que han querido explicar desde la organización de consumidores y usuarios en su sección #nocuela es que, pese a que se ha hecho muy buena prensa de este tipo de esta bebica, no se debe olvidar que, en primer lugar, como cualquier otro té, la kombucha es una bebida que contiene cafeína y que no tiene un gran aporte  nutricional. 

Otro de los atributos que se le ha dado es que gracias a su fermentación es rica en probióticos y que, por lo tanto, tiene una serie de beneficios como: mejora los problemas digestivos, fortalece el sistema inmune, normaliza la presión arterial, combate la artritis y el dolor de articulaciones incluso previenen la pérdida de memoria.

La realidad es que no existe evidencia científica que garantice estas propiedades de la kombucha, por lo que desde la OCU quieren remarcar que no se puede verificar, ni atribuirle estos beneficios.

También hay que tener en cuenta que la kombucha no está pasteurizada y sus condiciones de preparación e higiene han de ser muy específicas. Por ello, no se recomienda para personas que tengan alguna patología intestinal o del sistema inmunológico, mujeres embarazadas que no la hayan consumido antes, mujeres lactantes y niños menores de 5 años. 

Respecto al alcohol, la cantidad presente es muy pequeña, pero su presencia debe tenerse en cuenta en casos de personas con problemas de alcoholismo o en fase de recuperación.

Otros artículos interesantes:

Qué es la kombucha, la curiosa bebida a base de té y bacterias que aspira a colocarse como el refrescos saludable de moda

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando comes kéfir todos los días

Estas son las 11 bebidas que más se consumen en verano y las que más engordan

Te recomendamos