Frutas y verduras que están de temporada en septiembre (por lo que están más baratas y buenas)

niño mochila comienzo manzana
Getty Images

Optar por frutas y verduras de temporada es la forma más recomendable para cuidar el planeta y el bolsillo.

Adquirir productos fuera de época supone invertir en alimentos de invernaderos o importadas, lo cual supone mayor contaminación derivada de su traslado.

Por otro lado, los alimentos de temporada siempre estarán a un mejor precio, ya que existe oferta abundante y son más fáciles de producir.

Y sobre todo sabrán mucho mejor, ya que nunca estarán en un punto más óptimo que cuando las condiciones climáticas se ajustan a su cultivo.

Además en septiembre la variedad de frutas y verduras de temporada es realmente amplia.  A continuación puedes comprobar cuáles son siguiendo el calendario de Soydetemporada.

Frambuesa

frambuesas, frutos del bosque
Jonathan Mast/Unplash

Las frambuesas aportan un buen número de antioxidantes, y son unas frutas que más cantidad de fibra suministran.

Además rebosan magnesio y vitaminas C y K.

Granada

granada
Getty Images

La granada es una de las frutas que no debería faltar en tu cocina.

Motivos para ello sobran, es rica en antioxidantes, tiene pocas calorías, (34 calorías por 100 gramos) y además conlleva numerosos beneficios para la salud, como ayudar a reducir el riesgo de diversas enfermedades graves como las cardíacas o el cáncer.

Higo

Fruta afrodisiaca, higo

Unsplash

La temporada de esta dulce y, dicen que afrodisíaca, fruta termina en septiembre, por lo que este mes es el último para poder disfrutarlos.

Entre sus nutrientes los higos son ricos en hierro y flavonoides.

Manzana

Manzana

Getty Images

Esta popular fruta está repleta de beneficios para tu organismo. Es rica en fibra, agua y antioxidantes mientras que apenas aporta calorías.

Para saber si una manzana está en su punto de madurez debes comprobar al cogerla por el medio si su carne se mantiene firme o su piel se arruga muy poco.

Melocotón

melocotones
LuAnn Hunt/Unplash

Aterciopelada, dulce y veraniega, el melocotón es una de las frutas que puedes seguir encontrando en septiembre.

Tomarlo aportará a tu dieta minerales como calcio, potasio, fósforo, hierro y manganeso.  También aportan buenas cantidades de flavonoides y fibra.

Melón

Melón

Getty Images

El melón es rico en agua, bajo en azúcares por lo cual resulta un alimento perfecto para hidratarse y endulzarse sin miedo a engordar. 

Además está cargado de fibra, vitaminas y minerales.

Mora

Varias moras.

Pixabay

Las moras son un alimento cargado de nutrientes.

Comer esta fruta te proporcionará fibra, vitamina C, vitamina E, folatos, y otra buena cantidad de antioxidantes.

Pera

Beneficios que tiene comer peras
Getty Images

Aunque suele ser la segundona, tras la manzana, la pera es una fruta que bien merece recibir atención.

Es baja en calorías, rica en fibra y lleva ciertos compuestos vegetales con efecto antioxidante que hacen que los beneficios de la pera para tu cuerpo sean importantes.

Uvas

Uvas
Getty Images

Dependiendo de la variedad, las uvas pueden encontrarse desde la última temporada del verano hasta finales de invierno.

Son ricas en antioxidantes, vitamina B6, vitamina C y potasio.

Tomate

Cortar tomates.
Getty

Aunque se encuentren sin problema durante todo el año, su temporada óptima en nuestro país es el verano.

Son ricos en antioxidantes, especialmente en licopeno. Además aportan pocas  minerales y vitaminas, entre los que destaca el potasio, los folatos y la vitamina K, esencial para la salud cardiovascular y ósea, entre otras.

Acelga

acelgas
Getty Images

Baja en calorías, la acelga es un alimento que te proporcionará un buen aporte de vitaminas y minerales. 

En las primeras destaca su cantidad de folatos, vitamina C, vitamina A, y niacina; en lo relativo a minerales es rica en yodo, hierro y magnesio y algo menos de calcio y potasio.

También hay que tenerla en cuenta como fuente de fibra para favorecer el tránsito intestinal.

Berenjena

Berenjena.
Getty Images

La berenjena conlleva un aporte de 27 calorías por cada 100 gramos. Aunque también es escaso su valor nutricional.

Destaca cierta presencia de flavonoides, sobre todo en su piel se localizan  antocianina con acción antioxidante, por lo que a la hora de consumirla puede ser adecuado ingerir la cáscara también. Para ello, antes de cocinarla puedes probar a tenerla un tiempo en agua lo que ayudará a reducir su amargor.

Calabaza

pipas de calabaza
Shaun Holloway/Unplash

Baja en calorías, la calabaza además aporta pocas grasas. Por 100 gramos de esta hortaliza se consumen 15 calorías y solo 0,2 gramos de lípidos.

Además, cabe destacar su contenido en ciertos carotenoides, antioxidantes que se transforman en vitamina A en nuestro organismo.

Es significativo también su contenido en vitamina C, pudiendo cubrir con una ración hasta un 31% del consumo recomendado diario.

Cebolla

Cebollas

Getty Images

Aunque la cebolla sea otro de esos vegetales que se encuentran siempre en el mercado, también tiene sus temporadas, en concreto esta empieza en agosto. 

Estos alimentos están cargados de antioxidantes y vitaminas por lo que comerlos de manera frecuente puede ayudarte a tener una vida más saludable.

Espinaca

Espinaca
Getty Images

Las verduras de hoja verde son un alimento esencial de cualquier dieta saludable por los muchos beneficios que conllevan. Son ricas en fibra, antioxidantes, ácido fólico y ciertas vitaminas y minerales. A esto se le suma que en general engordan poco.

Bajas en calorías, 100 gramos de espinacas aportan 23 calorías. Esta verdura es rica en folatos, vitaminas A, C y E así como en fibra, hierro y potasio.

Judía

Judias verdes
Pixabay

Según Soy de Temporada, la mejor época para consumir judías frescas es durante primavera y verano

Durante este tiempo presentan un color verde vivo y brillante, y un aspecto regular sin ser muy duras al tacto. 

Maíz

Maíz congelado.

Getty Images

El maíz fresco en mazorca es propio de los meses de junio, julio, agosto y septiembre.

Es fuente importante de hidratos de carbono, tanto almidón como azúcares, y su contenido en fibra ayuda a incrementar la sensación de saciedad y  combatir el estreñimiento. 

Aporta b-carotenos —precursores de la vitamina A— y otros carotenoides como la zeaxantina, al cual debe el color amarillo que posee. 

Pimiento

Una persona corta un pimiento rojo.

Pixabay

Ya sea rojo, verde o amarillo, el pimiento es un alimento repleto de nutrientes, bajo en calorías, que además aporta mucho sabor a tus platos.

Como curiosidad, el pimiento rojo tiene mayor valor nutricional que el verde, ya que los rojos contienen 11 veces más betacaroteno, 8 veces más vitamina A y 1,5 veces más vitamina C que los verdes.

Pepino

Pepinos
Getty Images

El pepino es otra de los vegetales clásicos del verano y de temporada hasta septiembre.

Llega con el buen tiempo y su alta cantidad de agua hace que resulte ideal para mantenerse hidrato cuando el calor aprieta.

Puerro

puerro
Pxfuel

El puerro es un alimento muy frecuente en la mayoría de cocinas. Si bien se utiliza todo el año, la llegada del otoño es la temporada perfecta para algunas de sus variedades.

Resulta fácil de combinar en muchos platos, delicioso en vichyssoise, crema, puré o preparar la tradicional porrusalda de bacalao, un plato de cuchara idóneo para el tiempo otoñal.

El puerro es bajo en calorías, pero con un aporte de 48 calorías por 100 gramos. Asimismo es buena fuente de fibra, folatos, vitamina C y B6.

Zanahorias

Un chico comiendo zanahoria
Getty Images

Las zanahorias son fáciles de combinar en cualquier ensalada o guarnición, pueden ser perfectas como snack saludable o incluso como ingrediente para hacer una tarta más sana de lo habitual.

No solo aportan pocas calorías además son ricas en antioxidantes y vitamina A uno de los nutrientes clave para ayudar a tu sistema inmunitario. 

Otros artículos interesantes:

El simple gesto de reemplazar la sal por un sustituto bajo en sodio y rico en potasio podría evitar millones de muertes en todo el mundo, según un estudio

Comerte un perrito caliente acorta tu vida en 36 minutos y un plato de lentejas la prolonga 26, según una nueva investigación

Los 11 alimentos que se han abaratado este último año de pandemia de COVID-19