Todos cometemos errores: estos son los 3 pasos que debes seguir para salir airoso de ellos en el trabajo

Jefe enfadado en la oficina.

Malte Mueller/Getty Images

Primero en Upday Cintillo

En junio, un grupo de usuarios de HBO Max recibió un correo electrónico de prueba casi vacío en su bandeja de entrada. Tan pronto como llegó la nota, se hizo viral en Twitter, porque los usuarios estaban intentando dar con qué estaba pasando.

Lo que realmente ocurrió, según tuiteó más tarde la empresa, fue un pequeño error de un becario

En línea con este tipo de errores en los espacios de trabajo, Ulta Beauty envió a sus clientes un correo electrónico con una frase inapropiada en el asunto, lo que hizo que la empresa enviara un email de disculpa. 

Este tipo de errores pueden ser muy estresantes y contribuyen a la sensación de ansiedad, según la experta en temas laborales Mary Hladio, que ha hablado con anterioridad con Business Insider. El agotamiento relacionado con el trabajo va en aumento, tanto que el informe de Gallup encontró que los trabajadores de todo el mundo estaban más estresados que nunca en 2021

Pero, independientemente de la antigüedad, todo el mundo comete errores, dice Christine Cruzvergara, directora de estrategia educativa de la plataforma de contratación Handshake. Y no importa lo grande o pequeño que sea el error, lo que realmente pesa es tener la actitud correcta y crecer a partir de la experiencia

Estos son los 3 pasos que Cruzvergara dice que debes dar cuando metes la pata en el trabajo. 

Asumir la responsabilidad  

El primer paso después de cometer un error es asumir la responsabilidad. Díselo a tu jefe antes de que se dé cuenta él mismo. 

La honestidad es una muestra de integridad y ayuda a encontrar una solución lo antes posible, dice Cruzvergara. Como directivo, es importante reconocer la disposición del empleado a dar la cara, agradecerle su franqueza y, a continuación, hacerle preguntas sobre el error, añade. 

Los 5 errores garrafales que no deberías cometer en tu primer día de trabajo

"Las preguntas pueden ser una forma poderosa de abrir la mente y fomentar la comunicación transparente y crear un espacio seguro para el fracaso", dice Cruzvergara. 

"Si los empleados se sienten cómodos sacando a la luz los desafíos desde el principio y con frecuencia, podemos hacer una lluvia de ideas más eficaz para encontrar soluciones y formas de mitigar el problema en el futuro". 

Proponer una solución 

El segundo paso que deben dar los empleados después de cometer un error es proponer una solución propia, sugiere.

Proponer una respuesta a un error en el lugar de trabajo es proactivo y muestra que el empleado se ha tomado tiempo para reflexionar sobre sus acciones. 

16 errores que pueden arruinar una entrevista de trabajo

"Antes de dirigirte a la alta dirección, pregúntate: '¿He buscado el asesoramiento de las personas adecuadas para intentar resolver esto?'", recomienda Cruzvergara. 

"Es probable que tu jefe te pregunte esto, así que tener una respuesta preparada de antemano mostrará iniciativa y un enfoque orientado a la solución". 

Dedicar un tiempo a la autorreflexión

Los empleados deben tomarse en serio sus errores para entender cómo no caer en ellos más de una vez, según Cruzvergara. 

David Parnell, consultor jurídico y coach de comunicación, ya había señalado con anterioridad a Business Insider que, aunque los directivos saben que todo el mundo comete errores, quieren saber que su empleado no volverá a repetir el mismo error

No se trata de regodearte en tus errores, sino de tomarte el tiempo necesario para entender cómo evitar hacer lo mismo en el futuro, insiste Cruzvergara. 

"Lo más importante es lo que se hace después del error, es decir, adoptar un enfoque basado en las soluciones y aprender de la experiencia, lo cual puede llevar años de práctica", advierte.

Otros artículos interesantes:

7 errores que cometes al intentar llevar un 'estilo vida saludable'

Las empresas están cometiendo un error en la retención del talento: no están preguntando a sus empleados qué es lo que quieren

Los trabajadores de todo el mundo han alcanzado un nuevo pico de estrés en el trabajo y eso no es lo peor

Te recomendamos