¿Cuándo es obligatorio llevar cadenas en el coche? Estas son las situaciones en las que debes usarlas

Un hombre coloca las cadenas en el coche
Reuters
  • Las cadenas en el coche son un elemento de seguridad básico cuando nieva, ya que ayudan a evitar que el vehículo patine y reducen el riesgo de accidente.
  • A continuación, se detallan las situaciones en las que las cadenas son de uso obligatorio.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Cuando llega el mal tiempo es necesario ser mucho más cauteloso al volante. Conducir con niebla, lluvia intensa o nieve es problemático y aumenta las posibilidades de sufrir un accidente de tráfico.

Además de reducir la velocidad, realizar maniobras suaves o conducir en fila junto al resto de vehículos, en  ocasiones resulta esencial utilizar algunos elementos, como las cadenas o neumáticos de nieve.

Otro método de protección que aumenta tus condiciones de seguridad son las cadenas, pues consiguen que el coche no patine y aumente su sujeción a la carretera.

En cuanto al uso de cadenas siempre surgen dudas, sobre todo si no vives en una zona en la que suele nevar y no estás acostumbrado a utilizarlas.

Las preguntas más típicas son cómo colocarlas correctamente, a qué velocidad debes conducir con ellas o cuáles son las situaciones en las que su uso se vuelve obligatorio.

La DGT exige el uso de cadenas o neumáticos de invierno de forma obligatoria cada vez que un conductor se dirija hacia zonas de montaña o lugares en los que hay presencia de nieve.

Existe sólo una excepción: los coches equipados con neumáticos de invierno que dispongan de una identificación M+S están exentos de utilizar cadenas al desplazarse por zonas de nieve, tal y como explican desde El Motor.

Hay que aclarar que la ley no obliga a llevarlas siempre en el maletero, pero en caso de que lo indique una señal en carretera o un agente de tráfico tendrás que ponerlas.

De lo contrario, te queda la opción de detener el vehículo hasta que la carretera se despeje o en el peor de los casos dar media vuelta.

Desobedecer esta ley te va a suponer una sanción de hasta 200 euros, aunque lo peor no es el castigo económico, sino la posibilidad de perder el control del coche y sufrir un accidente de tráfico.

Eso sí, evita poner las cadenas si la vía no está demasiado nevada y en otras circunstancias en las que no sea necesario, pues tus neumáticos acabarán sufriendo el desgaste. 

Esta ley se puede cumplir tanto con cadenas metálicas como con las de tela: elige las que mejor se adapten a tu coche o con las que te sientas más cómodo y seguro conduciendo. 

Recuerda también que no has de desplazarte a una velocidad muy alta cuando estés usando cadenas: la DGT recomienda un máximo de 50 kilómetros por hora, siendo lo aconsejable 30 kilómetros por hora.

Otros artículos interesantes:

Cómo activar el aviso de radares de la DGT en Google Maps

Atento al buzón: si te llega esta carta de la DGT es porque debes pasar antes la ITV

6 formas de pagar una multa de tráfico: estas son todas las opciones que ofrece la DGT

Te recomendamos

Y además