Pasar al contenido principal

Llevar mascarilla en espacios cerrados y en la calle será obligatorio para mayores de 6 años a partir del jueves

Una mujer con mascarilla hace sus compras en un supermercado en Madrid durante la pandemia de coronavirus
Reuters
  • A partir de mañana, llevar mascarilla será obligatorio en la espacios cerrados y en la calle cuando no puedan garantizarse 2 metros de distancia.
  • La orden ha sido publicada hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE), donde ser recoge que la orden entrará en vigor al día siguiente de su publicación.
  • La obligatoriedad de usar mascarilla en estos espacios se aplica en personas mayores de 6 años, aunque su uso es recomendado en menores de entre 3 y 5 años.
  • Quedan exentas aquellas personas con problemas respiratorios que puedan verse agravados por la utilización de la mascarilla.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El uso de mascarillas en espacios cerrados, y en la calle cuando no se pueda garantizar una distancia de al menos 2 metros será obligatorio a partir de mañana, jueves 21 de mayo.

La medida adoptada por Sanidad fue adelantada el lunes y hoy ha sido publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), donde se detallan las circunstancias en las que deberá llevarse a cabo este uso.

"Mediante la presente orden se dispone, con carácter general, el uso obligatorio de mascarillas en personas de seis años en adelante en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad interpersonal de al menos dos metros, siendo recomendable su uso para la población infantil de entre tres y cinco años".

De esta forma, tal y como recoge el BOE, desde mañana los mayores de 6 años deberán llevar mascarilla de manera obligatoria en todos los espacios cerrados, así como en la calle y parques cuando no se pueda dar la distancia de seguridad de 2 metros. Su uso es recomendado pero no obligatorio en niños de entre 3 y 5 años.

Quedan exentos de esta norma todas aquellas personas que presenten algún tipo de dificultad respiratoria que pueda verse agravada por la utilización de la mascarilla y a aquellas cuyo uso se encuentre contraindicado por motivos de salud o discapacidad.

Asimismo, no será necesario llevar mascarillas durante el "desarrollo de actividades que resulten incompatibles", por ejemplo al comer o beber.

La orden reconoce como válida cualquier tipo de mascarilla que cubra nariz y boca, aunque desde Sanidad se recomienda el uso de mascarillas higiénicas y quirúrgicas.

Esta nueva obligatoriedad del uso de la mascarilla se suma a las normas ya establecidas con anterioridad —con lo que llevarla continúa siendo obligatorio también en el transporte público.

Leer más: Los pacientes recuperados del COVID-19 que vuelven a dar positivo no contagian a otras personas, según el mayor estudio publicado hasta la fecha sobre los supuestos reinfectados

A medida que el país avanza en el proceso de desescalada, las mascarillas han ocupado un papel más relevante en los intentos de reducir los contagios entre la población.

En este sentido las últimas orientaciones del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC)  señalan la utilidad del uso de mascarilla generalizado sobre todo en "en espacios muy concurridos o confinados, como tiendas de alimentación o centros comerciales, o al usar el transporte público." 

Una postura similar fue adoptada por el organismo equivalente en EEUU, una vez que los casos de coronavirus comenzaron a dispararse, recomendando a sus ciudadanos llevar protección facial, incluyendo mascarillas caseras, en el exterior.

La capacidad de contagio por parte de afectados asintomáticos o leves sigue siendo un aspecto importante en la transmisión del nuevo coronavirus.

A este respecto las mascarillas ofrecen una barrera eficaz de transmisión de gotículas infectadas, lo que podría reducir el riesgo que pueden conllevar los afectados que no hayan sido detectados. Este es precisamente este es uno de los motivos por el cual cada vez más países y expertos están comenzando a apostar por el uso de mascarillas en toda la población. 

Y además