La inflación se recupera antes de la próxima recesión: así afectará al mercado de valores, según Bank of America

| Traducido por: 
Un 'trader' en la Bolsa de Nueva York, el 9 de marzo de 2022.

Michael Nagle/Xinhua via Getty

  • Desde Bank of America aseguran que la reapertura de la economía de China y la guerra entre Rusia y Ucrania conducirán a precios más altos de las materias primas.
  • Eso significa que las tendencias que dominaron el mercado durante la última década van a revertirse.

Un repunte de la inflación y una próxima recesión van a poner patas arriba el mercado de valores, según Bank of America.

En una nota de prensa el pasado viernes, 20 de enero, el banco reconoció que en los últimos 3 meses la inflación ha caído a una tasa anualizada de alrededor del 0%. 

Pero eso va a cambiar debido a un mercado laboral persistentemente ajustado, que no experimenta alivio, ya que las tendencias de inmigración en Estados Unidos siguen siendo moderadas en relación con años anteriores, aseguran

El precio de las materias primas volverá a aumentar la inflación

Desde el BofA afirman que otro factor que impulsará la inflación es un nuevo aumento en los precios de las materias primas, puesto que la reapertura de la economía de China provocará una ola de demanda de petróleo

Eso, combinado con los problemas de suministro derivados de la guerra entre Rusia y Ucrania, ejercerá una presión renovada sobre los precios del petróleo, que cayeron casi un 40% desde su máximo de 2022.

Si tu salario no aumentó un 8,4% en 2022, la inflación ha ganado la batalla: técnicamente te han recortado el sueldo

El aumento esperado en la inflación llegará en un momento en que los bancos centrales de todo el mundo están retrocediendo en su estricta política monetaria de aumentar las tasas de interés. Algunos incluso podrían estar a punto de recortarlas, según las expectativas del mercado.

"Los bancos centrales aceptan silenciosamente una mayor inflación estructural, a sabiendas o no", comentó Michael Hartnett de BofA.

Se avecina una recesión

Mientras tanto, se avecina una recesión, según el comunicado, y es "probablemente un problema". Esto se debe a que un aumento en la tasa de desempleo coincidirá con una pésima tasa de ahorro personal del 2%, un aumento del 15% en la deuda de las tarjetas de crédito y una tasa de interés promedio récord de las tarjetas de crédito del 19%.

"Las compañías de financiamiento al consumo aumentan las provisiones... no es bueno", explicó Hartnett, refiriéndose al dinero que se apartó para cubrir las pérdidas esperadas.

La conclusión para los inversores es hacer exactamente lo contrario de lo que ha funcionado durante la última década.

El FMI avisa de que un tercio de la economía mundial y la mitad de Europa entrará en recesión en 2023

En otras palabras, los inversores deberían poseer los nuevos activos de liderazgo, como materias primas y acciones no estadounidenses, aseveran en Bank of America. El comercio tecnológico de megacapitalización que ha dominado los mercados desde la Gran Recesión, tendrá un rendimiento inferior en los próximos años, advirtió Hartnett.

Los inversores también deberían poseer acciones de pequeña capitalización sobre sus pares de gran capitalización, y valorar las acciones sobre las acciones de crecimiento.

Si bien una recesión podría perjudicar estas operaciones, a medida que los inversores acuden en masa al sector tecnológico (generalmente a prueba de recesión), conseguirán "próximos grandes puntos de entrada" a los activos inflacionarios.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.