Pasar al contenido principal

El pánico al coronavirus genera robos, falsificaciones y desabastecimiento de mascarillas y desinfectante en varios países de todo el mundo

Una mujer con una mascarilla en medio del brote del coronavirus
REUTERS/Andrew Kelly

  • El pánico a la expansión del coronavirus está generando robos de mascarillas y gel desinfectante en hospitales de Italia, Francia, España o Japón.
  • Las autoridades de Ucrania y Taiwán han anunciado el desmantelamiento de redes de contrabando de productos sanitarios a través de sus respectivas fronteras.
  • Además, se han registrado casos de estafas vinculadas al coronavirus en Italia, EEUU y Reino Unido.
  • En Australia y Japón, la compra masiva está provocando desabastecimiento de mascarillas quirúrgicas y de papel higiénico y generando altercados en supermercados y tiendas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Coronavirus

La semana pasada, el Gobierno francés anunció la requisa de todas las mascarillas quirúrgicas del país y estableció por decreto el precio máximo de los frascos de gel desinfectante. Estas medidas buscan frenar el desabastecimiento y, al mismo tiempo, poner coto a la especulación, que el ministro galo de Economía, Bruno Le Maire, aseguró que había llegado a "duplicar o incluso triplicar" los precios de mascarillas y desinfectantes en comercios y plataformas online.

Por el momento, ningún otro país ha decretado medidas similares, a pesar de que se están registrando un encarecimiento de estos productos que en algunos casos está alcanzando precios desorbitados, especialmente en plataformas como Ebay o Milanuncios y Wallapop en España. Mientras, también se están registrando casos de robos, saqueos, falsificaciones, estafas y desabastecimiento en varios de países, especialmente en Europa, EEUU o Japón. 

Leer más: El coronavirus puede sobrevivir "durante horas o un día entero" sobre la superficie de algunos objetos, según una epidemióloga: así debes desinfectarlos

En concreto, varios hospitales de Italia, Francia, España o Japón han denunciado la desaparición de parte de sus suministros de mascarillas sanitarias FFP2 y gel desinfectante, como recoge The Wall Street Journal. Estos casos afectan a los almacenes de recintos sanitarios, de salas de operaciones o incluso a centros hospitalarios de la Cruz Roja Internacional, como el de Kobe, en Japón, del que se sustrajeron unas 6.000 mascarillas el mes pasado.

En España también se han registrado robos similares en hospitales y centros de salud. A finales de febrero, un traumatólogo fue sorprendido intentando robar 300 mascarillas del Hospital Virgen de la Victoria de Málaga para llevárselas a su pueblo, mientras que el Clínico de Valladolid denunció la desaparición de 5.000 mascarillas y su posterior reaparición en un portal de venta online entre particulares, con un precio de 6 a 30 euros la unidad.

No se trata de casos aislados, dado que se han producido hurtos similares en centros sanitarios en Villajoyosa (Alicante), Melilla, Toledo, Ciudad Real, Valencia o Alcázar de San Juan (Ciudad Real), entre otros. De hecho, la Consellería de Sanidad valenciana ha denunciado la desaparición de miles de equipos de protección y geles desinfectantes en sus hospitales, que posteriormente están siendo puestas a la venta en plataformas online a precios de entre 2,5 y 50 euros.

Mientras, otros países están reforzando su seguridad fronteriza ante los casos de contrabando de material sanitario y de protección. El mes pasado, la Guardia Costera de Taiwán anunció la captura de un barco pesquero que transportaba 70.000 mascarillas quirúrgicas desafiando la prohibición gubernamental a la exportación de este material. Más recientemente, el ejército ucraniano se incautó de 3.600 mascarillas escondidas en la frontera del país con Rumanía.

Leer más: La propagación del coronavirus podría multiplicarse por 10 cada 19 días si no se toman medidas drásticas para contenerlo, según un estudio chino

Del mismo modo, también se están registrando casos de estafas vinculadas al coronavirus. En España, la Guardia Civil ha lanzado advertencias a través de las redes sociales para alertar de que grupos de ciberdelincuentes están suplantando al Ministerio de Sanidad para ofrecer falsas recomendaciones y redirigir a las víctimas a páginas de compra de mascarillas a precios inflados.

En EEUU, la Comisión Federal de Comercio ha criticado que "los estafadores se están aprovechando del pánico" por el brote, poniendo en marcha páginas web para vender productos falsificados o crear campañas falsas para captar fondos con la excusa de pedir donaciones para los afectados. En Italia, Protección Civil ha criticado que hay estafadores yendo puerta por puerta para pedir dinero u ofrecer falsos tratamientos.

Pero no solo los productos sanitarios están siendo objeto de especulación. La semana pasada, los supermercados de Australia anunciaban el agotamiento de sus recursos de productos esenciales, como el papel higiénico, lo que ha motivado que compañías como Woolworth o Costco hayan establecido un número máximo de paquetes de papel higiénico que se pueden comprar por cliente.

Las compras motivadas por el pánico han vaciado estanterías enteras de productos básicos en tiendas y grandes superficies de Australia e incluso se han llegado a registrar altercados entre clientes. Esta situación también se ha extendido a Japón, donde el Gobierno ha intentado poner coto a la escasez de mascarillas en las farmacias y los precios abusos en el mercado negro prohibiendo la reventa y anunciando multas millonarias y penas de cárcel para los infractores, según Mainichi.

Y además