Malas noticias para los amantes del cortado o el latte: poner leche a tu café reduce los beneficios de esta bebida en tu salud

Barista poniendo leche en un café

Unplash/Louis Hansel

  • El café es una de las bebidas más populares del planeta, que además puede hacer mucho por la salud dada su capacidad antioxidante.
  • Pero ¿estos beneficios pueden verse reducidos al añadir leche? Según la ciencia, sí. La razón, las proteínas de este lácteo parecen interferir y "atrapar" los compuestos fitoquímicos de esta bebida.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Beber café te hace vivir más y mejor. Y no es porque una buena taza de café pueda ser un placer de dioses con el que alegrarte cada día.

La ciencia ha evidenciado en numerosos estudios, que además de ayudarte a afrontar el día con la energía necesaria, el café ofrece numerosos beneficios para tu salud.

Tomarlo de manera habitual parece tener un impacto positivo sobre el sistema cardiovascular, la inflamación, la diabetes o el cáncer. También parece favorecer la quema de grasas, lo que puede ser un aliado en el objetivo de cuidar el peso.

Estos efectos recaen en parte en unos fitonutrientes polifenólicos conocidos como ácidos clorogénicos. Estos se encuentran en los granos del café, y además de contribuir a su calidad —marcando su aroma y sabor— son potencialmente beneficiosos para tu organismo. La investigación ha señalado su capacidad antioxidante, antiviral, o hepatoprotector, entre otros aspectos. 

 Se estima que una taza de café puede contener aproximadamente entre 200 y 550 miligramos de compuestos fenólicos. 

Aunque esta cantidad puede variar sustancialmente en función del tipo de café. Así lo señaló un estudio de 2014 en el que se analizó el contenido de cafeína y ácidos cafeoilquínicos totales (CQA) en 104 cafés espresso obtenidos de cafeterías en Escocia, Italia y España, entre otros. El análisis evidenció que estos CQA se veían influenciados por la temperatura, disminuyendo ampliamente ante mayores tostados. —La cantidad de estos compuestos en una taza podía ir desde los 6 miligramos hasta los 188 miligramos—.

Café y siesta: la fórmula perfecta para rendir más en el trabajo, según la ciencia

Cuanto más se tuesta el café más parece decrecer este porcentaje, por lo que es de esperar que su ingesta conlleve menos beneficios.

¿Añadir leche a tu café le hace menos saludable?

Taza de café.
Anna Kim

Getty Images

La selección del café que tomes puede tener una gran influencia en el potencial sobre tu salud de esta bebida, según lo evidenciado. 

Pero ¿es el tipo de tueste el único factor que reduce los posibles efectos positivos del café?

Es obvio que ciertos añadidos pueden convertir esta bebida saludable en otra cosa muy distinta. Por ejemplo cuando le pones 2 kilos de azúcar para endulzar o te decides por las versiones con nata, sirope  o leche condensada.

Pero quizá no hay que irse a esos extremos. Y un simple chorrito de leche en tu taza puede anular los efectos antioxidantes del café en tu cuerpo.

Así lo ha remarcado el doctor Michael Greger en su web Nutrition facts, un portal gratuito en el que se ofrecen actualizaciones diarias sobre las últimas novedades en investigación nutricional.

Greger elabora un vídeo informativo sobre los efectos de añadir leche al café, apoyándose en la investigación existente hasta la fecha. Los resultados, malas noticias para los amantes del cortado, el latte o el clásico café con leche.

Los estudios citados por el doctor muestran que añadir leche parece bloquear los efectos protectores de estos fitoquímicos sobre la presión arterial.

Así, al añadir leche al café en un tubo de ensayo la actividad antioxidante disminuyó a la mitad y hasta el 95% en café con mucha leche.

Qué es la leche dorada o 'golden milk', el superalimento de moda que promete hacer de todo por tu salud

Estudios en personas han mostrado algo similar. La capacidad antioxidante detectada en el torrente sanguíneo de aquellos que toman café solo es mucho mayor que la de quienes lo consumen con algo de leche.

Se cree que el culpable de este efecto puede ser la caseina, una de las proteínas de la leche que captura los fitonutrientes del café. 

No es el único alimento en el que pasa esto. Se han detectado efectos similares al añadirla al té. Lo mismo parece darse cuando tomas chocolate negro (con mayor porcentaje de cacao, es decir de antioxidantes) pero lo acompañas de un vaso de leche. Asimismo la capacidad antioxidante de los arándanos también se ve comprometida por el efecto de este lácteo.

Como remarca el doctor estos, hallazgos quizá indiquen que no deberías habituarte a ponerle mucha leche a tu café o añadir crema o nata a tus frutos rojos, si quieres que estos alimentos mejoren tu salud.

Otros artículos interesantes:

Cuánto café puedes tomar al día, según la ciencia

La leche de coco de Mercadona está de moda aunque puede no ser tan saludable como crees

Qué lácteos son más saludables y cuáles no aportan demasiados beneficios, según la ciencia