Galaxy Watch 4, el reloj inteligente de Samsung que quiere conquistar por su sistema operativo y su diseño, aunque no es perfecto

Samsung Galaxy Watch 4

Sandra V

  • Samsung ha presentado el Galaxy Watch 4, un smartwatch que destaca por la calidad de su diseño, una pantalla nítida y fluida y un sistema operativo completo gracias a su capa de personalización sobre Wear OS. 
  • Sin embargo, el reloj inteligente aún tiene cosas que mejorar en la autonomía y en la interoperabilidad con móviles de otras marcas, ya que deja fuera a los iPhone y los teléfonos de Huawei. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Ni siquiera los meses de verano han impedido que Samsung presente sus novedades al mercado español. 

Hace menos de un mes la tecnológica celebraba su evento Unpacked, donde daba a conocer nuevos integrantes de su familia, con el protagonismo indiscutible de sus móviles flexibles: el Galaxy Fold 3 y el Galaxy Z Flip 3.

A ellos les acompañaban la renovación en el apartado de wearables, con los Galaxy Buds 2 en el segmento de audio, y los Galaxy Watch 4 y Watch 4 Classic en el de relojes inteligentes. 

Samsung crece más de un 70% respecto al segundo trimestre de 2020 gracias al negocio de los semiconductores

Esta presentación se produjo apenas unos días después de que Samsung Electronics, la parte del grupo dedicada a la electrónica de consumo, diese a conocer los resultados obtenidos en el segundo trimestre de 2021, que se caracterizaba por ser uno de los mejores desde 2018. 

En concreto, la marca obtuvo unos beneficios netos de 7.063 millones de euros, lo que se tradujo en un aumento interanual de un 73,2%, y un crecimiento respecto al anterior trimestre de un 34%, en línea con las estimaciones de la compañía. 

Además, el beneficio bruto de explotación (EBITDA) alcanzó los 9.444 millones de euros, un 65,76% más respecto al mismo periodo de 2020, gracias al negocio de los semiconductores mque actualmente constituye una de sus mayores fuentes de ingresos. 

Así, Samsung decidió reforzar este contexto con novedades en su apartado de dispositivos inteligentes, no solo con el foco puesto en los móviles, sino en todo el ecosistema de IoT (Internet of Things). 

De todos ellos, he tenido la oportunidad de probar el Galaxy Watch 4, un smartwatch que resalta por su alto grado de personalización y la gran cantidad de herramientas enfocadas en la salud, pero que flojea en otros aspectos. 

¿Merece la pena? Te lo cuento a continuación... 

Un diseño ligero y cuidado que se ajusta de forma perfecta a la muñeca. 

Samsung Galaxy Watch 4

Sandra V

El Galaxy Watch 4 está formado por una estructura metálica de aluminio blindado a la que acompaña una correa intercambiable resistente al sudor que, en el dispositivo que yo estuve probando, era de color negro. 

La compañía ha apostado en este smartwatch por un alto grado de personalización que comienza desde el aspecto físico, ya que cuenta con multitud de correas de distintos colores que intercambiar y que se pueden adquirir en la propia web de Samsung.

Profundizando un poco en los detalles, la protagonista indiscutible es la pantalla, que ocupa la parte central y de la que te hablaré más adelante. 

En ella destacan 2 botones en el lado derecho que se distinguen porque el superior tiene un borde rojo a su alrededor y el otro mantiene el negro que impera en todo el smartwatch. 

Cada uno de ellos tiene una función por defecto (volver hacia atrás, abrir la última aplicación utilizada, activar Bixby...) que variará dependiendo si mantienes pulsado o si pulsas una o 2 veces seguidas. 

Además, se pueden modificar para que se activen ciertas herramientas como la calculadora, la brújula o el control de cámara. 

Completan la esfera los micrófonos, el altavoz y, en la parte posterior, los sensores. 

Samsung Galaxy Watch 4

Sandra V

El Watch 4 alcanza unas dimensiones de 44,4 x 43,3 x 9,8 milímetros y un peso de 30,3 gramos, muy por debajo de otros como el Watch 3 de Huawei con 54 gramos y en línea con otros como el Watch Fit Elegant, también de Huawei, con 27 gramos.

Por su parte, la versión de 40 milímetros se sitúa en 40,4x39,3x9,8 milímetros y 25,9 gramos. 

A nivel de uso, esto se traduce en un reloj cómodo y ligero que se ajusta de forma perfecta a la muñeca gracias a la opción de pasar la correa por dentro en vez de por fuera, lo que evita que quede colgando. 

En el período de tiempo que he estado probándolo no me ha resultado molesto en ninguna ocasión –a pesar de que no estoy acostumbrada a llevarlos–, ni siquiera al escribir en el ordenador o al hacer deporte. De hecho, ha habido veces que no me acordaba ni si lo llevaba puesto (con el consiguiente susto hasta comprobarlo). 

La pantalla es el plato fuerte del reloj: fluidez, nitidez y un brillo capaz de adaptarse a cualquier situación. 

Samsung Galaxy Watch 4

Sandra V

Como te comentaba antes, la gran protagonista de este tipo de dispositivos es la pantalla táctil, ya que, si esta no responde de forma satisfactoria, no importan el resto de prestaciones. 

En el caso del Galaxy Watch 4 de 44 milímetros cumple con creces, integrando una SuperAMOLED de 1,36 pulgadas y una resolución de 450x450 píxeles, lo que se traduce en 330 PPI (píxeles por pulgada). 

Por comparar, la versión de 40 milímetros cuenta con 1,19 pulgadas de 396x396 píxeles y un ratio idéntico de 330 PPI. 

A pesar de que, normalmente, me decanto por pantallas en formato alargado como las del Watch Fit de Huawei o el Apple Watch, lo cierto es que poco pueden envidiar en este apartado al dispositivo de Samsung. 

Y es que el panel con el que cuenta el smartwatch permite deslizarse a través de los contenidos y las herramientas de forma fluida y nítida, pasando de una pantalla a otra de forma inmediata gracias a su respuesta perfecta frente a los gestos. 

A esto se añade la grata experiencia en lo que tiene que ver con el brillo. 

En mi caso, he tenido seleccionado este indicador en forma automática en todo momento y no he experimentado ningún inconveniente, ya que se adapta de forma adecuada a cualquier espacio luminoso. 

Este es otro de los aspectos en los que Samsung ha apostado por la personalización, con multitud de watchfaces disponibles, algunas de las cuales son interactivas (y muy divertidas). 

Cada una de ellas introduce distintos tipos de información (algunas solo la hora, otras también el número de pasos, el tiempo...), por lo que seguro que encuentras alguna que te encanta (también puedes ir variando de una a otra, como he hecho yo). 

Además, el Galaxy Watch 4 permite personalizar gestos con la muñeca, ya sea para desbloquear la pantalla, rechazar una llamada o aceptarla. También puedes seleccionar Modo Cine, Dormir o No Molestar para que no se encienda mientras descansas o estás viendo una película. 

La autonomía se queda corta, apenas alcanza el día, aunque puedes alargarla con el modo ahorro. 

Samsung Galaxy Watch 4

Sandra V

Después de un aspecto tan bueno como la pantalla, pasamos a otro que se sitúa en el otro extremo: la autonomía.

Este es, en mi opinión, el punto más débil que tiene el smartwatch de Samsung, con apenas 361 mAh en la versión del Watch 4 de 44 milímetros, frente a los 247 mAh de la de 40 milímetros. 

Esto se traduce en que apenas tendrás suficiente para pasar un día completo con todo activado antes de que te reclame conectarlo al cargador. 

Acostumbrada a relojes inteligentes con capacidad de estar encendidos hasta 3 días con el modo 4G activado como el Watch 3 de Huawei (y hasta 14 con el modo de duración extendida), o entre  7 y 10 días como el Watch Fit, también de Huawei, o los 25 que promete el Honor Watch GS Pro... el Galaxy Watch 4 se queda corto. 

Samsung ha preferido poner el foco en otras aspectos del reloj antes que en la autonomía, algo que creo que es un tremendo error, ya que se queda muy por debajo de sus competidores directos. 

No obstante, siempre puedes recurrir al Modo Ahorro de Energía (muy accesible a través del menú de herramientas) para conseguir un poco más de tiempo de uso. 

Eso sí, te recomendaría tener siempre a mano el cargador que, por cierto, tarda en completar la carga cerca de 2 horas. 

El Galaxy Watch 4 cuenta con Wear OS, el sistema operativo de Google al que añade su propia capa de personalización (pero no es compatible con todos los móviles). 

Samsung Galaxy Watch 4

Sandra V

Este dispositivo es el primero que incorpora Wear OS Powered by Samsung (también llamado One UI Watch), resultado de su unión con Google.

Este sistema operativo tiene como objetivo ofrecer una interfaz mejorada para los relojes inteligentes y acerca su aspecto al de los smartphones, tal y como explicó la compañía durante su presentación. 

La capa de personalización de la compañía coreana se traduce en acceso a prestaciones de Google como Maps o Play Store, a la par que a aplicaciones de la marca como Samsung Pay, SmartThings o Bixby –el asistente de voz–.

Una de las grandes ventajas de esta configuración es que, al utilizarlo junto a un móvil de la misma empresa, el universo de posibilidades se multiplica

Y es que la tecnológica ha apostado por fortalecer la relación entre el móvil y el reloj a través de herramientas como, por ejemplo, la sincronización de alarmas entre ambos, del Modo No Molestar, del traslado de aplicaciones compatibles entre ambos....

Samsung Galaxy Watch 4

Sandra V

En mi caso, he estado probando el smartwatch junto con el Galaxy Z Flip 3, así que he disfrutado muchísimo del gran grado de conectividad que existe entre ambos dispositivos. 

Sin embargo, esto significa que habrá ciertas funciones a las que no se puede acceder desde otros terminales y, en casos como los móviles de Apple, no existe la opción, siquiera, de conectarlos. 

De hecho, mi primera toma de contacto con él fue un frustrado intento de vincularlo junto a un iPhone. Se trata del primer modelo que no cuenta con soporte compatible con iOS. 

En el caso del procesador, el reloj inteligente cuenta con Exynos W920 al que acompaña una memoria de 1,5 GB y una capacidad de almacenamiento de 16GB. 

A nivel de uso, la combinación del sistema operativo y el procesador elegido (y un móvil de la misma marca) da como resultado una experiencia espectacular, sin ningún tipo de lag y llevando por bandera esa fluidez que te comentaba antes. 

Más allá de las típicas, el Galaxy Watch 4 cuenta con herramientas interesantes como la medición de la composición corporal... 

Samsung Galaxy Watch 4

Sandra V

En cuanto a las herramientas incluidas en el smartwatch, este cuenta con multitud de modos deportivos, entre los que encuentran los más típicos (paseo, carrera o ciclismo) junto a otros más específicos (máquina de musculación, dorsales, test Burpee o yoga).

Además, cuenta con detección automática de ejercicio, una prestación que funciona realmente bien y que te ayuda a no olvidarte de monitorizar ninguna actividad física. 

A estas se añaden otras interesantes como una galería de imágenes, Outlook (para consultar el correo) o las propias de la marca (Samsung Pay y Samsung Buds). 

Sin embargo, las más llamativas son las que se enmarcan dentro del ámbito de la salud. 

Samsung Galaxy Watch 4

Sandra V

Cabe resaltar que los smartwatches no son un dispositivo médico y no sustituyen en absoluto a la atención del personal cualificado para ello, por lo que es necesario acudir a los profesionales ante cualquier problema de salud. 

Entre las herramientas dedicadas al ámbito sanitario, el Galaxy Watch 4 incorpora algunas ya habituales en este tipo de dispositivos como la frecuencia cardíaca o la monitorización del sueño, donde se pueden detectar los ronquidos y grabarlos. 

 A ellas se suman otras como la medición del estrés, del oxígeno en sangre, la presión arterial o hacer un electrocardiograma. Muchas de estas herramientas funcionan de forma manual, es decir, debe seleccionarse específicamente en vez de realizarse automáticamente de forma periódica. 

Entre todas ellas destaca una en concreto: la medición de la composición corporal (los resultados son orientativos). 

Según explica Samsung, a través del sensor BIA, el reloj inteligente es capaz de medir el porcentaje de grasa en el cuerpo, la masa muscular, la masa grasa, el agua corporal, etc. 

Para ello, tan solo es necesario colocar los dedos índice y corazón sobre ambos botones, con lo que se enviará una corriente eléctrica al cuerpo que determinará estos parámetros. 

... pero necesitas 2 aplicaciones para controlar todos sus aspectos. 

Samsung Galaxy Watch 4

Sandra V

Normalmente, la curva de aprendizaje de un smartwatch como este suele ser bastante sencilla, con apenas unos minutos deslizando arriba y abajo eres capaz de concretar casi todas sus funciones. 

Sin embargo, en el Galaxy Watch 4 es algo más complicado. 

Como ocurre en algunos relojes inteligentes, no puedes comenzar a utilizarlo si no lo sincronizas con la aplicación pertinente. En este caso, se trata de Galaxy Wearable, que podrás encontrar en la tienda de aplicaciones de Google. 

Al contrario de lo que ocurre en la mayoría, esta plataforma solo te servirá para determinar las características más técnicas del reloj, es decir, cambiar las esferas, reordenar las aplicaciones, colocar las distintas tarjetas (El Tiempo, Contactos, Alarma...), ordenar el panel de acceso rápido... 

Por un lado, esto me ha gustado mucho por el alto grado de personalización que supone: no habrá 2 relojes iguales. 

Por otro, me ha parecido bastante molesto que no exista la capacidad de recopilar los datos de las aplicaciones (pasos, sueño, medición de estrés...) en esa misma, sino que haya que descargarse otra plataforma, Samsung Health. 

De la misma forma que en otros smartwatches del mismo segmento, lo ideal sería tener la posibilidad de cambiar las herramientas y visualizar los datos sobre salud en el mismo lugar. 

Respecto a la conectividad, la compañía ha avanzado que modelos seleccionados también contarán con conexión LTE, con lo que podrás usar el reloj sin necesidad de tener el móvil cerca, aunque su precio será más elevado. 

Además, en su apuesta por sincronizar todos los dispositivos de la marca para crear un ecosistema propio, Samsung ha introducido en el reloj aplicaciones específicas que permiten controlar, por ejemplo, los Galaxy Buds 2.  

En definitiva, un reloj que quiere conquistar a usuarios de su marca y del resto por menos de 300 euros. 

Samsung Galaxy Watch 4

Sandra V

El Galaxy Watch 4 en su versión de 44 milímetros con conexión 4G está disponible por 349,90 euros en la web de la marca, mientras que la versión con bluetooth está agotada, actualmente. Sin embargo, en otros sitios como El Corte Inglés se vende a 299 euros. 

Por su parte, el modelo de 40 milímetros con conexión bluetooth está disponible por 229 euros en la web de la marca, mientras que la que incorpora conectividad 4G cuesta 319,90 euros en el mismo sitio

Samsung Galaxy Watch 4

Sandra V

Samsung ha apostado muy fuerte por este reloj inteligente con la intención de configurar su propio ecosistema tecnológico, facilitando la interoperabilidad entre dispositivos. 

Esto, por un lado, impide que los usuarios de móviles de otras marcas puedan disfrutar totalmente de la experiencia de este smartwatch y la imposibilita en el caso de los iPhone o los teléfonos de Huawei. 

La incorporación de una capa de personalización sobre el Wear OS de Google también es un arma de doble filo, ya que permite acceder a su tienda de aplicaciones (y, por tanto, multiplica las aplicaciones que se pueden tener en el reloj), pero obliga a utilizar Samsung Pay y Bixby.

No obstante, partiendo de que es un reloj pensado más para usuarios de Samsung, lo cierto es que es un dispositivo muy potente y digno se situarse entre los de las gamas más altas. 

Entre sus puntos fuertes se encuentran el diseño cuidado, una pantalla fluida y nítida que responde ante cualquier situación o un sistema operativo con una gran capacidad de rendimiento. 

Además, más allá de las herramientas de salud típicas y de los modos deportivos, incorpora prestaciones tan llamativas como la medición de la composición corporal. 

Ahora solo cabe preguntarse si Samsung conseguirá conquistar a sus propios usuarios con este reloj inteligente y atraerá al resto con la calidad y la potencia presente en este dispositivo. 

Otros artículos interesantes:

Samsung presenta los Galaxy Buds 2, su gran apuesta por la cancelación de ruido y la conectividad

Samsung muestra un prototipo de un Galaxy Fold de doble plegado que muestra una pantalla infinita

El Samsung Galaxy Z Flip 3 es el primer flexible democrático: el móvil más 'cool' de los próximos meses sorprende y engancha, pero tiene 2 características que no me terminan de convencer

Te recomendamos

Y además