Entre el hábito y la obsesión: por qué a veces sientes la necesidad de masticar hielo

Hombre mordiendo hielo.
Nigel Roddis

Reuters

  • Masticar hielo en exceso es un hábito de lo más común y se le conoce como pagofagia.
  • Aunque generalmente sea una práctica inofensiva, podría tener su origen en problemas de salud, como trastornos alimenticios, depresión o anemia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Terminas de beberte un refresco o un vaso con agua fría y de repente sientes la extraña necesidad de morder los trozos de hielo.

No eres el único, la realidad es que es una práctica muy común, incluso llega a catalogarse como una obsesión en muchos casos.

Generalmente se le conoce como pagofagia, una condición médica que indica la costumbre excesiva de comer hielo masticándolo.

7 trucos sencillos para acabar con el sedentarismo y empezar a moverte más

Aunque a priori sea hábito de lo más inofensivo e incluso entretenido, morder hielo podría estar relacionado con algunas afecciones de salud, según publica tododisca, el medio sobre discapacidad, dependencia y bienestar.

El problema llega cuando esta necesidad se produce a raíz del síndrome de pica, que viene del latín y hace referencia a la urraca, el ave que tiende a alimentarse de cosas que roba y que son aptas para el consumo. Esto se traduce en una enfermedad psiquiátrica en la que se ingieren sustancias que no son nutritivas.

La obsesión por masticar hielo está considerado como un trastorno de alimentación derivado de enfermedades mentales y desequilibrios neurológicos, ya que no aporta nutrientes al cuerpo necesarios para su funcionamiento.

Hábitos saludables a la hora de beber que te ayudarán a no engordar

El estrés o la depresión son 2 factores que podrían jugar un papel importante a la hora de sufrir el síndrome de pica, ya que favorece la aparición de trastornos alimenticios y malos hábitos por la falta de tiempo o la desgana.

Otros expertos, por el contrario, lo relacionan con el embarazo, ya que durante ese período el sistema inmunológico de la mujer sufre cierto debilitamiento, por lo que el hielo podría suponer una nueva distracción saciante.

Sin embargo, la creencia más común en cuanto a su origen se basa en un déficit de hierro y zinc, es decir, en personas anímicamente inestables

7 hábitos que podrían estar dañando tu salud, según los expertos

Es importante recalcar que no es una teoría científicamente probada, ya que carece de sentido que esas personas busquen esas propiedades en un alimento que carece de ellas, como es el hielo.

A día de hoy no existe ninguna forma concreta de dejar atrás este hábito, por lo que los expertos se centran principalmente en encontrar el origen del problema, es decir, por qué esa persona comenzó a sentir la necesidad de masticar hielo.

Además, esta práctica también tiende a provocar un deterioro de los dientes, algo que se puede arreglar con los tratamientos adecuados.

Otros artículos interesantes:

7 hábitos que podrían estar dañando tu salud, según los expertos

Hábitos saludables a la hora de beber que te ayudarán a no engordar

7 trucos sencillos para acabar con el sedentarismo y empezar a moverte más