Tecnología ética y sostenible: un repaso a las últimas tendencias del mercado

Lucy Hughes, de Marine Text, creadora de una alternativa al plástico que al ser tirada al océano se convierte en comida para peces.
Lucy Hughes, de Marine Text, creadora de una alternativa al plástico que al ser tirada al océano se convierte en comida para peces.

MarineTex

  • La tecnología, ahora más que nunca, no solo tiene un papel para mejorar nuestro confort, sino facilitar herramientas para mantener a la gente conectada o hacer la vida más sencilla. 
  • Sin embargo, poner estas herramientas al alcance del usuario, no siempre va de la mano del desarrollo sostenible.
  • Según apunta la ONU, hay 17 objetivos para lograr esta meta común y la tecnología juega un papel fundamental para facilitar el progreso hacia una sociedad que esté mentalizada a producir y consumir sus bienes y servicios de una manera más responsable. 
  • Aquí vas a encontrar una serie de ejemplos de cómo el mercado se está adaptando a soluciones más sostenibles en diferentes industrias. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La tecnología, ahora más que nunca, no solo tiene un papel para mejorar nuestro confort, sino facilitar herramientas para mantener a la gente conectada y proveer a usuarios y empresas de más y mejores soluciones para sea cual fuere su problema u obstáculo. 

Seguro que mientras lees estas líneas lo estás haciendo a través de un smartphone o de la pantalla de tu ordenador y está claro que actualmente es un imprescindible en tú vida

Sin embargo, poner estas herramientas al alcance del usuario, no siempre va de la mano del desarrollo sostenible. La producción masiva de cualquier producto a menudo repercute de forma negativa en el medio ambiente. 

La ONU advierte de que la basura electrónica está creciendo 3 veces más rápido que la población mundial y se acaba de alcanzar la cifra récord de 53,6 millones de toneladas. 

El mismo organismo apunta que las emisiones de gases de efecto invernadero siguen aumentando y, al ritmo actual, la temperatura media global aumentará más de tres grados centígrados este siglo y ya se están viendo ejemplos como el aumento del nivel del mar, el deshielo de los glaciares y otros fenómenos más extremos. 

Leer más: El mercado de la ropa de segunda mano por internet podría alcanzar un valor de 57.000 millones en los próximos 5 años

De todas formas, contrario a lo que muchos piensan, el cambio climático es solo una parte del desarrollo sostenible. Se trata de un ejercicio más profundo en el que entran en juego los 17 objetivos que recoge la ONU para lograr esta meta común, entre los que destacan factores como el comercio justo, el respeto hacia los ecosistemas y la producción y consumo responsable.

Y es en este punto en el que entra en juego la tecnología, que tiene un papel fundamental para facilitar el progreso hacia una sociedad que esté mentalizada a producir y consumir sus bienes y servicios de una manera más responsable. 

Aquí vas a encontrar una serie de ejemplos de cómo el mercado se está adaptando a soluciones más sostenibles en diferentes industrias. 

Una alternativa al plástico sin productos químicos

Uno de los proyectos más interesantes es el de Lucy Hughes, una graduada de la universidad de Sussex que creo una alternativa al plástico que al ser tirada al océano se convertía en comida para peces. En 2019 ganó el premio británico James Dyson Award.

MarinaTex se puede utilizar en gran variedad de aplicaciones: desde bolsas de plástico hasta servir de embalaje para diferentes productos. Lo mejor es que se biodegrada con el tiempo y gracias a su fórmula orgánica no filtra productos químicos

Convirtiéndo la polución en una fuente de arte

Para luchar contra el incremento de la polución, sobre todo en grandes ciudades, Graviky Labs ha creado Air Ink, una tinta que se genera a través del aire contaminado. Uno de los dispositivos se acopla al tubo de escape del coche que captura el hollín que genera y evitar que así vaya al aire. 

Lo que va produciendo se quedan dentro de esta unidad que se ilumina de rojo cuando está llena y luego se convierte en tinta. Apuntan en su web que un bolígrafo de punta fina de 0.7 mm contiene aproximadamente 40 minutos de la contaminación que emitiría un coche diésel. 

Cultivo de materiales sostenibles

La compañía Mycotech asentada en Singapur y que comenzó su andadura en 2012 produciendo setas gourmet se dieron cuenta de que las bolsas cultivadas con estos hongos se endurecían y eran muy difíciles de descomponer. 

Tras varios años de investigación lograron convertir los desechos agrícolas en materiales de construcción eco-friendy para todo tipo de usos. Su objetivo es entregar material sostenible a partir de recursos renovables con precios asequibles. 

De deshecho a diseño

La idea de Alchemist Creations pasa por el reciclaje de basura en pequeñas obras de arte. Destaca especialmente su línea de relojes construidos con latas de refrescos. Su objetivo principal es que cada producto sea una integración perfecta de sostenibilidad e innovación. 

Fusión de tecnología y biología para crear estructuras

Varias orugas tejiendo en el Silk PavilionVarias orugas tejiendo en el Silk Pavilion
Varias orugas tejiendo en el Silk Pavilion

Wikimedia CC

La mente de Neri Oxman es brillante. La arquitecta israelí-estadounidense, diseñadora y  profesora del MIT Media Lab, es conocida principalmente por la combinación entre la biología, computación e ingeniería de materiales con la arquitectura y el diseño para crear estructuras más sostenibles.

Oxman, que tiene un capítulo dedicado en la serie de Netflix Abstract donde poder profundizar más en su concepto sostenible tiene claro que para avanzar en nuestro camino hacia una sociedad que funcione de manera más respetuosa con el ambiente y sus recursos es necesario tomar a la naturaleza no solo como referente y como modelo de construcción, sino como apoyo

Su proyecto Silk Pavilion II (Pabellón de seda II) es un claro ejemplo de como el ingenio y la naturaleza pueden trabajar juntos para construir una estructura que respete al medio ambiente con el ciclo natural del gusano de seda que teje sobre una estructura previamente fabricada creando una simbiosis entre el mundo natural y lo fabricado por el ser humano

Limpiando el mar con papeleras submarinas

Otro proyecto muy interesante es SeaBin, un cubo de basura flotante que recoge residuos y basura que flotan sobre la superficie del agua. 

Aunque no está diseñado para recoger grandes objetos, es capaz de atrapar en su interior bolsas de plástico, botellas, papeles e incluso deshechos naturales. 

Su funcionamiento es muy sencillo: el cubo cuenta con una bomba eléctrica que al sumergirlo en una zona en la que los servicios de mantenimiento tienen difícil acceso comienza a succionar creando una corriente que acerca la basura a su interior. 

Construcción eficiente

AIA

La construcción también juega un papel fundamental en un desarrollo más sostenible y la tecnología puede ayudar a conseguir que sea así. Hay muchos ejemplos de cómo se puede elaborar un proyecto a gran escala que sea respetuoso con el medio ambiente y cumpla con varios de los objetivos que establece la ONU. 

En los premios Building Design Construccion que se celebraron en 2019 y que recoge Bdcnetwork se pueden ver varios ejemplos, pero existen dos que llaman poderosamente la atención. 

Uno de ellos es el centro de ciencias de Amherst College que como principal punto fuerte, logra reducir el uso de energía en un 76% en comparación con un edificio de las mismas características. La construcción se basa en elementos arquitectónicos y mecánicos que logran acondicionar el edificio y hacen que sea más sostenible.

El otro proyecto es la residencia para personas mayores Lakeside destinado principalmente a personas con bajos ingresos y necesidades especiales que pone el foco en reducir la demanda de energía y agua, seguidas de un equipo eficiente y rentable que necesita un mantenimiento mínimo. Además, aprovecha la energía solar para reducir el uso de calefacción o aire acondicionado además que ayuda a la durabilidad del edificio. 

La tecnología como estandarte de la enseñanza

MUHAMMAD HAMED/Reuters

Los efectos del coronavirus han sido — y están siendo — muy duros para la sociedad, pero si no hubiese sido por el apoyo de la tecnología la situación sería mucho peor. 

Aunque es cierto que ha existido cierta desigualdad por la diferencia entre unas personas y otras por su situación económica, gracias a la tecnología se ha podido acudir a clase, teletrabajar o seguir con muchas tareas diarias sin ningún tipo de problema. 

Aplicaciones como Slack, Google Meet, Zoom o muchas otras herramientas de productividad, han demostrado que es posible cambiar la manera de trabajar.

Por la parte de educación, herramientas como Teams de Microsoft también han demostrado durante todo este confinamiento que es posible estudiar y acudir a clase a través de una pantalla y está claro que estas herramientas podrían ayudar a reducir la contaminación en el medio ambiente. 

Al apostar por la enseñanza online o el teletrabajo como medio principal para este tipo de tareas, reduciría en gran medida el desplazamiento, lo que ayudaría en parte a que la contaminación descendiese, al no tener que usar el coche o cualquier otro tipo de transporte para bajar al lugar de trabajo o estudio. 

Nuevas formas de movilidad

Reuters

Está claro que la contaminación producida por los coches de gasolina o diésel es realmente problemática y las compañías del motor se han puesto las pilas para traer a la sociedad nuevas formas de movilidad. 

Además de coches híbridos que combinan la electricidad con las formas comunes de combustible, también existen coches que se mueven gracias al hidrógeno o se apuesta por el carsharing como una opción muy interesante. 

La ley de emisiones de la Unión Europea que limita estas medias de CO2 a 95g/km está cambiando por completo la industria del automóvil y no solo tendrán que dejar atrás mucha de la producción de coches de gasolina y diésel, sino que tendrán que apostar por vehículos que se muevan con otro tipo de combustibles o que busquen nuevas maneras de movilidad como los patinetes eléctricos o las bicicletas.

El uso de la nanotecnología

NanotecnólogoNanotecnólogo
Nanotecnólogo
Kevin Tong/UC Davis College of Engineering/Flickr/Attribution

En un informe de Iberdrola, la compañía española tiene claro que la nanotecnología puede ser una de las soluciones principales a los grandes problemas de la sociedad. 

Entre sus principales beneficios destaca el menor consumo de energía y que sus baterías son hasta 10 veces más duraderas. Además tienen una aplicación real en todo tipo de sectores industriales. 

Por ejemplo, en la industria textil ayudaría a que la ropa no se manche ni se arrugue gracias al uso de tejidos inteligentes y que además sea de un material más resistente e igual de duradero. En cuanto a la alimentación, podría ayudar a detectar la presencia de patógenos gracias a nanobiosensores y a mejorar la producción alimentaria con nanocompuestos. 

La aplicación de la nanotecnología en la sociedad también ayudaría en el campo de la biomedicina, ya que podrían ayudar a atacar células cancerígenas de forma selectiva o a ayudar al medio ambiente a la hora de depurar aguas residuales con nanoburbujas.

La apuesta por el Big Data

GettyImages

La apuesta por el Big Data es otro de los ejes de la tecnología sostenible como apunta la web de Pacto Mundial Red Española. Gracias al uso de la tecnología es posible recolectar datos para monitorizar y medir elementos que ayuden a la toma de decisiones. 

De esta manera se puede conocer mejor a la sociedad y aplicarlo en diferentes usos como la agricultura, la economía, los hábitos de consumo o incluso en el sector inmobiliario. De todas formas, todavía queda mucho trabajo en este campo por la fiabilidad de los datos, algo que recoge este informe de BBVA

Las grandes compañías también ponen su granito de arena

Europa Press

Evidentemente, todos estos proyectos no tendrían un gran impacto si las grandes compañías que mueven el motor de la industria económica mundial pusiesen de su parte, pero la gran mayoría quieren dejar su huella sostenible y se apoyan, con lo que pueden, en los 17 objetivos de la ONU.

El año pasado, Zara anunció que eliminaba las bolsas de plástico para apostar por unas de papel reciclado reutilizable las cuales logran reducir más de un 70% el uso de tinta y ahorran un 30% en el consumo de agua en su producción. 

También en 2019 Mercadona tomó la misma medida apostando por bolsas de papel, de rafia y bolsas recicladas y tiene en vistas que en 2021 todas sus bolsas sean compostables. 

Ikea, por su parte, avanza en materia de sostenibilidad con tres pilares fundamentales para fomentarla: materias primas, diseño y vida del producto más verde. 

En materia de smartphones, las grandes compañías apuestan por una construcción sostenible. Apple, por ejemplo, ofrece sus MacBook Air y Mac Mini con una carcasa de aluminio 100% reciclado.

 En cuanto a Samsung, tienen en mente un método de evaluación respetuoso con el medio ambiente que se realiza durante la fase de planificación del producto que apuesta por la adopción del bioplástico o de materiales más eficientes. 

Además, ambas compañías cuentan con un programa de reciclaje de móviles antiguos que incluso te ofrecen ventajas a la hora de adquirir un nuevo terminal. 

LEER TAMBIÉN: Estas casas flotantes están diseñadas para sobrevivir al aumento del nivel del mar mientras cosechan su propia energía y agua

LEER TAMBIÉN: Por qué la crisis del coronavirus puede ser una oportunidad para las renovables aunque impulsará los niveles de endeudamiento, según la vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones

LEER TAMBIÉN: El histórico desplome del precio del gas natural por las tensiones geopolíticas pone contra las cuerdas la rentabilidad y el crecimiento de las renovables en España

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España

    Más:

  1. Tecnología
  2. Medio Ambiente
  3. sostenibilidad
  4. Top
  5. Listas
  6. Trending