Pasar al contenido principal

Quiebra Thomas Cook: el operador turístico más antiguo del mundo echa el cierre tras 178 años de historia

2 aviones del operador turístico Thomas Cook en el aeropuerto de Gatwick
Reuters
  • Thomas Cook, el operador turístico más antiguo del mundo, ha entrado en quiebra este lunes.
  • El grupo entra en suspensión de pagos tras haber fracasado las negociaciones de emergencia con su principal accionista, el fondo chino Fosun, para conseguir fondos para mantener a flote su actividad.
  • La suspensión de operaciones afecta a 600.000 turistas y deja en el aire el futuro de los 20.000 empleados del grupo y el de los más de 200 complejos turísticos que poseía.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tras 178 años de historia, Thomas Cook, uno de los mayores operadores turísticos del mundo y sin duda el más antiguo, se ha visto obligado a echar el cierre este lunes. La elevada deuda de la compañía ha motivado que se haya declarado en suspensión de pagos, como ha anunciado la Autoridad de Aviación Civil de Reino Unido (CAA).

El operador ha entrado en quiebra después que no haya conseguido el respaldo de su principal accionista, el fondo chino Fosun, para hacerse con 200 millones de libras esterlinas (unos 220 millones de euros) que necesitaba para mantener su actividad. Sobre Thomas Cook pesa una deuda de 1.700 millones de libras (algo más de 1.900 millones de euros) y estaba negociando a la desesperada con sus acreedores.

Leer más: Aeropuertos sin terminar y centros comerciales abandonados: estos son algunos de los mayores fracasos económicos en el turismo

El operador turístico británico había conseguido en agosto que Fosun accediese a concederle un rescate de 900 millones de libras (sobre 1.000 millones de euros). Sin embargo, la banca acreedora había exigido otros 200 millones de libras para que mantuviese sus operaciones en invierno, una cantidad que el grupo ha sido incapaz de conseguir, según The Guardian.

A pesar de que Thomas Cook generaba al año sobre 11.000 millones de euros, sus dificultades económicas no son una novedad. En el primer semestre, el operador reconoció pérdidas de más de 1.500 millones de euros, que atribuía a la elevada competencia, a la debilidad de la libra y a tensiones derivadas del Brexit.

La quiebra de Thomas Cook no solo supone el fin de un conglomerado turístico pionero en el sector, al que se incorporó en su fundación, en 1841. El fin del operador británico ha supuesto, a corto plazo, que 600.000 turistas se hayan visto afectados por el cierre, entre ellos varios viajeros a los que se les está impidiendo abandonar su hotel en Túnez debido al cierre de la compañía, según Reuters.

Leer más: España perderá más de 1.000 millones de euros por la caída del turismo británico tras un Brexit sin acuerdo

Entre los afectados hay 150.000 turistas británicos, para los que su Gobierno ha puesto en marcha la mayor operación de repatriación de la historia en tiempos de paz, a la que ha denominado Operación Matterhorn. Para evitar más aglomeraciones de las ya previstas, la CAA les ha pedido que no vayan a los aeropuertos hasta que se les confirmen sus vuelos de vuelta.

Más allá de las consecuencias inmediatas, la suspensión de pagos de Thomas Cook deja en el aire el futuro de sus más de 20.000 empleados en todo el mundo, además de 105 aviones y unos 200 complejos hoteleros en 16 países. Entre esos países está España, dado que una de las sedes fiscales de la empresa estaba en Mallorca y sus operaciones abarcaban varios puntos turísticos del país.

De hecho, en Baleares se han cancelado 24 vuelos este lunes debido a la quiebra de Thomas Cook, según La Vanguardia. 14 de esos vuelos corresponden a salidas y llegadas desde Menorca y otros 10 a Palma de Mallorca.

Y además