Los tratamientos dentales que te puedes hacer (y los que no) si estás embarazada

Patricia Bratos atiende a una paciente en su clínica de Madrid.
Patricia Bratos atiende a una paciente en su clínica de Madrid.

Clínica Dental Ferrus & Bratos

  • Las endodoncias, las extracciones o los blanqueamientos son tratamientos dentales que se deberían evitar durante el embarazo.
  • Las radiografías y las anestesias también tienen contraindicaciones, aunque se pueden hacer ante urgencias muy severas. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Sin importar qué tratamiento dental se va a realizar o si simplemente se acude a una revisión rutinaria de la salud oral, es importante que la paciente avise a su dentista de que está embarazada para que el profesional lo tenga siempre en cuenta. 

Hay diferentes tratamientos y pruebas diagnósticas que pueden realizarse sin peligro, así lo explica el doctor Jorge Ferrús, implantólogo, periodoncista y cofundador de la Clínica Dental Ferrus & Bratos de Madrid.

Una de las primeras dudas sobre el periodo de gestación y el dentista está relacionada con las radiografías. En este sentido, el doctor indica que “a lo largo del proceso de gestación está desaconsejada la toma de radiografías. Esto se debe a que las imágenes con rayos X siempre suponen la exposición a una pequeña dosis de radiación.”

Contagiarte de coronavirus durante el embarazo aumenta el riesgo de parto prematuro: esta es la semana de gestación en la que debes ponerte la vacuna

En España, el Consejo de Seguridad Nuclear estima que cada persona recibe al año una dosis media de 3,7 milisievert (mSv) en total. La dosis emitida por los aparatos digitales empleados en las clínicas dentales son de entre 0,003 y 0,02 mSv. 

“Dado que se trata de una cantidad muy baja, y si nos encontramos ante una urgencia muy severa que requiera de una inmediata intervención, se procederá a realizar la radiografía a la paciente”, explica el doctor Ferrús.

Eso sí, se toman las precauciones necesarias asegurando la protección del feto mediante un chaleco especial. 

Anestesia en embarazadas

Otra pregunta muy recurrente de las pacientes embarazadas es acerca de la anestesia y su riesgo para el bebé. El especialista comenta que “se puede anestesiar a la futura madre siempre que el procedimiento así lo requiera, como sucede con cualquier paciente.” 

Es más, añade que “en Ferrus & Bratos nos decantamos por el uso de articaína, un anestésico de corta duración empleado en intervenciones dentales. Su uso se restringe a cantidades muy pequeñas y resulta completamente inocuo para el desarrollo del bebé.” 

El organismo sanitario estadounidense recomienda a las embarazadas vacunarse contra el COVID-19: "Los beneficios superan cualquier riesgo potencial o desconocido"

Volviendo a los comentarios iniciales del doctor Jorge Ferrús, ante una urgencia dental muy severa puede que no quede más remedio que intervenir a la paciente, aunque siempre que se pueda, conviene esperar al parto. 

“Hablamos de tratamientos como la realización de endodoncias, extracciones o blanqueamientos dentales. Los dos primeros requieren de ciertos controles radiológicos y el tercero implica una posible inflamación de la encía, especialmente en mujeres embarazadas con problemas de gingivitis”, comenta el doctor. 

Higiene dental durante el embarazo

Por último, sí que hay tratamientos dentales las embarazadas pueden realizarse sin riesgo alguno, en concreto aquellos que no necesitan de una radiografía previa, como las higienes dentales

Respecto a los tratamientos de ortodoncia, la doctora Patricia Bratos, ortodoncista y cofundadora de la Clínica Dental Ferrus & Bratos, explica que “es un proceso largo, que puede durar una media de 18 meses, por lo que es importante saber ante qué escenario nos encontramos: haber comenzado la ortodoncia y quedarse embarazada o estar embarazada y querer comenzar el tratamiento”.

En el primer caso, el tratamiento puede continuar con normalidad y sin ningún problema, aunque es crucial acudir a todas las revisiones con el especialista y ser muy exhaustiva con la higiene oral. 

La depresión o la ansiedad: los síntomas más extendidos durante el confinamiento en las embarazadas

La limpieza bucodental se complica cuando llevamos aparatos dentales, especialmente si son fijos y no de quita y pon.

Si no se higienizan bien los dientes, encías y recovecos de la boca, es probable que la paciente desarrolle un problema de gingivitis. 

La doctora incide en que “es muy habitual experimentar la llamada gingivitis gestacional. El embarazo no es el causante de la enfermedad periodontal, pero durante este período las mujeres son más proclives a padecer procesos de inflamación en las encías.”

Por último, Bratos aclara que, en el segundo supuesto, “nuestro consejo es esperar a que nazca la criatura antes de comenzar la ortodoncia. Ten en cuenta que antes de comenzar un tratamiento de estas características es imprescindible llevar a cabo ciertas pruebas dentales, entre otras, radiografías.” 

Otros artículos interesantes:

El cepillo de dientes inteligente con el que ahorrarás dinero en el dentista

Por qué los niños y las embarazadas no deberían comer carne de caza, según la OCU

Por qué los bebés nacen sin dientes y cuándo deberían comenzar a ser visibles

Te recomendamos

Y además