Varios altos cargos de Twitch abandonan la compañía porque la plataforma está perdiendo el contacto con sus 'streamers', según critican los propios empleados

Dos asistentes pasan al lado del logo de Twitch en la feria de videojuegos E3 de Los Ángeles (EEUU).
Dos asistentes pasan al lado del logo de Twitch en la feria de videojuegos E3 de Los Ángeles (EEUU).

Reuters

Hasta 6 altos cargos y 60 empleados de la plataforma de streaming Twitch, propiedad de Amazon, han abandonado la compañía desde principio de año, según una investigación de Bloomberg.

Entre las salidas se encuentran el jefe de operaciones, el jefe de contenidos y el jefe de desarrollo de creadores. Este éxodo de altos cargos sigue una tendencia que empezó el año pasado, cuando 300 trabajadores también decidieron dejar sus trabajos en la empresa de entretenimiento.

Según el diario Bloomberg, que ha podido hablar con 7 actuales y exempleados de Twitch, uno de los principales motivos es que la plataforma de contenido en directo habría perdido el contacto con su comunidad de streamers, que aglutina a 8,5 millones de creadores.

"El cliente era el creador de contenido. Si no te apasiona el producto, no lo miras desde el punto de vista del cliente, y entonces no tienes el mismo nivel de empatía", comenta uno de estos exempleados.

Los trabajadores consultados por el medio estadounidense señalan que en los próximos meses las renuncias de más empleados van a continuar y que incluso es algo que se puede acelerar.

Actualmente, 140 millones de personas se conectan a Twitch cada mes. 

En España, un país en el que durante el último año ha ganado mucha popularidad, creadores de contenido como Ibai,El Rubius, AuronPlay o ElXokas han decidido centrar su actividad en esta plataforma en detrimento de YouTube, debido a las mejores condiciones económicas que Twitch les ofrecía. 

Quiénes son los 'streamers' españoles que triunfan en Twitch que se han ido a vivir a Andorra

Esto último es algo que ha cambiado en los últimos meses y ha levantado muchas críticas entre streamers más pequeños, ya que Twitch decidió rebajar el precio de las suscripciones y, por lo tanto, los ingresos de estos se vieron mermados. 

De hecho, esto es algo que los trabajadores con los que ha hablado Bloomberg también critican y acusan a la empresa de haber tomado una deriva con la que no están de acuerdo. La principal consecuencia es que muchas personas de dentro de la compañía se hayan alejado de la actual visión de Twitch, apuntan.

Según estos empleados, la plataforma se ha centrado en los últimos meses en buscar nuevas formas de ganar dinero con sus streamers, en vez de escucharles y conocer realmente qué les hace falta. 

Además, empezaron a contratar a personas ajenas a la cultura y el negocio del "vídeo en directo" que no entendían la comunidad, comenta Marcus "DJ Wheat" Graham, el jefe de desarrollo de creadores que se marchó a finales de enero.

"Recurrimos a la vía de Silicon Valley, contratando a gente de Facebook o Twitter", apunta Graham a Bloomberg, y añade que muchas de estas nuevas incorporaciones, "no estaban dispuestos a aprender qué era esta comunidad, por qué era especial".

Por su parte, la compañía ha respondido que los streamers guían la toma de decisiones de su empresa; 

"Servir a una comunidad tan dinámica como la de Twitch significa que no siempre hay una solución o respuesta clara, y como resultado siempre hemos creído en ser experimentales e innovadores, incluso cuando eso significa lanzar un producto audaz o un experimento que puede tener riesgos a corto plazo, pero que en última instancia nos ayudará a construir la mejor solución posible", ha respondido un portavoz a Bloomberg.

En el último año, Twitch ha contratado a 500 personas y cuenta con una plantilla de 1.800 empleados.

La plataforma nació en el año 2011 y fue adquirida por el gigante del comercio electrónico Amazon en 2014 por cerca de 800 millones de euros. 

Desde sus inicios apostó por retribuir el tiempo y el trabajo de los creadores que retransmitían a través de su servicio, siendo pioneros en la llamada economía de los creadores.

Ahora, a medida que la industria se profesionaliza más y más, y las grandes plataformas mejoran los planes de monetización para sus creadores de contenido, el principal reto al que se enfrentan Twitch y sus competidores es lograr retener el talento.

Todas parecen haberlo entendido y ya han presentado ambiciosos planes para mejorar los ingresos que los creadores reciben por el contenido que generan. Desde Twitch a Twitter pasando por TikTok, Facebook o Instagram, viven en una actual batalla por ver quién se queda a los creadores.

Otros artículos interesantes:

"Estudia conmigo" en Twitch: mujeres jóvenes, que cursan medicina u opositan, con miles de seguidores e ingresos de hasta 1.500 euros al mes

Este murciano de 26 años gana 100.000 dólares en un torneo de Twitch (y la aprobación de Ibai Llanos como streamer a seguir)

Hacienda dejó de ingresar más de un millón de euros en 2021 solo por los ingresos generados en Twitch de 10 grandes 'streamers' que se fueron a Andorra

Te recomendamos