La vacuna de Pfizer consigue reducir en un 98% la mortalidad por coronavirus, según desvela un estudio realizado en España

Ancianos de una residencia dándose un abrazo
Reuters
  • Las vacunas contra el coronavirus ya están demostrando su efectividad y salvando vidas.
  • Un estudio realizado en Cataluña desvela que la vacuna de Pfizer reduce en un 98% la mortalidad por coronavirus, y minimiza también el riesgo de contagio.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Las vacunas contra el coronavirus son la mejor herramienta para combatir la pandemia, ya que salvan vidas y permitirán alcanzar la inmunidad de rebaño sin poner en riesgo a los grupos de población más vulnerables.

En los datos publicados en los ensayos clínicos de cada farmacéutica ya se demostró que las vacunas de Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen, las que se están utilizando ahora en Europa, tienen una gran efectividad a la hora de evitar casos graves, hospitalizaciones y fallecimientos.

Sin embargo, todavía queda por registrar cómo será el efecto en la población real, más allá de investigaciones y ensayos. Esto ya se puede medir en los grupos más vulnerables, los primeros en ser vacunados al completo.

El caso de las residencias de ancianos puede ser paradigmático. Según un estudio realizado recientemente en Cataluña y de cuyos resultados se ha hecho eco la emisora de radio RAC1 antes de que se publique, la vacuna de Pfizer ha reducido la mortalidad por coronavirus en un 98% en estos centros.

Este gráfico muestra las posibilidades de que el coronavirus se convierta en un virus en endémico, según una encuesta que pregunta a más de 100 inmunólogos y epidemiólogos

Además, el estudio también desvela que la vacunación ha reducido entre un 88% y un 95% el riesgo de contagio en las residencias. La protección es del 95% en los trabajadores sanitarios de los centros, del 92% en el personal de residencias y del 88% en los propios residentes.

El estudio también ha demostrado que con una sola dosis de Pfizer las posibilidades de sufrir una infección se reducen entre el 40% y el 50%. Un dato importante teniendo en cuenta que entre la primera y la segunda inyección hay que esperar 3 semanas.

Para llevar a cabo esta investigación, se ha estudiado a 117.000 personas, entre trabajadores sanitarios, personal de las residencias y los que viven en ellas. El análisis lo ha realizado el servicio de Promoción de la Salud de Cataluña.

Otros artículos interesantes:

Un medicamento inhalado para el asma podría ser útil contra el coronavirus

Este gráfico muestra qué le pasa a tu cuerpo al contagiarse con el COVID-19

Cuántas personas deben estar vacunadas para llegar a la inmunidad de rebaño

Te recomendamos