Alivio, seguridad y culpa: así es la vida en un país completamente vacunado contra el coronavirus

Habitantes de Gibraltar caminando por la calle principal sin mascarilla.
Habitantes de Gibraltar caminando por la calle principal sin mascarilla.

Jon Nazca/Reuters

  • Gibraltar, territorio británico en ultramar, es el único 'estado' completamente vacunado en el mundo además del Vaticano, logro facilitado por tener una población de apenas 33.000 personas. 
  • Esa diferencia con la situación del resto del mundo, donde personas vulnerables no han recibido aún una vacuna, genera "algo de culpa" y extrañeza, admite un habitante.
  • También supone otra consecuencia: coloca a Gibraltar en una posición de ser el campo de pruebas y la alerta ante el mundo en la batalla contra el COVID-19.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La población camina por la calle sin mascarilla, los bares están llenos, los colegios y las tiendas llevan meses abiertas, se admiten espectadores en los eventos deportivos y se ha alcanzado la inmunidad de rebaño. 

No se trata del futuro de España ni de ningún otro país. Es la situación actual de Gibraltar, a apenas unos cientos de kilómetros de Andalucía.

Gibraltar, territorio británico en ultramar, es el único 'estado' completamente vacunado en el mundo además del Vaticano

De hecho, presenta unas cifras aparentemente fuera de la lógica, ya que cuenta con un 111% de la población con al menos una vacuna administrada, puesto que también ha vacunado a trabajadores que han cruzado la frontera desde España.

Para poner en contexto ese porcentaje, se puede comparar con el 62% de Israel, un caso de éxito en las campañas de vacunación en el mundo, el 43% de Estados Unidos, el 24% de España o la media mundial, que no llega al 8%, según las estadísticas publicadas.

En un territorio con poco más de 33.100 habitantes, las últimas cifras compartidas por el Gobierno de Gibraltar indican un total de 69.532 vacunas administradas: 37.478 primeras dosis y 32.054 segundas dosis.

Tras superar su peor periodo tras las vacaciones navideñas, con un recuento de 70 muertes por COVID-19, Gibraltar superó a finales de marzo la deseada inmunidad de rebaño, logrando que el 85% de la población estuviese vacunada con ambas inyecciones.

En España, el objetivo es conseguir que el 70% de la población haya recibido la pauta completa a finales de agosto. Por supuesto, con una diferencia fundamental: tiene 47 millones de habitantes.

Esa diferencia respecto a la situación con otros países del mundo es la que genera una sensación de "algo de culpa", explica Josef Bouska, escritor y mercadólogo que vive en Gibraltar desde 2019.

"Nos sentimos bendecidos y seguros. Sin embargo, algunos de nosotros también nos sentimos un poco extraños. El resto del mundo se esfuerza por obtener todas las dosis disponibles de la vacuna. Mi madre septuagenaria en la República Checa todavía está esperando su segunda ronda. ¿Por qué disfrutamos del lujo de contar con suficientes inyecciones para proteger incluso a los no residentes? Más importante aún, ¿mi vacuna significa que alguien más que la necesitaba murió innecesariamente?", se plantea en un artículo en Slate.

"A lo mejor esto es demasiado duro", admite. "Sin embargo, aquí está, una sensación un poco escalofriante de que mi suerte es la sentencia de muerte de otra persona. Una sola vacuna anticovid puede fácilmente marcar la diferencia entre la vida y la muerte. Muchas de las personas más vulnerables en la mayor parte del mundo todavía están esperando desesperadamente ser protegidas", recuerda.

¿Cuándo terminará la pandemia del COVID-19? Los aprendizajes que se pueden extraer de la historia

Tras dos meses de una vida "más o menos sin restricciones", resalta que las vacunas funcionan claramente y admite un "optimismo abrumador", pero también es consciente de que la situación actual de Gibraltar la coloca en una posición de ser el campo de pruebas y la alerta ante el mundo.

"Independientemente de los límites de la protección de la vacuna, es probable que lo sepamos primero, ya que varios factores hacen de Gibraltar el desafío definitivo del COVID-19: afluencia constante de trabajadores de España y viajeros de Gran Bretaña, extraordinaria densidad de población y también una creciente complacencia. Si el virus encuentra una manera de superar las vacunas actuales, Gibraltar es el campo de batalla perfecto", analiza Bouska.

Cómo será el mundo después de la pandemia: la historia apunta a gastos sin derroche, nuevas formas de hacer negocio y cambios sociales y políticos

"Quizás eso es lo que está destinada a ser esta pequeña ciudad bajo la Roca: el canario de la humanidad en la mina, un centinela destinado a resistir el primer ataque", reflexiona.

LEER TAMBIÉN: La UE firma con Pfizer el mayor acuerdo mundial sobre vacunas de COVID-19, al asegurarse 1.800 millones de dosis, mientras emprende acciones legales contra AstraZeneca

LEER TAMBIÉN: ¿Son suficientes las vacunas para acabar con la pandemia? Lo que enseñan los casos de Israel y Chile

LEER TAMBIÉN: 10 historias inspiradoras de la pandemia que te hacen valorar las pequeñas cosas y el ejemplo que han dado muchas personas

VER AHORA: Por qué regalamos en Navidad y cuáles han sido los hits de este año