10 señales muy claras que indican que tal vez no deberías aceptar una oferta de trabajo

'Trabajo basura'.
'Trabajo basura'.
  • Encontrar trabajo es un proceso largo y repleto de decepciones, pero eso no significa que debas aceptar la primera oferta que te aparezca por delante.
  • Antes de aceptar trabajar para una empresa, analiza a fondo su comportamiento hasta ahora contigo, y su historial en general, para descubrir si es un buen sitio para trabajar.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Actualizar constantemente el curriculum. Navegar por LinkedIn y páginas similares a diario. Entrenarse para las entrevistas de trabajo. Encontrar trabajo puede convertirse en un proceso arduo y difícil en el que hay más "noes" que "síes". Ahora bien, independientemente de lo mucho que tardes en acabar un proceso con éxito, casi siempre es mejor pensar con cautela antes de aceptar un contrato.

Y es que en ocasiones las prisas y la desesperación pueden hacerte aceptar la primera oferta que te pase por delante. Quizás te sale bien la jugada, pero siempre cabe la posibilidad de que acabes en una empresa que sea desorganizada, descortés con sus trabajadores o que simplemente no era lo que esperabas.

Así que para ayudarte a pensar bien en esta decisión tan importante, aquí tienes algunos indicios de que la empresa en cuestión podría ser un infierno, personal o generalizado.

A grandes rasgos, es importante que no dejes de investigar y de recabar información. Pregunta a antiguos trabajadores, descubre si la empresa ha protagonizado noticias negativas, o si tiene mala puntuación en Glassdoor...

Como siempre, recuerda que una golondrina no hace verano. Una sola de estas señales no indica que la empresa sea una mala opción, pero empieza a desconfiar si estas se acumulan.

1. La oferta es demasiado bonita para ser verdad

'Los increíbles'.
'Los increíbles'.

Si algo es demasiado bonito para ser verdad, es que seguramente no es verdad. O al menos eso es lo que asegura Joe Weinlick, vicepresidente de Beyond, red social que busca conectar candidatos con empresas. "Si todo el mundo que te entrevista no deja de repetir que la empresa es increíblemente increíble, pero no te saben decir el motivo, lo mejor es que investigues un poco", explica para The Street.  En concreto, Weinlick te recomienda que preguntes a clientes de la empresa o a extrabajadores.

2. Los detalles sobre tu trabajo son difusos

'El abogado del Diablo'.
'El abogado del Diablo'.

Si la descripción de tu supuesto trabajo es muy corta, si el entrevistador te da muy pocos detalles al respecto, si no sabes qué responder a tus amigos cuando te preguntan, podría formar parte de un problema endémico de la empresa. "Puede ser señal de que la compañía tiene una falta de transparencia enorme no solo en la búsqueda de candidatos, sino en el desarrollo de los profesionales, en su cultura...", explica para MediaBistro Theresa Vargas, directora de Recursos Humanos en Grant Associates, empresa debida al desarrollo de talento.

3. Pocos trabajadores veteranos

'El bebé jefazo'.
'El bebé jefazo'.

La propia LinkedIn te recomienda, en un artículo sobre este tema, a que uses esta red social para averiguar cuántos trabajadores veteranos tiene una empresa. "Asegúrate de revisar cada departamento porque puede haber variaciones". Si ves que hay demasiada gente nueva, puede significar o bien que el talento no tiene inventivos para quedarse o bien que la compañía no es muy buena seleccionando a sus candidatos. Ambas posibilidades son preocupantes.

4. La empresa ha participado o protagonizado muchas polémicas

'The Office'.
'The Office'.

Una sola noticia negativa sobre una empresa no debería significar que es una mala opción. Ahora bien, Abby Kohut, dueña de Staffing Symphony (servicio de apoyo al reclutamiento), y escritora de libros al respecto, explica que un cúmulo de mala prensa sobre una empresa debería al menos hacerte reflexionar antes de tomar una decisión. En paralelo, Michael Woodward, psicólogo y coach, explica que lo contrario también es preocupante: desconfía si una empresa que se autoproclama veterana apenas tiene información relacionada cuando te pones a buscar.

5. Un proceso de selección rudo y descortés

'Cómo acabar sin tu jefe 2'.
'Cómo acabar sin tu jefe 2'.

Este es uno de los grandes peros de la reclutadora Dawn Graham. Esta especialista explica para Forbes que te lo pienses 2 veces antes de aceptar si han sido descorteses contigo durante las entrevistas, si durante un tiempo desaparecieron y no contestaban a tus emails o llamadas... "Aunque no es una señal siempre clara, la forma con la que te han reclutado puede reflejar indirectamente los valores de la organización e indicarte cómo te tratarán como trabajador".

6. No quieren que conozcas al equipo

'Glengarry Glen Ross'.
'Glengarry Glen Ross'.

Hay trabajos (por ejemplo los de manager) en donde es importante conocer al equipo antes de aceptarlos. Lo normal es que el entrevistador o supervisor no te ponga pegas en organizar una pequeña charla con diversos miembros. Pero si te bloquean la iniciativa y no te dan motivos, es una negativa que no suma puntos para esta empresa sino todo lo contrario.

7. Te venden trabajar más horas como una ventaja

'Los becarios'.
'Los becarios'.
20th Century Fox

"Una vez me dijeron que una ventaja de trabajar para ellos era que la Cena de Acción de Gracias se hacía en la oficina y que podía invitar a mi familia. No me lo invento", explica Graham. "Aunque la pandemia ha hecho tambalear esa regla no-escrita de que debes quedarte en la oficina lo máximo posible, ten cuidado con las empresas que tienen servicio de lavandería, gimnasios, zonas para dormir o ping-pong; significa que esperan que trabajes más por nada a cambio".

8. Te esquivan las preguntas durante las entrevistas laborales

'Up in the Air'.
'Up in the Air'.

"Si no quieren responderte es porque no quieren que sepas la verdad sobre lo que has preguntado", explica Kohut para TheMuse. La fundadora de Staffing Symphony te explica que debes activar las alarmas en casos así, porque cuando la gente esconde algo, es que ese algo no le beneficia. Al igual que otros consejos de este listado, también debes tomarte esa actitud como un avance de cómo se comportarán contigo si eres contratado.

9. Demasiadas prisas por contratarte

'El lobo de Wall Street'.
'El lobo de Wall Street'.

Desconfía de frases como "Nos gustaría que empezaras esta misma semana si es posible" o "El trabajador que ocupaba este puesto se acaba de ir así que necesitamos que te unas cuanto antes" o "¿Y dices que puedes empezar pronto?". Encontrar un buen candidato es como encontrar una buena pareja sentimental: es un proceso que lleva tiempo. La empresa no ha dedicado esfuerzos en conocerte y aceptar puede acabar en desastre para ambos.

10. Baja puntuación en Glassdoor

'The Company Men'.
'The Company Men'.

Glassdoor es una página web en donde los trabajadores actuales o exempleados pueden puntuar a sus empresas de forma anónima y además explicar entresijos sobre la situación con los jefes, los salarios, preguntas típicas de las entrevistas... Según explica LinkedIn, si una empresa tiene una puntuación media menor a 4.0, debes investigar las opiniones para averiguar el motivo de este desapego. Así sabrás si las razones te pueden afectar o bien si les restas importancia. Debes leer los datos con lógica por eso: "por ejemplo, si las puntuaciones han bajado en el último mes puede deberse a un cambio de estrategia que no ha gustado a los trabajadores más veteranos. No es señal de que sea una mala opción para ti".

Otros artículos interesantes:

4 errores frecuentes al buscar trabajo y su solución

Habilidades imprescindibles que debes incluir en tu currículum en 2021 para encontrar trabajo

Entrevistas laborales terribles, extrañas y muy decepcionantes que han sufrido varios candidatos