4 sencillas maneras de hacer que correr te resulte más fácil, según Harvard

hombre corriendo campo

Unsplash

  • Abandonar el sedentarismo es siempre una buena opción para tu salud, y el running es una forma sencilla de lograrlo. Pero aunque salir a correr requiera de poco, no siempre es fácil mantener la rutina. 
  • Para ello, Harvard ofrece algunas sencillas maneras de hacer que correr te resulte más fácil: desde aprender a bajar el ritmo cuando sea necesario a motivarte con una canción.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Salir a correr ofrece buena cantidad de beneficios para tu salud. Reduce el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral, es bueno para los huesos, la presión arterial y el cerebro. Y además tonifica tus piernas.

Y para ello no requiere demasiado, un calzado adecuado y fuerza de voluntad para empezar, lo que lo convierte en un deporte adecuado para todo tipo de personas.

Pero mientras que acudir a una tienda a comprarse unas zapatillas de running es algo que seguro harás inmediatamente después de decidir que empezarás a correr, lo de la fuerza de voluntad es algo que cuesta más. 

Incluso después de haber empezado, es posible que el running se te haga algo duro los primeros días y pienses en abandonar. No tienes mucha resistencia, apenas logras correr unos minutos y te duele todo el cuerpo. Es normal, estás empezando, después verás como poco a poco tu carrera se alarga y tu cuerpo se vuelve más fuerte y resistente. Solo tienes que persistir.

De correr con mis amigos para tomarme unas cervezas a completar 3 maratones y 10 triatlones

Para ayudarte en ese empeño de salir a correr y mantenerte activo, aquí hay 4 maneras de hacer que correr te resulte más fácil, según Harvad. 

Asegúrate de dormir bien las horas necesarias

Los ejercicios aeróbicos como correr pueden ayudar a revertir ciertos daños cardíacos asociados a la edad
Shutterstock

Shutterstock

Ten un buen descanso es recomendable para casi todo

Cuando duermes tu cuerpo aprovecha para repararse, lo que incluye tus músculo, algo que te ayudará a estar preparado para rendir bien al día siguiente. De lo contrario, cuando no duermes lo suficiente esos procesos de regeneración de se ven afectados y es posible que sientas más dolor o malestar físico.

Respira con el vientre

mujer haciendo deporte, caminar , correr

Getty Images 

Cuando realizas una respiración abdominal tomas más oxígeno que cuando lo haces desde la parte superior del pecho. Al tener más oxígeno circulando por tu sangre les llegará más a tus músculos y estos se fatigarán menos.

Desde Harvard explican cómo aprender a respirar con el vientre. Para ello, túmbate boca arriba con una mano en el ombligo. "A medida que inhalas, expande el abdomen y lleve más aire hacia la parte inferior de los pulmones. Tu mano debe elevarse a medida que se expande tu vientre. Mientras exhalas, contrae el abdomen y expulse el aire para que su mano caiga". 

Pruébalo mientras corres. Si empiezas a jadear durante la carrera o notas que los hombros y el pecho suben y bajan, estás respirando con el pecho. "Si es así, reduce la velocidad para caminar, recupera el aliento y vuelve a intentarlo".

No temas reducir tu velocidad si ves que no llegas

Los 3 mejores collares para perros para salir a correr y hacer canicross

"Si sientes cualquier tipo de problema o lesión gestándose, baja el ritmo. Sufrir es bueno, tener dolor no", recomendó previamente a Business Insider, Roberto Mandje, atleta olímpico y director de la asociación New York Road Runners (NYRR).

"Es mejor estar relajado durante 16 kilómetros que estar forzando durante 1,6 kilómetros", consideró. Hacerlo podría llevarte a una lesión, además de convertir el ejercicio de correr en una pesadilla.

Razón por la que la prestigiosa universidad recomienda disminuir el ritmo si sientes malestar, dolor o te encuentras sin aliento. A medida que te sientas mejor, recupera gradualmente la velocidad. 

También es conveniente que comiences de forma gradual.

Si te estás iniciando en esto del running, el consejo de Mandje es que al inicio quizás solo necesites correr 2 días a la semana y caminar el resto. Y ampliar la carrera a más días a medida que tu cuerpo gane en resistencia y capacidad.

Corre con música

Mujer preparándose para correr.
Getty Images

La música es un arte capaz de modificar tu ánimo. Una canción puede hacerte sentir mejor, ayudarte a dormir o a estar más concentrado.

 Y según Harvard la música también puede incentivar a los deportista para ir un poco más allá, por lo que recomiendan salir a correr con una playlist cargada de canciones alegres capaces de desencadenar en tu ánimo la energía que necesitas para el ejercicio.

Siguiendo su consejo, comienza con canciones que tengan un ritmo más lento para calentar, después opta por temas más enérgicos para la mitad de tu carrera y termina con una melodía más lenta y relajante. 

Y asegúrate de mantener el volumen bajo para estar atento a lo que pasa a tu alrededor y no sufrir incidentes.

LEER TAMBIÉN: Cómo empezar a correr desde cero, según un atleta olímpico que ahora entrena a corredores

LEER TAMBIÉN: Ejercicios y recomendaciones para evitar trombos en las piernas

LEER TAMBIÉN: B-life, el método japonés que te ayuda a perder peso

VER AHORA: José María Galofré, CEO de Volvo Car España: “Nuestro compromiso es que en 2040 nuestra compañía no tenga ningún impacto de CO2 sobre el medio ambiente”