Pasar al contenido principal

Los 5 coches autónomos más realistas del Salón de Ginebra 2018

Renault EZ Easy Go
Vicente Cano.

En el Salón de Ginebra 2018 se han presentado varios coches autónomos sin contar con algunas propuestas más de cartón piedra. La mayoría de estos vehículos robotizados miran hacia el horizonte que se marca en la ruta de esta clase de movilidad: 2020 nivel 4 SAE y 2025-2030 el nivel 5 SAE, que implica la capacidad del vehículo para operarse de manera 100% independiente de la intervención humana. 

Sin embargo, hay por lo menos dos de estos coches autónomos en el Salón de Ginebra que van a echar a rodar este mismo 2018. Si Madrid se ha convertido en un laboratorio de movilidad compartida a nivel mundial, con la llegada de Car2Go, E-Mov, Zity y, pronto, el servicio de carsharing de Kia, desde la segunda mitad del presente año, París será la capital europea de la movilidad autónoma. 

Dos de los robotaxis exhibidos en Ginebra entrarán en funcionamiento en áreas restringidas de la atestada capital de Francia. Con una morfología y fenomenología circulatoria similar a la de Madrid, desplazarse en coche por París y por su área metropolitana —que carece además de vías de circunvalación— se ha convertido en una tediosa y casi heroica tarea.

Del impacto y la aceptación de estas dos experiencias, que se duplicarán en varias ciudades de otros continentes, quizá resulte que empresas y ciudades se aliarán para acelerar los servicios de movilidad robotizados. 

Aquí puedes ver las cinco mayores propuestas movilidad autónoma del Salón de Ginebra 2018

1. Volkswagen I.D. Vizzion

Volkswagen I.D. Vizzion
Vicente Cano.

El Volkswagen I.D. Vizzion es, básicamente, la berlina de la familia I.D. de Volkswagen, pero tras asistir a un taller con su diseñador principal Klaus Bischop, queda claro que la marca de Wolfsburgo está haciendo mucho más que mostrar un prototipo del que, dice, podrá ser 100% autónomo en 2025. La idea de VW es fabricar este Vizzion desde 2022 y que, para entonces, aunque pueda llevar muchas funciones automatizadas, estará equipado con un volante. 


Configurado como un auténtico salón casero, con asientos envolventes y que en su primera fila pueden recostarse casi hasta hacerse del todo horizontales, el Vizzion es del tamaño de un Passat, pero ofrece el espacio de un Phaeton en su interior. Además, dispone de superficies configurables y retráctiles. Volkswagen tiene también un coche autónomo para transporte urbano llamado Sedric, del que en este salón han mostrado la segunda generación.

Volkswagen Sedric School Bus Concept
Volkswagen.

 
El I.D. Vizzion, sin embargo, es un vehículo próximo al que se encontrará en el mercado en 2022. Sea o no totalmente autónomo, para entonces podrá desplazarse sin intervención del conductor por atascos o en determinadas condiciones por autopistas. Cuando pueda hacerlo totalmente solo, VW propone una tecnología de oscurecimiento de los cristales para que nadie vea a los pasajeros echándose una siesta a bordo, ni a ellos les moleste la luz del exterior. También atenuará el ruido. 

2. ICONA Nucleus

ICONA Nucleus
Vicente Cano.

El Nucleus de ICONA está algo más lejos de llegar a ver la luz que el Vizzion o, incluso, Sedric, pero solo porque es el producto de un ingenioso estudio de diseño de Turín. Aún así es interesante ver la visión de coche autónomo que han traído al Salón de Ginebra 2018. Se trata de un salón para ejecutivos que puede estar en movimiento hasta 1.200 km sin detenerse gracias a un extensor de la autonomía basado en una pila de hidrógeno.

Para alimentarla, bajo el habitáculo hay varias bombonas de hidrógeno a 700 atmósferas con 5,3 kg de capacidad. Al llevar un motor en cada rueda, no solo el espacio interior es desmesurado —acoge sin problemas a seis ocupantes—, sino también la potencia conjunta: 600 CV que, en teoría, podrían llevar a este coche a acelerar de 0 a 100 km/ en 3,5 segundos. No tengo claro que algo así agradara a unos despistados pasajeros. 

ICONA Nucleus HMI
ICONA.

Y menos teniendo en cuenta el desmesurado tamaño del vehículo —5.259 m de largo, 2.115 mm de ancho, 1.742 m de alto y 2.050 kg de peso con 3.310 m de batalla—. Solo sus dimensiones y su modernidad lo han convertido en una de las atracciones del Salón de Ginebra. Personalmente, lo que más sugerente encuentro en el Nucleus es el tratamiento de los ocupantes como pasajeros que además de negocios, pueden relajarse o usar el HMI para obtener servicios o, simplemente, disfrutar de la vista y de ser vistos. 

3. Rinspeed SNAP

Rinspeed SNAP
Vicente Cano.

Rinspeed es de las marcas clásicas en el Salón de Ginebra, aunque desde que hace un par de años dio un giro hacia la movilidad eléctrica y autónoma, optó por mostrar sus creaciones primero en el CES de Las Vegas. Pero lo que es más que interesante del SNAP que han mostrado aquí es que, como siempre, recurren a un impresionante catálogo de partners en la industria del automóvil, la informática, la química...

Desde ZF, a la empresa textil Strähle+Hess pasando por Gentex o Techniplas, el SNAP es un laboratorio de ideas y, como otros posibles coches robot que se han mostrado en el Salón de Ginebra, básicamente, un patín eléctrico con las baterías como chasis sobre el que se encarama un habitáculo XXL. En el interior, un ecosistema digital acoge a hasta seis ocupantes que pueden ser reconocidos por el coche gracias a sus huellas dactilares, el iris o sus teléfonos móviles.

Rinspeed Snap
Rinspeed.

Ninguno de los coches que Rinspeed ha presentado se ha fabricado en serie jamás, pero aunque haya habido algunos tropezones en la historia de esta marca dirigida por Frank M. Rinderknecht, si echas un vistazo a lo que han hecho en los últimos 20 años, te das cuenta de que ha aportado mucho más al automóvil que alguna de las marcas que se dedica a producir en masa. 

4. Navya Autonom Cab

Navya Autonom Cab
Vicente Cano.

Navya es el nombre de una pequeña start up francesa que ha sido la primera firma que ha sido capaz de producir y comercializar coches autónomos en el mundo. Quizá, también pasará a la historia porque en Las Vegas, uno de sus vehículos tuvo un pequeño siniestro el primer día en que el que estaba operando, pero en realidad el accidente no fue culpa de su sistema operativo, sino de un conductor de camión que se despistó. En el Salón de Ginebra han presentado el Autonom Cab.

Tras pasar media hora hablando con uno de los ingenieros responsables del proyecto, entendí que estaba en un momento histórico porque Nicolas de Crémies —así se llamaba— no me estaba hablando de fechas futuras ni de tecnologías futuribles, sino simplemente trataba de venderme su producto. "Tenemos 65 unidades operando en diferentes lugares del mundo, desde nuestros vehículos robot, puede adquirir entradas para el cine o los lugares turísticos a donde se dirija, la clave está en los servicios que seamos capaces de desarrollar a bordo", aseguraba.

Navya Autonom Cab interior
Vicente Cano.

 
La tecnología eléctrica con la que opera el Autonom Cab no es deslumbrante: 10 horas de operatividad tras cuatro de carga, pero a final de año, pondrán en servicio una pequeña flota de estos taxis robot en ¿París? "Digamos que una ciudad importante de Francia", aseguraba Nicolas, que sí confirmó que también habrá más vehículos suyos en otra urbe de EE.UU. y en Perth, Australia. En tres años, han creado dos plataformas y, a bordo, me gustó el planteamiento de su vehículo, muy similar al de cualquier autobús urbano, pero con pantallas como interfaz y asientos de turismo. 

5. Renault EZ Easy Go

París será desde finales de este 2018 un laboratorio de movilidad autónoma porque allí operarán una flota del Navya Autonom Cab y otra de Renault autónomos. Quizá, sea este EZ Easy Go que se ha presentado en el Salón de Ginebra o un vehículo muy parecido al Symbioz, que pude conocer en primera persona el pasado mes de diciembre. El caso es que, "para Renault, esta tecnología está lista", como afirma Ogi Redzic.

Los franceses tampoco están solos en la aventura porque colaboran con múltiples partners que, como ellos, quieren llegar los primeros a la movilidad autónoma. "El modelo está por definir, pero la clave está en el manejo de los datos y en haber sido de los primeros en llegar cuando se desarrollen más aplicaciones y negocios alrededor de los taxis robotizados", afirma el vicepresidente de Renault. 

Renault EZ-GO
Renault EZ-GO Alfredo Rueda

Axel Springer España

Para el diseñador jefe de la marca Laurens van den Acker, la similitud entre los modelos seis coches autónomos del Salón de Ginebra no es tal. "La nuestra es una aproximación a la francesa. El EZ Easy Go no pasará de 50 km/h para que no hagan falta cinturones de seguridad y se accederá por uno de los extremos porque hemos visto que así el coche es más accesible para personas mayores y con problemas de movilidad", afirma. Está claro que, salvo para los taxistas actuales, las ventajas de la movilidad autónoma parecen incontestables. 

Te puede interesar