Pasar al contenido principal

Las 5 grandes oportunidades de inversión para los próximos años, según el responsable del negocio institucional de BlackRock en España

Manuel Gutiérrez-Mellado, responsable del negocio institucional de BlackRock en España, Portugal y Andorra
Manuel Gutiérrez-Mellado, responsable del negocio institucional de BlackRock en España, Portugal y Andorra BlackRock

  • En una entrevista en exclusiva con Business Insider España, Manuel Gutiérrez-Mellado, responsable del negocio institucional de BlackRock en España, Portugal y Andorra, explica cuáles son las principales claves a las que se enfrentan las bolsas y dónde pueden encontrarse las oportunidades de inversión.
  • “En el caso concreto de la última crisis, provocada por la expansión del coronavirus, se ha producido en un periodo muy corto de tiempo, ya que se ha pasado máximos a mínimos en prácticamente un mes”, comenta.
  • "En Europa valoramos de manera positiva el componente cíclico de la mayoría de sus índices", analiza Gutiérrez-Mellado.
  • “En BlackRock identificamos cinco grandes tendencias, que son el impacto disruptivo de la tecnología, el cambio demográfico y social, el envejecimiento de la población, la rápida urbanización y el cambio climático y escasez de recursos”, enumera. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El mundo de la inversión sigue reconfigurándose tras el duro varapalo económico que ha supuesto el COVID-19. Todas las perspectivas se están modificando con una gran intensidad y la mayoría de los expertos coinciden en que hacer previsiones resulta más complicado que nunca

Entretanto, los bancos centrales y los gobiernos han actuado de freno de emergencia para sujetar a las bolsas. En especial en Estados Unidos. Manuel Gutiérrez-Mellado, responsable del negocio institucional de BlackRock en España, Portugal y Andorra, explica en una entrevista con Business Insider España cuáles son las principales claves a las que se enfrentan las bolsas y dónde pueden encontrarse las oportunidades de inversión.

“Las medidas aprobadas han funcionado como noticias positivas en el corto plazo y fueron muy útiles para contener las caídas por la expansión del coronavirus”, destaca sobre las medidas de las instituciones monetarias. Gutiérrez-Mellado describe que se ha visto un impacto positivo de las políticas monetarias en la economía y, mirando más allá, añade que debería ser importante que se mantenga una fuerte coordinación con las políticas fiscales para mantener esta tendencia positiva. 

Aun así, uno de los principales interrogantes para muchos operadores es por qué los mercados y la economía real han estado bastante poco correlacionados, sobre todo al tener en cuenta la cotización de Wall Street

Según el responsable del negocio institucional de BlackRock en España, la renta variable ha funcionado siempre como un indicador adelantado (de la economía real), por lo que es habitual ver que registra un comportamiento mejor o peor antes de que mejore o empeore la situación económica en general

“En el caso concreto de la última crisis, provocada por la expansión del coronavirus, se ha producido en un periodo muy corto de tiempo, ya que se ha pasado máximos a mínimos en prácticamente un mes”, comenta. “La intensidad de la caída ha relajado que los mercados de renta variable recogieron de manera muy virulenta las preocupaciones por la expansión de la enfermedad”, agrega. 

Leer más: Cómo puede la ciencia de los datos ayudar a los inversores a tomar decisiones más acertadas en tiempos de coronavirus, según el responsable de analítica de Schroders

Desde entonces, las acciones cotizadas en la bolsa se han recuperado en determinadas geografías y sectores a medida que se han ido conociendo las medidas de estímulo anunciadas por los gobiernos y por los bancos centrales para hacer frente a la crisis económica. 

“La bolsa ha vuelto a funcionar en este último caso como indicador adelantado, ya que ha reflejado las expectativas de los inversores con respecto al devenir de la economía real”, comenta.

“Más que un desajuste entre la renta variable y la economía real, diría que lo que se ha visto es que los activos de riesgo, entre los que se encuentra la renta variable, reaccionaron de manera significativa ante las primeras noticias negativas para, más tarde, recuperarse al calor de los programas de estímulos puestos en marcha para contener las caídas”, analiza. 

La recuperación de las bolsas deja ver que los inversores han anticipado que las medidas aprobadas iban a tener un efecto positivo en la economía real que mitigaría el impacto del COVID-19, tal y como opina Gutiérrez-Mellado.

La bolsa europea está en un momento de valoraciones atractivas

Atendiendo a las valoraciones, ¿cuáles son los mercados en los que BlackRock ve más atractivo?

Según Gutiérrez-Mellado, desde la gestora ven que los próximos meses van a dejar grandes oportunidades tanto en Europa como en Estados Unidos, sobre todo al comparar a estas dos regiones con los mercados emergentes

“Estados Unidos lo ha hecho bien gracias a los estímulos anunciados por las autoridades para mitigar el impacto del COVID-19, pero en Europa valoramos de manera positiva el componente cíclico de la mayoría de sus índices”, resalta. 

Leer más: La salida a bolsa de Pexip, rival de Zoom, anticipa un futuro cada vez más digitalizado en los mercados, según la responsable del mercado español de Euronext

Así, la gestora norteamericana consideraría que existe un entorno de valoraciones atractivas. “Esto hace que sea muy interesante asumir riesgo en el conjunto de las economías desarrolladas con independencia de cuál lo ha hecho mejor en los últimos meses”, expone el experto. 

Con respecto al comportamiento reciente de los mercados de ambas regiones, el responsable del negocio institucional en España de BlackRock sí diría que el S&P 500 tiene un gran sesgo hacia compañías de calidad que ha permitido a estas firmas navegar en mejores condiciones por un entorno muy complicado.

“Europa, sin embargo, se caracteriza por tener índices con mayor sesgo de valor y con un fuerte componente sectorial que no se han visto tan beneficiados por las medidas de estímulo, como es el caso del sector financiero”, concreta.  

El sector tecnológico, en pleno debate

Celebración en el Nasdaq tras la OPV de Smile.
Reuters

Uno de los segmentos qué más interés suscitan a los inversores es el tecnológico, cuyas valoraciones siguen en tela de juicio para algunos. En este sentido, tal y como analiza Gutiérrez-Mellado, más que hablar de sobrevaloración en un sector, que es algo muy genérico, merece la pena considerar a la hora de invertir el poder disruptivo de la tecnología

“El gran desempeño reciente de las compañías que pertenecen a este sector, que son tanto grandes como pequeñas, se apoya en la gran capacidad que han demostrado para adaptarse a las circunstancias imperantes en cada momento”, dice. Así, estas firmas han tenido un poder disruptivo que el de empresas de otros sectores que no estaban preparadas para sobrevivir o para mantener un determinado nivel de beneficios en el entorno actual. 

Leer más:  El CEO de Tressis comparte la mejor receta para invertir en tiempos de pandemia: una mezcla de gestión activa y pasiva y evitar gestores que asumen un mayor riesgo táctico

“Es posible que nos encontremos con subsectores o compañías concretas con valoraciones elevadas, pero habrá que ver si las expectativas de beneficios de estas firmas acompañan durante los próximos meses el nivel de las valoraciones, ya que podrían estar en precio”, relata. 

De ahí a que, en su opinión, el sector tecnológico tenga que ser abordado con una visión muy amplia y que permita aprovechar las grandes diferencias que hay entre subsectores y capitalizaciones. “La tecnología tiene unas expectativas de crecimiento de los beneficios más elevadas que en otros sectores, por lo que la exposición al mismo justifica que exista una prima con respecto a sectores en los que no se espera un crecimiento tan fuerte”, afirma. 

Las temáticas con mayor potencial

Aglutinando todas estas variables, ¿cuáles son las principales oportunidades de inversión?

Gutiérrez-Mellado indica cuáles son las tendencias del futuro en dónde habrá más rentabilidades en los próximos años

“En BlackRock identificamos cinco grandes tendencias, que son el impacto disruptivo de la tecnología, el cambio demográfico y social, el envejecimiento de la población, la rápida urbanización y el cambio climático y escasez de recursos”, enumera. 

Estas megatendencias representan fuerzas con potencial para transformar la economía global, los negocios y la sociedad y que han cambiado la forma en la que se vive durante siglos, según destaca. 

Por tanto, los fondos que se enmarcan dentro de cada una de estas temáticas se caracterizan por invertir a través de sectores y geografías, que se benefician de cambios estructurales y que deberían batir al conjunto de la renta variable a largo plazo.

“Para ello, lo que buscamos en cada una de ellas son las fuerzas reguladoras, sociales y económicas que lideran el cambio”, concluye.

Y además