Pasar al contenido principal

9 órganos y partes del cuerpo sin los que podrías vivir ya que no tienen una función vital

En el hospital
Gettyimages
  • Hay partes del cuerpo humano que no tienen una gran utilidad, y si te las quitaran de un día para otro podrías seguir haciendo vida sin sufrir problema alguno.
  • En muchos casos se debe a la evolución, y en algún momento para los antepasados del hombre sí fueron vitales.
  • El apéndice, el coxis y los pezones masculinos son 3 de los ejemplos más conocidos.
  • A continuación se muestran 9 partes del cuerpo que ya no son necesarias para la vida humana.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday Cintillo

Existen algunas partes y órganos del cuerpo humano que a día de hoy no conservan una gran utilidad para la vida. Aunque los antepasados del hombre las necesitasen para desarrollar plenamente sus funciones, el ser humano moderno podría prescindir de ellas.

Algunas, de hecho, pueden llegar a suponer un estorbo. Es el caso del apéndice, que al infectarse precisa de una operación para extirparlo y que no continúe haciendo daño a tu salud. Hay también otros ejemplos, como las muelas del juicio, la vesícula o el coxis.

En el siguiente listado se detallan 9 partes del cuerpo que no son tan necesarias para la vida. Tu organismo podría funcionar perfectamente sin ellas.

El apéndice

Dolor de barriga.
Getty/Pornpak Khunatorn

Siempre se ha pensado que el apéndice no cumple ninguna función necesaria en el cuerpo humano. Incluso puede ser perjudicial para tu salud, ya que al infectarse provoca apendicitis y es necesaria una pequeña operación para extirparlo y que no cause males de gravedad.

Sin embargo, algunas investigaciones recientes señalan que el apéndice sí cumple una función definida, concretamente la de fortalecer tu sistema inmunológico y protegerte de algunas enfermedades.

La posibilidad de sufrir una infección intestinal es 4 veces mayor en los pacientes que han sido operados de apendicitis. Aunque muchas  personas viven sin apéndice tras haber sido extirpado y no sufren ninguna complicación de salud. Los investigadores piensan que esto se debe a que otros órganos empiezan a cumplir su función.

En cualquier caso, si te operasen de apendicitis podrías seguir haciendo vida normal.

La vesícula

Mujer con dolor.
Getty Images

Puedes vivir sin vesícula. Este órgano tiene la utilidad de almacenar la bilis, un líquido que sirve como ayuda para la digestión y que convierte la grasa que ingiere el cuerpo en ácidos grasos.

Sin embargo, si sufres ciertos achaques de salud como cálculos biliares, pancreatitis o pólipos, el médico puede tomar la decisión de extirparte la vesícula. Llegado el caso será el colédoco, un conducto entre el hígado y el intestino, el que se encargue de realizar este trabajo.

 

Muelas del juicio

Dolor de dientes
Getty Images

Los ancestros del ser humano las utilizaban para morder alimentos especialmente duros. A día de hoy, gracias a una dieta más suave, no es necesario masticar con tanta fuerza.

No todo el mundo termina desarrollando las muelas del jucio, pero si te acaban saliendo es posible que causen dolor y problemas a la hora de ingerir los alimentos.

Por ello muchos médicos optan por extraerlas, aunque algunos expertos del Consejo General de Dentistas advierten que no deben quitarse tan a la ligera y que ha de existir un motivo justificado, como inflamación o enfermedades.

En este artículo puedes consultar 13 malos hábitos que están dañando la salud de tus dientes.

Pezones masculinos

Una madre da el pecho a su hijo
Una madre da el pecho a su hijo. Getty Images

En las mujeres cumple la función que puedes observar en la fotografía: facilitar el amamantamiento del bebé. Gracias a ello, nutrir de leche materna al recién nacido es un proceso más cómodo.

La explicación de que los hombres nazcan con pezones, aunque no tengan utilidad ninguna, se encuentra en el embrión, ya que este empieza a desarrollarse de la misma forma independientemente de que sea hombre o mujer.

Cuando los órganos sexuales masculinos ya están definidos, los pezones se encuentran plenamente desarrollados en el cuerpo del hombre.

Vello corporal

Afeitado del vello
GettyImages

La evolución ha provocado que el ser humano se desprenda de casi todo su vello corporal. Además, la costumbre de la depilación tanto en mujeres como en hombres está terminando con los restos que han ido quedando a lo largo del tiempo.

Aunque lo habitual es que no vayas a sufrir daños en la salud, también puede resultar peligroso en algunos casos, especialmente en la zona del vello púbico.

El pelo que cubre los genitales es una de las primeras barreras contras las enfermedades de transmisión sexual. El contacto piel con piel facilita el contagio.

No ocurre nada peligroso si te desprendes de todo el pelo de tu cabeza, pero vigila con atención otras zonas de tu organismo.

Amígdalas

dolor de garganta

Hasta hace unas décadas los médicos extirpaban las amígdalas si el paciente sufría ciertos síntomas, principalmente infecciones de la garganta.

Pero hace ya algunos años que se ha demostrado que no es tan recomendable vivir sin amígdalas, ya que ayudan como protección ante algunos problemas de salud. Esto se hace todavía más evidente en la infancia, ya que los niños son más propensos a desarrollar bronquitis, asma y neumonía si no tienen amígdalas.

Leer más: Qué le sucede a tu cuerpo cuando empiezas a hacer deporte regularmente

Aunque si sufres una infección y es necesario te las eliminarán para no padecer problemas mayores. 

Coxis

Hombre con dolor de espalda.
Getty Images

Es el hueso inferior de la columna vertebral. El coxis tiene su origen en el rabo que la mayor parte de mamíferos continúan utilizando.

De hecho, el feto humano empieza a desarrollar una cola a partir de las 5 semanas de concepción que termina desapareciendo antes de nacer, dando lugar al coxis.

El ser humano no necesita una cola para mantenerse en pie sin perder el equilibrio, y a día de hoy la mayor utilidad del coxis es propiciar algunos movimientos que alivian los dolores de espalda.

Músculo palmar largo

Abrazar árboles
Gettyimages

Es posible que ni siquiera lo tengas en tu cuerpo, ya que se calcula que un 10% de los seres humanos ya nacen sin él.

Para comprobar que tienes este músculo debes apoyar la parte posterior de la muñeca en una mesa y juntar el dedo pulgar con el índice. En caso afirmativo verás una pequeña banda de músculos que aparecen en la muñeca.

No tiene ninguna utilidad, a no ser que quieras trepar un árbol. Se trata de un músculo que ayudaba al humano primitivo a colgarse a los árboles y no resbalar de ellos. A día de hoy es sólo un vestigio de aquella época.

Músculos auriculares

Escucha activamente con los oídos
Getty Images

Se encuentran en la cara anterior del pabellón auditivo, y probablemente no los hayas utilizado nunca.

Pocos hombres y mujeres son capaces de mover los músculos del oído, y en el caso de poder hacerlo tampoco encontrarán una gran utilidad en ello.

Algunos animales sí que pueden llegar a usarlo para captar mejor los sonidos que se producen en su entorno. El ser humano no puede situarlos en una postura fija y por tanto pierden su eficacia.

[Fuentes: Enciclopedia Británica, Xataca, Xl Semanal, BBC]

Y además