La crisis de Evergrande y la escasez de energía sacuden la economía china: estos son los países más expuestos, según Morgan Stanley

Hui Ka Yan, presidente de Evergrande.
Hui Ka Yan, presidente de Evergrande.
Reuters
  • El endurecimiento de las normativas están creando vientos en contra en China, especialmente en los sectores inmobiliario y energético.
  • Morgan Stanley aclara que las economías asiáticas son las más expuestas, seguidas de gigantes de las materias primas como Rusia.
  • El banco considera que Estados Unidos debería sufrir poco, dado que el comercio no es una parte importante de su economía.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El gobierno chino está endureciendo la normativa sobre propiedad y contaminación y está sacudiendo la economía del país. Las normas que limitan el endeudamiento en el sector inmobiliario han sido un factor clave en la inminente quiebra del gigante promotor Evergrande

Las medidas contra la contaminación han provocado una reducción de la producción de carbón, lo que ha agravado la escasez de energía.

En una nota difundida esta semana, los analistas de Morgan Stanley han sopesado qué países podrían verse más afectados por la desaceleración de la segunda economía mundial y la mayor nación comercial.

La crisis energética global empeora: los precios del gas vuelven a registrar máximos históricos y la alta demanda de Asia asfixia al mercado europeo

"Con una cuota de comercio mundial del 13,6%, los cambios en la demanda de la segunda economía del mundo repercutirán en la cadena de suministro mundial", señalan los analistas, dirigidos por el economista Seth Carpenter.

Les siguen países que son proveedores clave de materias primas como Rusia, así como países de la Unión Europea que están estrechamente vinculados a través del comercio mundial.

"Estados Unidos es una de las economías menos expuestas en nuestro análisis", comentan los expertos.

La desaceleración china afectará a las economías asiáticas

Los vecinos más cercanos, Corea del Sur y Taiwán, serán probablemente los más afectados por cualquier desaceleración de China, ya que la economía asiática sufrirá en su conjunto la reducción de la demanda china y las interrupciones de la producción.

Morgan Stanley cree que el crecimiento de China entre 2022 y 2025 será probablemente unos 0,4 puntos porcentuales menos cada año de lo previsto anteriormente. Este descenso probablemente arrastrará el crecimiento de Taiwán y Corea del Sur en algo más de 0,1 puntos porcentuales al año.

China quiere revolucionar el sector de reparto: en menos de un año tendrá 2.000 robots autónomos en las calles entregando paquetes

Sin embargo, en el escenario más pesimista de Morgan Stanley, la inversión se ralentiza bruscamente y el crecimiento chino es 1,2 puntos porcentuales inferior de media al año. En tal caso, el impacto en la economía de Asia sería considerablemente mayor.

Rusia, Noruega y Sudáfrica también pueden verse afectadas por el menor crecimiento chino, según Morgan Stanley. En este caso, el principal problema será que los recortes de la producción en China provocan una menor demanda de materias primas a nivel mundial.

En 2020, Rusia era uno de los dos principales proveedores de petróleo de China, al proporcionarle el 16% del crudo, mientras que Sudáfrica es un exportador clave de metales industriales.

Los vínculos de suministro de Europa la dejan expuesta

Los países europeos tienen diferentes niveles de exposición a China, lo que significa que una desaceleración tendría un impacto variable. Según Morgan Stanley, Alemania, que es un exportador neto con respecto al gigante asiático, sería uno de los países europeos más expuestos.

La inversión es también un área clave a tener en cuenta. Alemania y Francia son relativamente grandes inversores en China, lo que podría dejarlos más expuestos a una desaceleración.

Aunque China es uno de los mayores socios comerciales de EEUU, el comercio no representa una gran parte de la economía estadounidense. Por esta razón, es probable que el bamboleo económico de China tenga vientos en contra limitados para EEUU, explica Morgan Stanley.

Morgan Stanley afirma que algunos de los efectos de la desaceleración de China, como el aumento de los rendimientos de los bonos en todo el mundo, también podrían afectar a las economías.

Con la Reserva Federal de su parte, aclaran, EEUU tampoco tiene por qué sufrir demasiado por esto.

Otros artículos interesantes:

La gran estrella del cine chino desaparece de internet: ¿por qué China está borrando a sus famosos?

La versión china de TikTok habilita un 'modo juvenil' que restringe el acceso a 40 minutos al día para los menores de 14 años

El Banco Central de China declara ilegales todas las transacciones con criptomonedas: los precios del bitcoin, ethereum o cardano se desploman

Te recomendamos

Y además