En mitad del desplome generalizado del cripto, surge una opción que busca revitalizar el negocio: los números que esconde el mercado del alquiler de NFT

Parte de una obra en formato NFT de la artista Princess_MegaHertz. OpenSea/ Princess_MegaHertz
Parte de una obra en formato NFT de la artista Princess_MegaHertz. OpenSea/ Princess_MegaHertz
Princess_MegaHertz/OpenSea

A ojos de muchos, son ya casi un producto financiero a extinguir, símbolo de lo lejos que puede llegar uno en el camino por hacerse rico sin demasiado esfuerzo, simplemente a fuerza de ver el negocio del siglo antes que nadie.

Los NFT son muchas cosas. Esencialmente, son archivos de ordenador cuyo dueño es posible identificar de manera inequívoca mediante la tecnología blockchain. A partir de ahí, imaginación al poder. 

Hay quien ha querido verlos, por ejemplo, como tickets que dan acceso a clubs exclusivos; otros han visto en ellos tan solo el último producto de moda, la penúltima oportunidad de especular con algo de valor intangible, difuso y digital. 

Por último, en estos años ha habido también quienes han visto en ellos nada más que propaganda, pirotecnia y humo: unos pocos aprovechándose de muchos.

Pero los NFT han sido y son, sobre todo, un inmenso negocio que ha llegado a mover más de 200 millones de euros, según uno de los lugares de compraventa de NFT más populares, OpenSea.

De preparar hamburguesas en un McDonald's a ganar miles de millones en criptomonedas: el CEO de Binance explica cómo es su día a día y comparte su mejor consejo para los jóvenes

Lo han sido, al menos, hasta el reciente desplome de las criptomonedas, que han visto cómo en las últimas semanas pasaban de valer conjuntamente más de 3 billones de dólares a apenas un billón de dólares debido a la fuga masiva de inversores provocada por el alza en los tipos de interés de la Fed.

Acabada la época de las vacas gordas por la hiperactividad de los bancos centrales y llegado el momento de poner cuerpo a tierra, muchos inversores han recordado que las monedas digitales, valer, lo que se dice valer, valen lo que los demás digan que valen, y que eso puede ser mucho, pero también puede ser cero.

Junto a muchas criptomonedas, se han hundido irremediablemente los NFT

La hecatombe ha sido de tales dimensiones que en España, por ejemplo, el creador de contenido Willyrex, uno de los más firmes defensores de los NFT, tuvo que salir hace una semana a explicar a sus 18,5 millones de seguidores en YouTube por qué los NFT que él recomendaba (y por los que habían apostado muchos de sus seguidores, por tanto) se fueron a 0 dólares.

10 criptomonedas muertas como la de ‘El juego del calamar’

Pero los NFT no están todavía muertos del todo, como lo demuestra el hecho de que aún haya quien les otorgue valor. En su afán por sobrevivir, los token no fungibles han dado un último giro: ahora se alquilan.

A menudo se piensa en los NFT como obras de arte únicas: básicamente, cuadros y canciones. Pero los tokens no fungibles, al fin y al cabo, siguen siendo tokens, lo que significa que pueden negociarse en blockchain y utilizarse en contratos inteligentes. 

Creer en el NFT en mitad de la tormenta

Algunas instituciones financieras particularmente grandes se están involucrando en el alquiler de NFT. Entre ellas, explica Protocol, que se ha hecho eco del fenómeno, figura Genesis Trading, uno de los principales corredores de bolsa cripto, y la bolsa de criptomonedas Nexo.

Ambas prestan contra NFT en Arcade, uno de sus servicios.

Como sucede con todo lo relacionado con las criptomonedas, el riesgo de estas operaciones es altísimo. La fuerte caída de los precios de los NFT, con algunas de las más importantes bajando un 50% en apenas semanas, demuestra lo rápido que pueden cambiar las cosas en este mercado. 

¿Qué puede llevar, por tanto, a alguien a pedir un préstamo con un NFT? Básicamente, la fe. Convencidos de que se trata de activos cuyo valor se multiplicará en el futuro, no los quieren vender. Sin embargo, sí que quieren generar una cierta liquidez con ellos, así que los prestan.

Cómo minar shiba inu gratis: un estudiante universitario ha utilizado un portátil viejo para descargar software que apila la criptomoneda a diario

La jugada, además, explican en Protocol, tiene truco. En caso de que un NFT baje de precio por debajo de la cantidad prestada, el prestatario puede dejar de pagar dicho préstamo y salir del embrollo con algo de efectivo. Bien mirado, casi se puede entender como una especie de venta anticipada.

"Es el culmen de la sobrecolateralización y el sobreapalancamiento", dice a Protocol Adam Jackson, CEO de Freelance Lab e inversor.

Los préstamos, por otra parte, son autónomos, y los prestamistas no pueden ir tras los otros activos de los prestatarios gracias al blockchain.

Así se presta dinero a cambio de NFT

Los préstamos de NFT se realizan normalmente como todo en blockchain: mediante contratos inteligentes. 

En este sentido, tanto NFTfi como Arcade ofrecen préstamos de plazo y tipo de interés fijos. Ninguna tiene acceso a los NFT o al capital involucrado, y sus sistemas no liquidarán el préstamo de un titular de NFT si su precio cae.

9 expertos en criptomonedas comparten sus perspectivas de inversión para 2022, desde pronósticos sobre el precio del bitcoin a sus 'altcoins' preferidas y posibles cambios normativos

Tanto en NFTfi como Arcade los prestamistas compiten en condiciones como la relación préstamo-valor o el tipo de interés. Dependiendo del tipo de activo, este vínculo puede ser mayor o menor, y el tipo de interés también puede variar.

NFTfi, uno de los servicios de préstamo a cambio de NFT más grandes, tuvo su lanzamiento beta público en junio de 2020. Hizo 300.000 dólares en préstamos en su primer año, 14 millones en 2021 y 150 millones en lo que va de 2022, con 37 millones en préstamos pendientes. Nada mal para un recién llegado.

Sus préstamos van de 30 a 180 días de duración y se devuelven de una sola vez, como un préstamo tradicional. La relación típica entre el préstamo y el valor es de alrededor del 50%, y NFTfi cobra a los prestamistas el 5% de los intereses obtenidos solo en los préstamos que no incumplen. 

El mayor préstamo que ha hecho esta empresa, ha recordado Protocol, fue de 8,3 millones de dólares para 104 CryptoPunks con una relación préstamo-valor del 30% y un TAE del 10%.

El tamaño medio de los préstamos de NFTfi fue de unos 20.000 dólares antes de mayo, pero ahora ha bajado a unos 16.800 dólares. Sin embargo, el número total de préstamos ha aumentado recientemente.

¿Criptomonedas o vivienda? Dónde es mejor invertir para refugiarse de una inflación desbocada

Los impagos también han aumentado, aunque los expertos aducen que no se trata de que los prestatarios no los puedan devolver, sino de que algunos de estos NFT han perdido tanto valor y tan rápido que, finalmente, como se ha explicado antes, les sale más barato no devolver el dinero y apostar por otro NFT.

Arcade, que se lanzó a finales de enero, se centra en NFT de gama alta como Bored Apes y CryptoPunks. Los tipos suelen oscilar entre el 10% TAE y el 40% TAE, con una media del 18%, dice Gabe Frank, su CEO. Arcade cobra además una comisión de apertura del 0,5% al prestatario. 

La paulatina transformación de los NFT en complejos productos financieros está convirtiendo lo que empezó como un conjunto de proyectos artísticos en algo con lo que negociar. Sus defensores, dicen en Protocol, lo comparan con el mercado hipotecario. Los críticos de los NFT, que recuerdan la crisis de 2008, hacen lo mismo.

Otros artículos interesantes:

Cómo funcionan los préstamos con criptomonedas y cuáles son sus principales riesgos

3 mitos que demasiada gente cree sobre las criptomonedas, según una inversora de 29 años a la que no le preocupa el reciente desplome

Las criptomonedas son una "estafa piramidal" que se derrumbará en cuanto deje de reclutar “tontos”, asegura un científico de Berkeley

Te recomendamos