Los españoles quieren un modelo económico más sostenible, pero desconfían de las instituciones actuales para lograrlo, según un reciente estudio

Varias personas disfrazadas de 'La casa de papel'.

Reuters

  • Los españoles quieren un modelo económico más sostenible, pero no creen que las actuales instituciones puedan lograr este propósito, según un estudio de la consultora Canvas
  • En concreto, el sistema capitalista tal y como está concebido actualmente apenas consigue una nota de 4 sobre 10.
  • En cuanto a las respuestas de que está ofreciendo el propio sistema para regenerarse y responder a los retos del futuro, la nota es todavía peor: 3,5 sobre 10.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Entre los españoles existe un cierto consenso en torno a que el capitalismo, como modelo económico y social, necesita una profunda transformación hacia un sistema que se preocupe más por las personas y el planeta. 

Existe, sin embargo, la sensación de que las actuales instituciones, tal y como están concebidas hoy, no están acometiendo casi ninguno de los cambios que se necesitan para el futuro

Estas son las principales conclusiones que ofrece el informe Propósito y reinvención del capitalismo, elaborado por la consultora Canvas Estrategias Sostenibles en colaboración con Punto de Fuga, la Universidad de Málaga y Cronopios y con el apoyo de empresas como DKV, Ikea, Leroy Merlin y Unilever. 

Según este informe, realizado a partir de una consulta a más de 1.000 personas, la ciudadanía española suspende con una media de 4 sobre 10 al sistema socioeconómico actual, una valoración compartida por más de la mitad de los consultados. 

13 empresas que podrían ser un referente mundial en la próxima década

Además, 8 de cada 10 personas consideran que el capitalismo necesita mucha o bastante transformación. 

El área en la que la ciudadanía afirma estar más preocupada por los impactos negativos del sistema es el que tiene que ver con cuidar a las personas, es decir, todo lo vinculado a tener un trabajo decente y una vida digna, el cuidado de la salud, la lucha contra la pobreza y la desigualdad social y una educación accesible.

Sigue a esta área el cuidado del entorno, o sea, garantizar el agua potable, fomentar las energías limpias, cuidar los océanos y ríos, combatir el cambio climático y proteger los ecosistemas naturales).

Por último, destaca el cuidado la economía, especialmente en lo que tiene que ver con buscar la equidad social y la adecuada distribución de los recursos. A cierta distancia de estas preocupaciones, los españoles también quiere que se favorezca la industria, la innovación y el desarrollo tecnológico.

El informe subraya además que se trata de un consenso amplio, lo que se deja notar en que no hay grandes diferencias intergeneracionales ni socioeconómicas. 

Sí se percibe algo de sesgo de género: las mujeres transmiten de una forma más contundente su preocupación por los temas sociales y ambientales

Crisis de confianza en las instituciones

En cuanto a la respuesta del sistema ante estas preocupaciones, 7 de cada 10 personas lo valoran con un suspenso (3,5 sobre 10). 

Preguntados por su confianza en el papel que pueden ejercer en este sentido las instituciones y organismos, el único que aprueba es el ámbito educativo (escuelas, universidades y sistema científico), que obtiene una media de 5,2 sobre 10.

El 42% de los encuestados destaca su papel relevante para que el sistema capitalista se transforme hacia un modelo que vele por el impacto positivo en la sociedad y el planeta.

En el lado opuesto se sitúan los partidos y líderes políticos, así como la Iglesia y los líderes religiosos, que obtienen las puntuaciones más bajas, por debajo de 3 sobre 10

También los líderes empresariales, el sector privado en su conjunto y la Administración Pública obtienen puntuaciones inferiores a 4 sobre 10. 

Esta es la nueva fórmula que están utilizando las empresas para pagar menos impuestos

Rozan el aprobado los organismos internacionales, los movimientos ciudadanos y los medios de comunicación.

“Las instituciones sufren una notable crisis de legitimidad, y esto es un claro reflejo de la necesidad de fomentar nuevos modelos de liderazgo. En este contexto, los movimientos ciudadanos se consolidan como referentes de agrupación autoorganizada, frente al modelo de lo individual, que es intrínseco al sistema socioeconómico actual, explica Claudina Caramuti, cofundadora y directora de desarrollo de Canvas Estrategias Sostenibles.

Empresas con propósito: una demanda social

En el ámbito empresarial, una de las transformaciones más demandadas es el paso de compañías cuyo objetivo es exclusivamente el beneficio económico a empresas con propósito, es decir, compañías que equilibren su cuenta de resultados con generar un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente.

En este sentido, si bien no existe un conocimiento claro entre la ciudadanía de lo que significa una empresa con propósito, 7 de cada 10 personas considera totalmente o bastante necesario que las empresas velen por ese triple impacto social, ambiental y económico

“Hasta el 74% de la sociedad española cree que es muy necesario que existan empresas con este nuevo modelo para la transformación del sistema, pero no termina de confiar en que este modelo sea actualmente una realidad. Las personas quieren creer en este modelo de empresa con propósito, pero dudan de si es real o simple fachada", explica Isabel López, cofundadora y directora general de Canvas Estrategias Sostenibles.

Humildad, tener empatía y ser comunicativo: las habilidades esenciales que todo CEO necesita dominar para la próxima década, según varios líderes

En cuanto a los sectores que se consideran clave para la transformación, las valoraciones medias más altas, con alrededor de 6 sobre 10, las obtienen los relacionados con energía, transporte, tecnología e industria química y farmacéutica

En un segundo bloque se sitúan sectores como la alimentación, telecomunicaciones, turismo, comercios, construcción, textil y las industrias extractivas. Y en el bloque con una valoración más baja respecto al papel que van a desempeñar en el futuro se ubican los servicios financieros, los seguros y servicios profesionales. 

Finalmente, preguntados por dónde deben invertir las empresas con propósito, los ciudadanos eligen como primera opción, con amplia mayoría (36,2%), la creación de empleo y la prosperidad.

Otros artículos interesantes:

Las 10 personas que están transformando nuestra manera de entender el capitalismo

Europa apuesta por el humanismo digital y emprende para hacer frente al capitalismo digital de EEUU

Giro ético en el capitalismo de EE.UU.: estas son las grandes compañías que creen en el Better Capitalism... y las que no

Te recomendamos

Y además