Así es como tu cuerpo quema calorías mientras duerme

mujer durmiendo, dormir
Getty Images
  • Mientras duermes tu cuerpo está quemando calorías.
  • Este gasto energético se debe a varios procesos, pero es mucho mayor durante la fase REM del sueño.
  • Por ello, dormir bien es esencial para facilitar que tu cuerpo consuma calorías durante la noche.
  • Además, lo que cenes y la hora pueden impactar de manera negativa en este proceso.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La relación entre sueño y el peso ha sido varias veces evidenciada por la ciencia. Se ha comprobado que descansar mal y dormir pocas horas puede alterar el metabolismo y hacer que engordes.

Como resaltan los nutricionistas, lo que comamos antes de dormir es clave cuando se quiere adelgazar. 

Pero no solo importa lo que comes, también el momento en el que lo comes. Esto se debe a que el metabolismo no es igual durante todo el día. Tampoco durante la noche.

A pesar de estar en reposo, tu cuerpo continúa quemando calorías mientras duerme. Y comprender cómo lo hace puede ayudarte en tu objetivo de mantener un peso equilibrado. 

Cómo se queman calorías durmiendo

Durante la noche, el cuerpo aprovecha el descanso para reparar daños causados a nivel celular y recuperarse de la actividad del día. Este proceso conlleva un gasto calórico.

El cuerpo quema más calorías durmiendo durante la fase REM. Esta es la fase más profunda del sueño y, durante ella, el cerebro está muy activo, lo que conlleva un elevado consumo de glucosa o, en otras palabras, la fuente de energía de tu organismo.

A su vez, en esta etapa, la frecuencia cardíaca y la presión arterial también aumentan, lo que incentiva la quema de calorías, según explica la Fundación del sueño estadounidense (Sleep Foundation).

Dado que el gasto energético durante la noche es mayor en las fases más profundas del sueño (que se repiten cada 90 minutos), cuanto mejor sea la calidad de tu descanso, más calorías estarás consumiendo.

Leer más: Qué comer antes de dormir para perder peso, según la ciencia

"Cuanto más duermas, más sueño REM consigues, por lo que quemarás más calorías si duermes más", explica el especialista en sueño Michael Breus a Insider.

Sin embargo, esto no significa que tengas que dormir como si estuvieras hibernando. Como también advierte Breus, dormir demasiado te llevará al efecto contrario.

"Los que duermen demasiado tienen un metabolismo más lento porque continúan en la cama en lugar de gastar energía".

Cuántas calorías quemas al dormir

La cantidad de energía consumida mientras duermes está relacionada con varios factores, entre ellos aspectos como la edad, el peso, el metabolismo y por supuesto la calidad y duración del sueño, tal como recoge un artículo en Fit Day.

La tasa metabólica basal determina la cantidad de energía que un cuerpo necesita para mantener sus funciones y es uno de los elementos clave. Así, las personas con metabolismos rápidos requieren más energía y, por tanto, quemarán también más calorías durante el sueño que aquellas con metabolismos que funcionan más despacio.

A su vez, las personas con mayor masa muscular también tendrán un mayor gasto calórico durante la noche que aquellas con más grasas.

Leer más: El consumo de melatonina ayuda a quemar calorías y adelgazar

De manera generalizada puedes quedarte con la idea de que, a mayor peso y más horas de sueño, más calorías consumirás durmiendo.

Dicho esto, no esperes tener que dejar de hacer ejercicio y en su lugar ponerte a dormir como un oso para adelgazar. La quema de calorías durante el sueño no es excesivamente elevada.

Aunque esto depende de varios factores que dificultan poder calcularlo con exactitud, Sleep Foundation apunta a que, por ejemplo, una persona de unos 57 kilos quemará en torno a 38 calorías por hora de sueño, es decir, unas 304 calorías si duerme las 8 horas recomendadas.

Tu cena puede alterar negativamente este proceso

Gente cenando en casaGente cenando en casa
Reuters

Ciertos aspectos de tu cena pueden alterar el gasto calórico de tu cuerpo durante la noche, haciendo que quemes menos calorías.

Un estudio publicado en 2016 reveló que ingestas bajas en fibra y altas en grasas se vinculaban con sueños más ligeros, menos reparadores, y con despertar más veces durante la noche.

Esta baja calidad del sueño puede impedir que el cuerpo llegue a la fase REM, aquella en la que gasta más energía, disminuyendo así las calorías consumidas.

Por otro lado, cenar demasiado tarde también parece tener un impacto negativo en este proceso.

Leer más: 5 errores habituales que cometes durante la cena y que te están haciendo engordar, según una nutricionista

Según los hallazgos de una investigación publicada en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, cuando se cena tarde, los niveles de azúcar en sangre son más elevados y la cantidad de grasa que se quema es más baja, incluso cuando las personas comen la misma comida.

En concreto, el estudio analizó a 20 participantes (10 hombres y 10 mujeres), que siguieron dos horarios de cena, unos a las 18 horas y otros a las 22 horas. La hora de dormir de todos ellos se fijó en las 23 horas, con un periodo fijo de sueño de 8 horas.

De acuerdo con los resultados, aquellos que cenaban tarde mostraban niveles máximos de azúcar en sangre casi un 20% más elevados y una reducción de la quema de grasa un 10% inferior, en comparación con los que cenaban antes.

Bajar tu temperatura corporal durante la noche podría hacerte quemar más grasas

Frente a esto, bajar tu temperatura corporal podría incrementar las calorías consumidas por tu cuerpo durante la noche.

Si bien el fenómeno aún no está muy claro, algunas investigaciones han apuntando que mantener el cuerpo en un estado más fresco durante la noche parece activar las llamadas grasas pardas, vinculadas al gasto energético.

Las grasas pardas son un tipo de grasa que permite generar calor, ayudando al cuerpo a mantener su temperatura corporal en condiciones frías. Por ejemplo está muy presente en los bebés, aunque por el momento no se sabe con certeza cómo funciona en los adultos.

Una de las pocas investigaciones sobre ellas realizadas hasta la fecha concluyó que, al exponer al cuerpo a temperaturas frías se lograba activar este tejido adiposo marrón, quemando más calorías. 

Leer más:  Así es como un desayuno contundente puede ayudarte a quemar más calorías a lo largo del día

Para ello se contó con 5 participantes de unos 21 años de edad analizados durante 4 meses. En ese tiempo, la temperatura de la habitación en la que dormían fue decreciendo paulatinamente. El primer mes se fijó en 24 grados, el segundo en 19 grados, después nuevamente en 24 grados y 27 en el cuarto mes.

Según los resultados, durante el primer mes, los participantes tuvieron un aumento del 42% en el volumen de grasa parda y un alza del 10% en la actividad metabólica de las grasas.

LEER TAMBIÉN: Los centros educativos se aproximan al inicio de curso con la incertidumbre de cómo adoptar las medidas para asegurar una vuelta a las aulas sin riesgo: "Todo eso sin tiempo y sin previsión no se puede hacer"

LEER TAMBIÉN: 4 beneficios de beber Coca-Cola para defenderte cuando alguien te diga que no es recomendable

LEER TAMBIÉN: Consultoría, textil, alimentación o logística: estos son los 10 sectores que crearán más empleo tras el coronavirus y los que afrontan más despidos

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música