Los síntomas del COVID-19 pueden coincidir con los de la gripe, el resfriado o las alergias: estos 2 gráficos te ayudarán a distinguirlos

Chica en el sofá con una mascarilla.

Getty

  • Las infecciones respiratorias pueden empezar a ser más frecuentes con la relajación de las mascarillas y otras medidas de control. 
  • Algunos casos de resfriado o gripe pueden confundirse fácilmente con una infección leve de COVID-19.
  • Los dolores de cabeza y la congestión nasal parecen ser más comunes entre los últimos casos de COVID-19 que en los anteriores. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las medidas para frenar la propagación del coronavirus, como el uso de mascarillas y el distanciamiento social, frenaron eficazmente la temporada de gripe. Sin embargo, la relajación de las medidas de control pueden hacer que algunos virus aparezcan más cerca del verano fuera de su temporada habitual. 

En España, en la temporada de gripe de entre 2020 y 2021 los casos de gripe se redujeron drásticamente. Hasta el 14 de febrero, los datos recogidos por Redacción Médica muestran que solo se detectaron 7 casos frente a los 6.927 de 2019. Pero, a medida que se recupera parte de la vieja normalidad y se relajan las medidas de control, las enfermedades respiratorias pueden volver. 

"Preveo que, en los próximos meses, si la gente no lleva mascarillas —y ya hemos empezado a ver algo de esto—, habrá un aumento del número de infecciones respiratorias en los lugares donde no se lleven mascarillas", ha advertido Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), en una rueda de prensa en la Casa Blanca la semana pasada. 

Los vacunados que se contagian de coronavirus sufren diferentes síntomas: estas son las afecciones que aparecen tras una o dos dosis de la vacuna

Los resfriados comunes son especialmente fáciles de propagar, ya que son una enfermedad de todo el año —aunque realmente suelen aumentar en primavera e invierno—. 

"No hay duda de que los resfriados están volviendo", ha señalado a Business Insider la doctora Mónica Gandhi, experta en enfermedades infecciosas de la Universidad de California en San Francisco, Estados Unidos.

En algunos casos, los resfriados podrían confundirse fácilmente con un caso leve de COVID-19

El siguiente cuadro muestra cómo los síntomas del COVID-19 se superponen o difieren de los síntomas comúnmente asociados a los resfriados, la gripe y las alergias estacionales:

,,,,,,,,,,,

Según el COVID Symptom Study —un proyecto que hace un seguimiento de los síntomas del COVID-19 autodiagnosticados a través de una aplicación—, el dolor de cabeza y la congestión nasal son ahora 2 de los principales indicios de una infección de COVID-19 en Reino Unido, especialmente entre las personas jóvenes o parcialmente vacunadas.

Por ello, los expertos en salud pública están estudiando si la variante delta —que ahora es la dominante en Reino Unido y que puede estar expandiéndose por Europa— está causando una serie de síntomas algo diferentes a los de la cepa original

También cabe la posibilidad de que la media de los síntomas del COVID-19 empiecen a parecer más leves porque hay más personas jóvenes y sanas (que tienen menos probabilidades de estar vacunadas) que se están infectando que al principio de la pandemia.

Las 11 cosas que los expertos no recomiendan hacer si te vacunas en verano

La mayoría de los vacunados rara vez contraen el COVID-19 y mucho menos desarrollan síntomas. Por ejemplo, de enero a abril, sólo el 0,01% de los estadounidenses vacunados —alrededor de 10.000 de 100 millones de personas— se han contagiado con el COVID-19 después de haber sido completamente vacunados, según un informe de los CDC de mayo. Alrededor del 27% de esas infecciones han sido asintomáticas.

Esto significa que es más probable que los síntomas respiratorios graves entre las personas vacunadas sean el resultado de algo distinto al COVID-19, según Gandhi.

"Ahora mismo hay más personas hospitalizadas por otros patógenos respiratorios no relacionados con el COVID en Reino Unido que por el COVID-19", añade. 

"Eso es lo que ocurre cuando se vacuna en masa", explica la doctora al apuntar la importancia de la vacunación. 

¿Es COVID-19? ¿Alergias? ¿Un resfriado común? 

El COVID-19 rara vez sigue un patrón ordenado. Los CDC estiman que alrededor del 30% de los casos son asintomáticos, mientras que el resto puede ir de leve a grave. La enfermedad puede provocar diversos síntomas, entre los que destacan la fiebre, la tos, la pérdida del olfato o del gusto, los dolores de cabeza, el dolor de garganta y la fatiga.

Pero las vacunas podrían estar haciendo que los síntomas sean más leves en general, por lo que es difícil saber cómo es un caso medio ahora.

El COVID Symptom Study ha desvelado que la pérdida de olfato es más frecuente entre los que están totalmente vacunados que entre los que no. Por el contrario, la fiebre es más común entre los no vacunados que entre aquellos que han recibido la vacuna completa. 

"Nuestra esperanza es que sea más leve", ha reconocido recientemente a Business Insider Tim Spector, epidemiólogo del King's College de Londres, con sede en Reino Unido. "Así se convertirá en algo similar a un resfriado".

Tanto el resfriado como el COVID-19 tienden a desarrollarse gradualmente, mientras que la gripe y las alergias tienen síntomas más abruptos, como muestra el siguiente gráfico. 

Gráfico con los síntomas del COVID-19, la gripe, el resfriado y la alergia.

COVID Symptom Study; CDC; Mayo Clinic; NIH; Taylor Tyson/Business Insider

Esto se observa en que, de media, los contagiados con el COVID-19 empiezan a sentirse mal a los 5 días de haberse infectado con el virus —lo que se conoce como periodo de incubación—, aunque los síntomas pueden aparecer entre 2 días y 2 semanas después de la infección.

En el caso de las personas que sufren un resfriado común, estas puede tener dolor de garganta durante 8 días, dolor de cabeza durante 9 o 10 días, y congestión, secreción nasal o tos durante más de 2 semanas. Los síntomas del resfriado suelen alcanzar su punto álgido a los 2 o 3 días de la infección.

Los enfermos de gripe, en cambio, suelen sentirse mal entre 1 y 4 días después de la exposición. 

Las alergias tienden a durar más, entre 2 y 3 semanas por alérgeno, y no se resuelven hasta que el alérgeno ya no se detecta a esos niveles en el aire. Pero hacerse una prueba es la única manera de saberlo con seguridad.

Otros artículos interesantes:

Los síntomas del COVID-19 están cambiando con las nuevas variantes: estas son ahora mismo las 5 primeras manifestaciones del coronavirus

11 síntomas que, aunque puedas pensar que sí, no tienen por qué corresponder al coronavirus

55 síntomas que pueden presentar el 80% de los pacientes con COVID-19 prolongado

Te recomendamos

Y además