La OMS alerta de que el coronavirus está superando a la distribución global de vacunas y pide al G7 un esfuerzo mayor y más rápido

Activistas de Oxfam representan con caricaturas a los líderes del G7, simulando una lucha por las vacunas contra el coronavirus.
Activistas de Oxfam representan con caricaturas a los líderes del G7, simulando una lucha por las vacunas contra el coronavirus.

Peter Nicholls/Reuters

  • "El coronavirus avanza más rápido que la distribución mundial de vacunas", advierte el director general de la OMS, que pide más dosis, y más rápido.
  • Sus declaraciones llegan después del compromiso alcanzado por el G7 de donar 1.000 millones de vacunas a los países con menos recursos: una decisión histórica que, sin embargo, está siendo criticada por insuficiente.
  • Se calcula que se requerirán 11.000 millones de dosis para vacunar al 70% de la población mundial a finales de 2022.
  • Descubre más historias en Business Insider España

El coronavirus ya ha causado más de 3,80 millones de muertes en el mundo y las vacunas están consideradas como una de las principales armas para frenar su propagación. Así está siendo en algunos países, como Israel, Estados Unidos o España (45% de la población con al menos una dosis, 27% con la pauta completa), pero la situación de las naciones más pobres está lejos de estos baremos.

El Banco Mundial ha puesto cifra a la desproporción de vacunas recibidas a favor de los países ricos frente a los de menos recursos: un balance de 73 a 1.

Para tratar de compensar algo la balanza, y en una decisión histórica, las naciones del G7 (EE. UU., Canadá, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y Japón) se comprometieron la semana pasada a donar 1.000 millones de vacunas contra el COVID-19 entre 2021 y 2022 a los países con menos recursos, además de la creación de un centro para luchar contra futuras epidemias y del compromiso de fortalecer a la OMS, entre otros. 

Sin embargo, esa cifra de vacunas no es para nada suficiente, según alertan la OMS, ONGs y distintas voces expertas.

"Es una gran ayuda, pero necesitamos más, y las necesitamos más rápido. Ahora mismo, el virus avanza más rápido que la distribución mundial de vacunas", advierte Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS (Organización Mundial de la Salud).

"Más de 10.000 personas están muriendo cada día... Estas comunidades necesitan vacunas, y las necesitan ahora, no el año que viene", ha añadido en declaraciones a los periodistas, según recoge The Guardian.

No es la única voz que se ha alzado para criticar la escasez de estas promesas, muy por debajo de los cálculos que señalan que se requerirán 11.000 millones de dosis para vacunar al 70% de la población mundial para 2022, antes de la próxima cumbre del G7, en Alemania. "El G7 y el G20 pueden hacerlo realidad", afirma Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Desde Médicos sin Fronteras han pedido conocer "el tiempo exacto que se necesitará para que sus promesas se traduzcan en un impacto y un acceso reales", mientras que Human Rights y Oxfam recuerdan la importancia de liberar las patentes. 

"Dicen que quieren vacunar al mundo para finales del próximo año, pero sus acciones demuestran que se preocupan más por proteger los monopolios y las patentes de los gigantes farmacéuticos", sostiene Max Lawson, responsable de la política de desigualdad de Oxfam, informa The Guardian.

Gordon Brown, ex primer ministro del Reino Unido, ha sido otra de las personas que se han mostrado duras con el G7, lamentando que esos "países ricos sentados alrededor de la mesa con el poder de hacer algo" se han quedado cortos tanto en la donación de vacunas como de fondos. 

"Creo que la cumbre [del G7] pasará a la historia como una oportunidad perdida" y "un fracaso moral imperdonable", ha criticado en declaraciones a Sky News. "Millones de personas quedarán sin vacunar y miles de personas morirán, me temo", añade Brown.

Otros artículos interesantes:

Los líderes del G7 acuerdan crear un centro en Reino Unido para luchar contra las futuras epidemias

5 problemas que traerá seguir ignorando a los países pobres en el despliegue de las vacunas

Los países del G7 han destinado 34.000 millones de euros más a combustibles fósiles que a energías limpias