Estas son las razones que podrían llevar a Apple, y a otras marcas, a dejar de incluir el cargador en la caja de los móviles

Una planta de Foxconn
Bobby Yip

Reuters

  • Los rumores de que el próximo modelo de iPhone no incluirá cargador en la caja han surgido recientemente, debido a una filtración de un prestigioso analista de mercados. 
  • Como Apple, otras marcas podrían hacer lo propio. Entre sus motivos están ahorrar costes durante la crisis del coronavirus, compensar el gasto extra de la llegada del 5G o reducir la basura electrónica. 
  • Aunque actualmente el mercado presenta una alta estandarización, en 2009, había más de 30 tipos de cargadores, ya que cada fabricante tenía el suyo propio.
  • Descubre más historias en Business Insider España

¿Están llamados a desaparecer los cargadores de las cajas de los móviles? ¿Seguirán viniendo como complemento con nuestros smartphones? Estas dudas se han desatado debido a que el prestigioso analista de mercados, Ming-chi Kuo, filtró que el próximo iPhone seguirá esta tendencia, siendo el primer modelo de la marca que no incluya ni un adaptador de corriente, ni auriculares, en caso de que se cumplan sus predicciones. 

Kuo, quien conoce bien a la compañía de la manzana mordida, así lo ha afirmado en un documento del que se ha hecho eco la prensa especializada. 

Son varias las razones que podrían llevar a Apple, e incluso a otras marcas, a optar por no incluir el cable para cargar el móvil. La primera es que, a día de hoy, este accesorio ha dejado de ser imprescindible. Muchos tenemos, al menos, un cargador en casa —si no son más—. Quizás no siempre sea necesario estrenar y, renovarlo, cada vez que compramos un nuevo dispositivo. 

Leer más: El incremento de la venta de accesorios, la apuesta por los contenidos y nuevas líneas de productos pueden disparar aún más a Apple en bolsa, según los expertos

Una motivación medioambiental también podría impulsar esa decisión, ya que la basura electrónica ha alcanzado cifras récord. El ahorro de costes puede ser otra de las razones que impulsen a las compañías a hacerlo, así como compensar los extras de la llegada del 5G. 

Antes de examinar todos esos argumentos, es imprescindible conocer el número de móviles que se distribuyen al año. Así podremos hacernos una idea de la cifra de cargadores que, al menos, se incluyen junto a los terminales. En 2020, según la firma de análisis IDC, se venderán 1.200 millones de unidades en el mundo, casi un 12% menos en comparación con ejercicio anterior, debido a la crisis del coronavirus, que empezó siendo un problema de suministro, pero que ha dado lugar al hundimiento de la demanda. 

Prescindir del cargador, ¿una solución para ahorrar costes?

Precisamente, la mala situación económica podría impulsar la decisión de dejar de incluir los cargadores. Guillermo Haro, profesor de sistemas y tecnologías de la información de IE Business School, considera que un primer motivo que podría llevar a los fabricantes a seguir esa tendencia es obtener más ingresos.

"Vender la misma caja, sin cargador, al mismo precio. Quién quiera el cargador que lo pague aparte. Puede ser una jugada lucrativa a corto plazo, al reducir costes y mantener precios, pero sobre todo si tienen que bajar precios por la caída de ventas relacionada con el COVID-19 y la situación económica esperada", sostiene. 

Por su parte, el analista de IDC Ignacio Cobisa piensa que esa opción puede "tener sentido" en las gamas bajas de dispositivos móviles, ya que así se pueden disminuir los costes finales y asegurar que el usuario siga pagando una cantidad asequible por su smartphone. "Esto, de hecho, ya sucede en gran parte en la electrónica de consumo de bajo coste y es entendido por usuario", puntualiza, aunque, para ello, el nivel de estandarización debe ser alto. Es decir, los cargadores de los distintos fabricantes tienen que ser compatibles los unos con los otros. 

¿Tiene algo que ver el 5G?

Otra razón es que el coste de la producción de los nuevos iPhone ha aumentado por incluir conectividad compatible con las nuevas redes 5G. Por eso, la compañía de Tim Cook buscaría ahorrar en otros puntos de la cadena de distribución. 

Aunque, por supuesto, Apple también tiene en cuenta que sin cascos incluidos por defecto en sus nuevos iPhone, muchos usuarios se verán animados a comprar los auriculares inalámbricos de la propia marca, los AirPods. De esta forma, la firma podría obtener más ingresos de sus accesorios —aunque, de momento, sí se incluyen ambos complementos en sus últimos modelos—. La duda, según los analistas, está en los venideros. 

Del total de mercado, los accesorios son menos del 8% de los ingresos, según datos de Statista, lo que permite hacerse una idea del volumen de ese segmento.

Leer más: El Gobierno adjudica 40 millones de euros para el despliegue del 5G a través de 8 proyectos piloto en diferentes comunidades

Haro cree la llegada del 5G sí puede tener un impacto en esta decisión. Además, considera que la tecnológica fundada por Steve Jobs es la única que puede diferenciarse por sus cargadores, ya que los demás fabricantes sí siguen el mismo estándar. 

Por ejemplo, si el usuario quiere adquirir un enchufe con carga ultrarrápida, necesitará comprar un cable específico. "Apple ya se enfrenta a este dilema con la Unión Europea, ya que cambiar sus cargadores actuales, más pequeños, por el estándar USB, supone menos espacio en la placa para otros componentes", explica. 

"Cambiar procesos productivos, empaquetado y demás lleva su tiempo y su coste, pero no sería muy dramático para los fabricantes, sobre todo si ayuda a reducir costes o generar más ingresos", añade. 

El dilema de la basura electrónica 

Circuitos de baterías móviles en una fábrica en India. Circuitos de baterías móviles en una fábrica en India.
Circuitos de baterías móviles en una fábrica en India.
Anushree Fadnavis

Reuters

La compañía de Cupertino también podría plantear este ahorro como una medida eco-friendly. Las cajas de los iPhone podrían ser más pequeñas, acumulando menos embalaje y siendo más fácil reciclarlas —ya que cabrían más en un contenedor—.

Cualquier contribución al medioambiente es importante. Así, la ONU ha advertido de que la basura electrónica está creciendo 3 veces más rápido que la población mundial. Se ha alcanzado la cifra récord de 53,6 millones de toneladas. Según los expertos, el auge se debe a un incremento de la tasa de consumo de equipos eléctricos y electrónicos junto con un ciclo de vida corto y las escasas opciones de reparación que ofrecen los fabricantes. 

Leer más: Todos los detalles del interrogatorio a los CEO de Apple, Google, Facebook y Amazon en la histórica investigación del Congreso de EEUU a las grandes tecnológicas

Lo cierto es que, dado el volumen de móviles que se distribuyen anualmente, se podría ahorrar mucha basura procedente de los cargadores. Esto siempre dependerá del nivel de estandarización del mercado, ya que si un solo cable sirve para el smartphone, los casos o el libro electrónico, no son necesarios 3 diferentes.

"Por otra parte, cuanto mayor vida útil tengan los cargadores, más sentido podría tener", dice Haro. 

¿Siguen siendo los cargadores un complemento imprescindible?

"Es cierto que hay cargadores de sobra pero sin ellos el producto no funciona. Hay juguetes que necesitan pilas y deben avisar en la caja que no están incluidas y son imprescindibles", pone como ejemplo. 

Haro explica, citando varios estudios, que, antes de 2009, había más de 30 tipos de cargadores, ya que cada marca tenía el suyo propio, en función de sus modelos de terminal. Durante los años sucesivos y hasta 2014, Apple, Google, Lenovo, LG, Motorola, Samsung y Sony firmaron un acuerdo para armonizar esa tecnología, adoptando el Micro-USB. 

Sin embargo, en 2014, esas compañías no lograron renovar su alianza. Por ello, ya se ha empezado a introducir la alternativa USB-C que, en 2025, será la principal solución para cargar los móviles y hacia adónde se está moviendo el mercado, según un estudio de la Unión Europea.

LEER TAMBIÉN: Amazon, Apple, Facebook y Google ya se valoran juntas en cerca de 5 billones de euros, y todas superan las expectativas de Wall Street en sus últimos resultados

LEER TAMBIÉN: La propietaria de TikTok sopesa que sus negocios salgan a bolsa en Hong Kong o Shanghái y se plantea incluso que la red social cotice fuera de China

LEER TAMBIÉN: Así es el plan de Apple para ser una compañía neutra en carbono en 2030

VER AHORA: “España necesita un cambio radical en el modelo educativo" si quiere capacitar a los alumnos para tener éxito profesional en el futuro, según el presidente de ISDI

    Más:

  1. Móviles
  2. Tecnología
  3. Top
  4. Trending