Un estudio revela que el pensamiento negativo está relacionado con la demencia en edades avanzadas

Negative thinking linked to dementia later in life, study finds
Getty

Getty

  • Un estudio ha encontrado la conexión entre el pensamiento negativo repetitivo y la demencia.
  • Uno de los autores ha dicho que los resultados sugieren que la meditación podría tener más beneficios clínicos de los que se cree.
  • El estudio ha tenido limitaciones: aunque han participado 360 personas, la mayoría de los participantes eran blancos y mujeres. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La preocupación obsesiva por el futuro o la fijación por los problemas podría tener serias ramificaciones para la salud en el futuro, según un nuevo estudio de la University College de Londres.

La investigación, que involucra escáneres cerebrales y monotorización de la conducta de 360 personas, ha encontrado una conexión entre el pensamiento negativo y el deterioro cognitivo, así como también un aumento en las cantidades de dos proteínas asociadas con la enfermedad del Alzheimer

"Una mejor comprensión de los riesgos de la demencia es vital para mejorar intervenciones terapéuticas", ha comentado la autora del estudio Natalie Marchant, psiquiatra e investigadora senior en el departamento de salud mental de la University College de Londres, a Insider. "Los hallazgos de este estudio dan un mayor respaldo a la importancia de considerar la salud mental en la detección de la demencia".

Actualmente, los médicos usan escáneres cerebrales y exámenes cognitivos para examinar la demencia, pero la detección de problemas de salud mental puede ser parte de futuros tratamientos clínicos para pacientes en las fases tempranas de la enfermedad. 

Pensar mucho las cosas está relacionado con la acumulación de proteínas en el cerebro

Negative thinking linked to dementia later in life, study finds
Getty

Getty

El estudio fue publicado en Alzheimer's and Dementia, la revista de la Asociación de Alzheimer.

Durante dos años, 360 participantes, todos con más de 55 años y con un pariente que ha tenido o tiene demencia, fueron monitorizados por conductas de pensamientos negativos. La mayoría de ellos eran blancos y el 73% eran mujeres. 

Esas conductas de pensamientos negativos incluían una continua preocupación por el futuro y un pensamiento continuo sobre sus problemas y emociones. Los participantes rellenaron formularios sobre síntomas de depresión y ansiedad y se juzgaron sus funciones cognitivas. Esas funciones incluyeron memoria, lenguaje y capacidad de atención. 

Leer más: Los 9 factores que más influyen en la aparición del Alzheimer.  

Solo un tercio (113) de los participantes se sometió a escáneres cerebrales PET, que revelaron depósitos de proteínas tau y beta amiloides, señales de advertencia que los médicos buscan para detectar Alzheimer en fases tempranas. 

Descubrieron que las personas con patrones de pensamiento negativo más repetitivos eran más propensos a tener acumulaciones de proteínas en el cerebro. Esas mismas personas también tuvieron tasas más altas de deterioro cognitivo

Deberíamos investigar sobre los beneficios clínicos de la meditación, según un experto 

La depresión y la ansiedad son conocidos como factores de riesgo del Alzheimer, pero este estudio busca explicar las razones subyacentes y el porqué. 

Examinando las formas negativas de pensar que tienen las personas con depresión y ansiedad, y los efectos a largo plazo que puedan tener, podría explicarse por qué la depresión y la ansiedad siguen siendo factores de riesgo.

El coautor del estudio, el doctor Gael Chételat de la Universidad de Caen-Normandie, ha sugerido que las prácticas de entrenamiento mental como la meditación podrían ayudar promoviendo el positivismo, mientras se regulan los esquemas mentales negativos asociados.

Se necesita más investigación para entender si este hallazgo es universal

El Alzheimer es la forma más común de demencia, una enfermedad que provoca que las células cerebrales se degeneren y está caracterizada por el deterioro de las habilidades cognitivas y sociales, así como por la pérdida de la funcionalidad independiente. 

Es crucial para los médicos detectar la enfermedad en una fase temprana, dado que no hay una cura conocida. Es necesario identificar factores de riesgo potenciales para un tratamiento preventivo. 

Sin embargo, Merchant ha comentado a Insider que se necesita más trabajo para entender cómo de universales podrían ser estos hallazgos, particularmente para otros grupos raciales, incluyendo a los afroamericanos, quienes suelen ser poco representados en las investigaciones sobre el Alzheimer, pero parecen tener un mayor riesgo de sufrir la enfermedad.

"La gran mayoría de los participantes eran caucásicos, así que fuimos incapaces de hacer ningún comentario significativo sobre diferencias raciales potenciales", ha contado Merchant a Insider

Leer más: La depresión y la ansiedad son peores para la salud que el tabaco y la obesidad, según la ciencia.

Fiona Carragher, directora de Investigación e Influencia en la Sociedad del Alzheimer, coincidió.

"Muchas de las personas de este estudio ya estaban identificadas como personas con un gran riesgo de padecer la enfermedad del Alzheimer", ha dicho Carragher, "así que necesitaríamos ver si estos resultados tienen eco en la población general y si el pensamiento negativo repetido aumenta los riesgos de la enfermedad del Alzheimer en sí misma".

Otros artículos interesantes:

8 formas sencillas de prevenir y disminuir el riesgo de tener Alzheimer

4 trucos para fortalecer el cerebro y mejorar tu memoria, según un experto

Investigadores de Stanford empiezan a descifrar cómo funciona la ketamina contra la depresión