Este gráfico muestra que España lidera la inversión inmobiliaria en la OCDE a pesar de las subidas de tipos

Vivienda pisos en España

Getty images

Foto del redactor Inma BeneditoFoto del redactor Inma Benedito
  • España es el país de la OCDE donde más crece la inversión en vivienda, por delante de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Japón o Australia.
  • Pero aunque 2022 fue un año récord, todo apunta a un frenazo en el sector este año.

Puede que los tipos de interés ya hayan empezado a hacer mella en el mercado residencial español, pero su impacto no ha conseguido desbancar a España del podio de la inversión inmobiliaria.

España es el país de la OCDE donde más crece la inversión en vivienda, por delante de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Japón o Australia.

"El endurecimiento de la política monetaria en la zona del euro está pesando sobre las condiciones de financiación y debilitando la demanda de préstamos", explica la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su último informe de previsiones para la economía mundial.

En el caso de España, aunque ese impacto ya ha empezado a verse en el número de hipotecas y compraventas, que llevan varios meses en negativo, todavía no se percibe en términos de inversión residencial. En el último trimestre de 2022, la inversión en vivienda creció un 5,3% en España. Es el dato más alto de la OCDE.

Le sigue Reino Unido, donde la inversión residencial creció un 3,3% interanual en el cuarto trimestre de 2023; la eurozona, con un crecimiento medio del 1,1%; e Italia (0,7%). 

Pero en la mayoría de los países la inversión en vivienda está cayendo a plomo. Estados Unidos se lleva la palma, con un desplome del 18,8%, seguido de Canadá (-13,6%) y Corea del Sur (-6,6%). Y todo apunta a que continuará así este año y el que viene.

Según cálculos del organismo, el crédito a hogares y empresas disminuyó un 2,% y un 2,2% respectivamente en abril de 2023, y la inversión ha seguido contrayéndose en países como EEUU o Canadá, los más afectados. "Los elevados tipos de interés también frenarán la inversión en vivienda, que se prevé que disminuya en 2023 y se mantenga prácticamente estable en 2024", constata la OCDE.

verticalImage1681744226628

También en España. Aunque los últimos datos de 2022 fueron históricos, el residencial ha empezado a mostrar señales de agotamiento en 2023. "El mercado inmobiliario se está enfriando, con una ralentización de las ventas de viviendas. Los hogares están muy expuestos a la subida de los tipos de interés", explica el organismo.

Desde que comenzó el año, ventas, hipotecas y precios acumulan varios descensos. Un cambio de tendencia en un mercado que llevaba años en positivo que significa que la inflación y las subidas de tipos ya le están pasando factura a los compradores de vivienda. 

Aunque en los últimos meses en España creció el interés por el tipo fijo, históricamente se han concedido más hipotecas a tipo variable. Ahora, la OCDE apunta al tipo variable como el problema que conviene vigilar por el riesgo de pérdidas por deterioro para los bancos.

"Aunque el año 2022 ha dejado una cifra récord en cuanto a inversión inmobiliaria en España, también ha supuesto un cambio en el ciclo del mercado inmobiliario. El año pasado iba a ser el año de la reapertura después de la pandemia, pero pasó a ser el año de la guerra, alta inflación y problemas energéticos. Por ello estimamos que el inicio de 2023 estará marcado por la incertidumbre y el aumento de la volatilidad", señala la consultora inmobiliaria Catella.

También el Banco de España detecta en su Informe trimestral y proyecciones macroeconómicas de la economía española una ralentización de la inversión en vivienda en España durante el primer trimestre, como consecuencia del encarecimiento de los préstamos.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.