5 factores de riesgo en la infancia que disparan la probabilidad de sufrir un infarto o un ictus a partir de los 40 años

obesidad infantil

Una nueva investigación ha revelado 5 factores de riesgo infantiles que pueden aumentar la probabilidad de sufrir un derrame cerebral y ataques cardíacos en la edad adulta.

El estudio, publicado en el New England Journal of Medicine y realizado por el Consorcio Internacional Cardiovascular Infantil (i3C), siguió a más de 38.000 participantes de entre 3 y 19 años durante medio siglo para evaluar los riesgos cardiovasculares desde la etapa infantil a la adulta. 

Descubrieron que la presión arterial, el colesterol, el índice de masa corporal (IMC), los triglicéridos y el tabaquismo en la infancia estaban relacionados con eventos cardiovasculares a partir de los 40 años. Sirviendo como predictores de accidentes fatales como no fatales ( infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, ataque isquémico transitorio, insuficiencia cardíaca isquémica o angina entre otros).

La enfermedad cardiovascular se coloca como una de las principales causas de muerte tanto en España como a nivel global. De ahí que la prevención de estas afecciones sea un importante problema de salud pública.

Estas serán las 10 primeras causas de muerte en 2040 en España

"A pesar del efecto que ha tenido la atención médica y quirúrgica en el tratamiento de la enfermedad cardíaca, el impacto principal dependerá de las estrategias preventivas efectivas. Este estudio confirma que la prevención debe comenzar en la infancia", afirma al respecto el profesor de Murdoch Children's y   autor principal del estudio, Terence Dwyer.

5 factores de riesgo cardiovascular en la infancia

El Consorcio de Cohortes Cardiovasculares Infantiles Internacionales (i3C) incluye 7 cohortes en Australia, Finlandia y los Estados Unidos, en las que se recopilaron datos sobre factores de riesgo cardiovascular desde la primera infancia hasta la adolescencia y se vinculan eventos cardiovasculares en adultos.

En el estudio actual, los investigadores usaron esos datos para evaluar los factores de riesgo cardiovasculares frecuentes en la infancia asociados con el desarrollo posterior de problemas en adultos.

En total el análisis recopiló información de 38.589 participantes de entre 3 y 19 años, a los que se siguió entre 35 a 50 años de media. Lo que lo coloca como el estudio más grande realizado hasta la fecha al respecto. 

Hubo 319 eventos cardiovasculares mortales en la edad adulta, mientras que se registraron 779 eventos cardiovasculares no mortales entre los 20.656 participantes para los que se disponía de estos datos.  La edad media de los participantes en el momento del accidente cardiovascular fue de 47 años.

Los 5 síntomas más significativos para reconocer un ictus rápidamente

Después, los investigadores evaluaron los datos recogidos en la etapa infantil y comprobaron si había experimentado problemas de salud cardiovascular de mayores.

Los 5 factores de riesgo fueron predictores de problemas cardiovasculares en la edad adulta tanto individualmente como en combinación. Aunque, las probabilidades fueron hasta 9 veces más elevadas a mayor presencia de estos en comparación con quienes mostraron menos factores en la infancia.

“Si bien las intervenciones en la edad adulta, como mejorar la dieta, dejar de fumar, ser más activo y tomar los medicamentos apropiados para reducir los factores de riesgo, son útiles, es probable que se pueda hacer mucho más durante la niñez y la adolescencia para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular a lo largo de la vida", subraya Dwyer.

Entre los aspectos más interesantes detectados, el estudio encontró que los riesgos aumentaron también en las categorías "alto-normal" o "alto-aceptable" para la masa corporal, la presión arterial sistólica y el nivel de triglicéridos.

De ahí que los autores recomienden que en lugar de un enfoque médico destinado a identificar a los niños con niveles elevados de factores de riesgo, se promuevan "estrategias de salud pública para mantener una salud cardiovascular ideal en todos los niños".

Otros artículos interesantes:

Cómo prevenir la obesidad infantil, uno de los problemas de salud más graves del siglo XXI

Enfermedades que deberían preocuparte mucho más que el coronavirus si eres joven

Un ataque cardíaco silencioso puede ser tan peligroso como uno normal: así se reconocen los síntomas

Te recomendamos