Pasar al contenido principal

Un fármaco anticancerígeno podría haber curado a un paciente grave de COVID-19 en Alemania

Paciente de COVID-19
Reuters

  • Un equipo de médicos de un hospital alemán han probado el fármaco anticancerígeno ruxolitinib, utilizado para el cáncer, para curar con éxito a un paciente grave de COVID-19. 
  • El equipo ha recibido autorización para iniciar un ensayo clínico más amplio para probar la eficacia del fármaco para tratar el síndrome de dificultad respiratoria aguda característico de los cuadros graves de la enfermedad. 
  • El ruxolitinib inhibiría las enzimas responsables de la respuesta inflamatoria exagerada que produce el sistema inmune al intentar combatir el virus.
  • El fármaco también habría dado buenos resultados en las pruebas de un equipo de médicos de otro hospital del país. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Un equipo de médicos de un hospital alemán ha probado el fármaco anticancerígeno ruxolitinib, utilizado para el cáncer, para curar con éxito a un paciente que sufría de síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA) después de la infección por el virus del COVID-19, según informa Europa Press. 

El hito ha sido publicado en la revista científica Leukemia y el equipo del Centro Carreras contra la Leucemia, ubicado en el Hospital Clínico Universitario de Marburgo y liderado por el doctor Andreas Neubauer, han recibido aprobación para llevar a cabo un ensayo clínico para profundizar en la eficacia del fármaco para trata el síndrome de dificultad respiratoria aguda. 

Esa afección es característica de los pacientes graves de COVID-19, cuyo sistema inmune responde de forma exagerada a la infección del virus desatando una reacción inflamatoria excesiva que daña el tejido, facilitando la propagación del virus. 

Nebauer pensó que el ruxolitinib podría funcionar porque inhibe unas enzimas responsables de la respuesta inflamatoria y creyó que podría evitar los daños en los tejidos pulmonares que pueden acabar siendo mortales en los pacientes graves. 

Leer más: Una investigación descubre daños neurológicos en niños que habían superado el COVID-19

El equipo también administró el fármaco a otros pacientes y en todos se produjeron resultados muy positivos en poco tiempo. Además, otro grupo en otro centro hospitalario de Alemania también está pendiente de publicar sus resultados tras utilizar con éxito el ruxolitinib en casos más moderados. 

"El tiempo transcurrido entre el inicio de la administración de ruxolitinib y la mejora de la salud es tan corto que es razonable suponer que el fármaco contribuyó al curso clínico favorable", concluye Neubauer.

El uso de fármacos anticancerígenos para evitar la tormenta de citoquinas que causa la muerte en muchos pacientes graves de COVID-19 está siendo ampliamente explorado en varias pruebas en todo el mundo

Recientemente, una nueva investigación publicada en Science Inmunology, revelaba que el fármaco acalabrutinib era capaz de inhibir la proteína BTK, que juega un importante papel en el desencadenamiento de la respuesta inflamatoria exagerada. 

El estudio fue dirigido por el español Josep Baselga director del área de investigación oncológica de la compañía AstraZeneca, y concluye que la administración del fármaco mejoró el pronóstico del pequeño grupo de pacientes en el que fue probado. 

Y además