6 de cada 10 trabajadores en ERTE podrían no recuperar su empleo, según Funcas

Una trabajadora de Seat en Martorell (Barcelona) en la línea de montaje del Seat Cupra.
Una trabajadora de Seat en Martorell (Barcelona) en la línea de montaje del Seat Cupra.

Reuters

  • El último estudio publicado por Funcas estima que la recuperación ha ganado fuerza en el segundo trimestre pero advierte de que 6 de cada 10 trabajadores en ERTE podrían no recuperar su empleo después de 2022.
  • El think tank económico alerta de que parte del desempleo generado por la pandemia podría permanecer tras la crisis y aumentar la brecha respecto a la UE, por lo que reclama un plan de reequilibrio fiscal que evite ajustes drásticos en el futuro, según Cinco Días.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Pese a que las cifras macroeconómicas señalan que la recuperación de la crisis provocada por el coronavirus ha ganado fuerza durante el segundo trimestre, expertos e instituciones no se ponen de acuerdo respecto a su impacto en el mercado laboral español. Así, mientras el Gobierno destaca que el empleo está a punto de recuperar cifras prepandemia, algunos organismos advierten sobre la cronificación del paro que se ha generado durante la crisis.

De hecho, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, aseguró este lunes en la presentación de los datos de afiliación y de trabajadores afectados por los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) de los primeros 15 días de julio, que el empleo recuperará los niveles previos a la pandemia a finales de mes, augurando que en los 2 últimos meses se han recuperado 400.000 puestos de trabajo, siguiendo la tendencia de los datos de empleo de junio.

Además, Escrivá ha destacado que en julio se ha acelerado la reducción del número de trabajadores en ERTE, señalando que en la primera mitad del mes 87.000 trabajadores en este régimen han recuperado su puesto de trabajo, lo que sitúa el total de afectados en 361.000 personas, una cifra que el ministro ha afirmado que supone un 55% de los empleados que se encontraban bajo este régimen hace 2 meses.

Por su parte, el think tank económico Funcas coincide en parte con el diagnóstico de José Luis Escrivá en su último estudio, publicado este lunes y recogido por Cinco Días, en el que afirma que la recuperación ha ganado fuerza en el segundo trimestre tras un inicio de año "débil" debido al avance del proceso de vacunación, al retorno de la demanda y a la remontada de la economía global, pero ha advertido de que parte de los efectos del coronavirus en el empleo podrían ser permanentes.

En concreto, los economistas María Jesús Fernández y Raymond Torres alertan en el informe acerca de la cronificación de parte del desempleo generado por la pandemia más allá de 2022, señalando que, si se confirma esta tendencia, supondría incrementar aún más la brecha laboral respecto a los principales socios de la Unión Europea, por lo que reclaman reformas para combatir esa brecha y crear empleo de calidad y para reequilibrar los niveles de déficit y deuda públicas antes de Bruselas reclame recortes.

Así serán los ERTE tras el coronavirus: ayudas para empresas y sectores en caso de crisis, pero sin prestaciones para los trabajadores afectados

Los expertos estiman que el mercado laboral sumará 500.000 afiliados en 2 años gracias a las ayudas europeas y al impulso en el consumo que generará la recuperación de la demanda frenada por la pandemia, aunque auguran que solo un 40% de los 450.000 trabajadores afectados por ERTE a finales de junio podrán recuperar su empleo, mientras el resto pasarán a ser desempleados o inactivos, según recoge el diario económico del Grupo Prisa.

Este cálculo implica que Funcas prevé que 6 de cada 10 trabajadores inscritos en un ERTE a finales del mes pasado no se reincorporarán a su puesto de trabajo, lo que se traduce en 270.000 futuros desempleados o inactivos, según el estudio, que estima que los afectados por estos expedientes con más posibilidades de recuperar su empleo pertenecen a sectores que recuperarán actividad con el decaimiento de las restricciones, como hostelería, ocio o restauración.

Ante esta situación, los economistas reclaman un plan de reequilibrio fiscal al Gobierno para corregir el alza del déficit y la deuda públicas durante la pandemia que evite que la UE imponga en el futuro ajustes drásticos si se produce un endurecimiento de las condiciones monetarias o se reactivan las normas europeas de disciplina fiscal, aunque por el momento el Banco Central Europeo mantiene su política monetaria y Bruselas no prevé volver a aplicar las reglas fiscales hasta 2023.

Otros artículos interesantes:

Escrivá prevé que el empleo recuperará el nivel previo al coronavirus al cierre de julio y destaca que 87.000 trabajadores han salido del ERTE en la primera mitad del mes

El mercado laboral recupera cifras prepandemia: el paro registra su mayor descenso mensual de la historia en junio mientras la Seguridad Social suma más de 200.000 nuevos afiliados

Más de la mitad de los afectados por ERE en 2021 corresponden a comercio y reparación de vehículos