Pasar al contenido principal

TikTok ha conquistado a los adolescentes del mundo, pero ahora tiene que solucionar sus problemas con Estados Unidos y demostrar que puede transformar la industria del entretenimiento

  • Kevin Mayer, antiguo jefe de streaming de Disney, acaba de tomar el mando de TikTok. 
  • La red social ha triunfado entre la generación más joven y acumula más de 2.000 millones de descargas, superando a WhatsApp y a Instagram como la aplicación más popular. 
  • Sin embargo, también ha sembrado la controversia por sus políticas de moderación de contenidas y se ha enfrentado a las autoridades de Estados Unidos por la recopilación y el almacenamiento de los datos. 
  • Mayer viene a darle un nuevo rumbo a TikTok y su fichaje responde a un intento de la compañía por convertir la red social en una marca global y aliviar la tensión con Estados Unidos. 
  • Además de reforzar y diversificar la apuesta por los contenidos, el ex de Disney podría capitanear también una salida a Bolsa. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Kevin Mayer, antiguo jefe de streaming de Disney, acaba de tomar el mando de TikTok para darle un nuevo rumbo a la red social que ha conquistado a los adolescentes de todo el mundo. 

Con sus vídeos virales de 15 segundos, TikTok se ha convertido en la aplicación más popular—por delante de Instagram y WhatsApp—y acumula más de 2.000 millones de descargas en todo el mundo. 

La startup detrás de TikTok, ByteDance, maneja también unas cifras de vértigo: más de 3.000 millones de dólares en beneficios en 2019, doblando los ingresos conseguidos el año anterior. 

Fundada en 2012 por el empresario chino, Zhang Yiming, Bytedance cuenta ahora con el respaldo de varios de los inversores más potentes del mercado como SoftBank, Sequoia Capital y General Atlantic y es la startup más valiosa del mercado, con una valoración situada en torno a los 150.000 millones de dólares. 

En China, ByteDance no es solo conocida por TikTok (que allí recibe el nombre de Douyin), ya que es también propietaria de otras aplicaciones con millones de usuarios. 

Pero, ¿qué hace tan especial a TikTok? La facilidad de uso es una de las claves de la app, que gira en torno a un algoritmo capaz de viralizar vídeos subidos en cualquier parte del mundo en cuestión de minutos. 

Mónica Morán, una influencer española que acumula más de 5 millones de seguidores en TikTok, asegura que la clave del éxito radica en que hay contenidos de todo tipo en 15 segundos, según contó en una entrevista con Business Insider España. 

"TikTok es una experiencia viral, pero sobre todo adictiva. El formato se presta a la satisfacción inmediata de forma fácil, rápida y entretenida con todos los efectos, filtros y adornos necesarios para captar al receptor", explica Theresa Desuyo, manager de Qustodio. "Mientras estás viendo un video la aplicación ya te está recomendando otro similar", añade.

"Siempre te va a salir el contenido que tú quieres ver", admite Mónica Morán.

TikTok, en apuros en Estados Unidos 

No todo ha sido un camino de rosas para TikTok. Aunque la aplicación ha sido un éxito entre los adolescentes, las autoridades han puesto el foco en sus políticas de moderación y recolección de datos desde el primer momento.  

Estados Unidos ha sometido a investigación la posible relación entre ByteDance y el gobierno chino, calificándola como una potencial amenaza a la seguridad. La compañía china ha negado las acusaciones en repetidas ocasiones. 

Las autoridades del país han señalado que hay preocupación en torno a cómo TikTok almacena y comparte los datos, e incluso han llegado a prohibir la aplicación entre sus militares y algunos organismos del gobierno. 

Además, TikTok tuvo que pagar 5,7 millones de dólares tras ser sancionada por la FTC, que acusaba a la aplicación de  bajo recolectar de forma ilegal los datos de menores de 13 años. 

Otra de las grandes controversias que ha rodeado a TikTok tiene que ver con su moderación de contenidos. Investigaciones por parte de diarios como The Guardian o The Washington Post han señalado que la aplicación censura contenido político contra el gobierno chino, permite publicaciones inapropiadas para menores y oculta las de la comunidad LGTB. 

Además, también han puesto el foco en el hecho de que la aplicación tuviera en su momento instrucciones de ocultar el contenido de usuarios "feos o discapacitados". 

La red social se ha defendido de las acusaciones asegurando que lo hacía para proteger a colectivos vulnerables de sufrir ciberacoso y señalando que la compañía ha creado equipos locales de moderación que se adaptan a la normativa de cada país. 

El futuro de TikTok bajo el liderazgo de Kevin Mayer: la incursión de lleno en el mundo del entretenimiento y una posible salida a Bolsa

La llave al futuro de TikTok la tiene Kevin Mayer,  recién salido de Disney, como nuevo CEO de TikTok para Estados Unidos.

En 2019 ya se rumoreaba que la red social apostaría por un directivo estadounidense para aliviar las tensiones con las autoridades y allanar el camino a la aplicación. 

El fichaje de Mayer podría responder a los intentos de TikTok de convertirse en una marca realmente global y algunos creen que podría incluso llegar a separarse del todo de China. 

De hecho, algunos expertos de la industria creen que hay posibilidades de que, en una esperada salida a Bolsa, el salto al parqué se diera en Nueva York. 

Pero, más allá de la tarea que tiene por delante para mejorar las relaciones entre países, el pasado de Mayer da pistas sobre hacia dónde avanza TikTok. En Disney, el directivo dirigió la compra de las franquicias, como Marvel y, y también ha estado a cargo del lanzamiento de Disney+. 

Los rumores de que TikTok planea lanzar un reality show, o incluso convertirse en el próximo Spotify, se alinean con la experiencia de Mayer, que empujará sin duda a la red social al mundo del entretenimiento. El propio CEO ha reconocido durante sus primeras declaraciones que ve mucho potencial para que TikTok transforme la música y los videojuegos. 

Está claro TikTok va a seguir apostando por los contenidos y, sobre todo, por hacerlos más monetizables.  El rápido crecimiento de la red social ha hecho que la aplicación no tuviera en marcha mecanismos para que sus creadores principales pudieran monetizar el contenido, algo que se esforzaron por solventar rápidamente para no terminar como Vine. En el último año ha avanzado mucho en esa dirección y se espera que continúe explorando nuevas vías. 

Lo que es indudable es que TikTok ha venido para quedarse y refleja el empuje de las tecnológicas chinas que, ahora sí, parecen dispuestas a conquistar los mercados internacionales, con Alibaba, Tencent y la propia ByteDance. 

Y además