Pasar al contenido principal

Deberías llevar gafas de protección, además de mascarillas, para elevar la seguridad ante posibles contagios, según el asesor de salud en la Casa Blanca

Una mujer en el aeropuerto, con mascarilla y gafas de protección
Reuters/Eloisa López

  • El asesor de salud de la Casa Blanca, el doctor Anthony Fauci, ha sido una de las personas que más ha insistido en la necesidad de que todo el mundo lleve mascarilla fuera de casa, ya que es la herramienta más eficaz hasta el momento para evitar contagios.
  • No obstante, Fauci insiste en la importancia de la protección adicional y aconseja llevar protección en los ojos para aumentar la protección frente al coronavirus. Una medida que, de momento, solo se aplica en colectivos como el de los sanitarios.
  • En el mundo hay 17 millones de casos y 667.000 fallecidos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A estas alturas de la pandemia, todo el mundo sabe que la manera más eficaz de prevenir los contagios de coronavirus —a la espera de que llegue la ansiada vacuna— es llevar una mascarilla. Pero el asesor de salud de la Casa Blanca, el doctor Anthony Fauci, no se detiene ahí y dice que también se deberían llevar gafas de protección para aumentar la seguridad.

Y es que los ojos son también una fuente de alta probabilidad de contagio, ya que en ellos se pueden depositar pequeñas gotitas, y también por el contacto con manos potencialmente contaminadas.

"Si de verdad quieres una protección perfecta, tienes que cubrir la boca y la nariz, pero también los ojos. Es una de las zonas que, teóricamente, se deberían proteger. Si tienes una pantalla o gafas protectoras, deberías usarlas", ha dicho el doctor Fauci en declaraciones a la cadena estadounidense ABC.

De momento, solo colectivos como el de los sanitarios las llevan. Las pantallas protectoras son más populares y se ven algunas por la calle, aunque no hay que confiarse: siempre se deben llevar como complemento a la mascarilla y no como sustitutivo

Los casos de coronavirus ya ascienden a 17 millones en todo el mundo y 667.000 personas han fallecido desde que empezó la pandemia. 

Y además