Israel es una potencia mundial en innovación: estos son los pasos que debería dar España para seguir su ejemplo, según los gestores de este fondo de inversión español especializado en startups israelíes

Gonzalo Martínez de Azagra, cofundador y socio director, y Gil Gidron, presidente de Cardumen Capital
Gonzalo Martínez de Azagra, cofundador y socio director, y Gil Gidron, presidente de Cardumen Capital

Cardumen Capital

  • El fondo de inversión español Cardumen Capital está especializado en invertir en startups de Israel, uno de los ecosistemas de innovación más importantes del mundo.
  • El Gobierno israelí activó en los años 90 una fuerte apuesta por las startups con una oficina de innovación y un fondo público de capital riesgo que le han convertido en un modelo a seguir.
  • Gil Gidron, presidente de Cardumen Capital, apunta a Business Insider España 4 claves para que el sector innovador español siga sus pasos: conocimiento, aceptación del fracaso, financiación y marco legal.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Silicon Valley suele ser el ejemplo recurrente para hablar de un entorno propicio para el crecimiento de empresas de innovación pero, mucho más cerca que California, un pequeño país ha conseguido convertirse en un punto de referencia en muy poco tiempo. Israel es el tercer país del mundo con más cotizadas en el Nasdaq, el índice bursátil estadounidense de empresas tecnológicas, en el que cuenta con 79 compañías. El país suma más de 350 centros de investigación y desarrollo de compañías multinacionales, con una inversión del 4,9% del Producto Interior Bruto (PIB) destinada a I+D.

Las más de 6.500 startups activas en el ecosistema israelí recibieron solo en el primer trimestre de 2021 más de 5.000 millones de dólares (unos 4.210 millones de euros) de inversión del capital riesgo —esto multiplica casi por 5 lo obtenido por las compañías españolas en un primer trimestre récord y al que ha seguido un segundo de otros 1.000 millones de euros— y se produjeron ventas de compañías por más de 3.200 millones de euros solo en los 3 primeros meses del año. 

Los datos son contundentes y muestran por dónde puede ir el camino a seguir para otros países que quieran subirse a la ola de la innovación, como España. "En los años 90, Israel competía con España y otros países, y hubo un desarrollo y una planificación para promocionar la innovación", explica a Business Insider España Gil Gidron, presidente del fondo de capital riesgo Cardumen Capital y de la Cámara de Comercio e Industria España-Israel.

Cardumen Capital es un fondo muy particular en el panorama del capital riesgo español: se caracteriza por invertir única y exclusivamente en el ecosistema israelí. Con este planteamiento, levantaron un primer fondo de 60 millones de euros en el que participan inversores particulares, family offices, fondos de pensiones y empresas españolas y también inversores latinoamericanos y europeos. "Nuestro fondo ha sido un éxito porque ha permitido a inversores estratégicos y financieros acceder al mercado de innovación de Israel", asegura Gidron.

"Silicon Valley es maravilloso, pero no busquemos replicarlo, cada lugar debe tener su identidad", según esta inversora que fue la primera empleada de Facebook en España y ahora dirige The Venture City

¿Qué interés puede tener para una compañía española invertir en compañías israelíes? Los motivos son múltiples. En primer, lugar la rentabilidad —en inversiones anteriores han llegado a triplicar el retorno, aseguran los promotores de Cardumen Capital—. Pero tan importante o más para empresas que invierten en el fondo como Banco Sabadell, Repsol o Red Eléctrica Española es otro elemento: el acceso al conocimiento de las tecnologías que se desarrollan en el país.

"Nosotros vemos entre 600 y 700 empresas en Israel cada año y, de esas, la probabilidad de que haya una compañía interesante para una empresa española es muy alta. Generamos una base de datos que hemos tardado un año en construir y que nos hace únicos. Las empresas se conectan a ella, ven las empresas y nos piden que se las presentemos. Es como tener un acceso a un scouting de innovación en Israel como contrapartida a su inversión en el fondo. Para nosotros presentar una gran corporación española a una startup de Israel es muy positivo, porque nos posiciona en el país como buenos desarrolladores de negocio; los emprendedores nos ven bien", explica Gonzalo Martínez de Azagra, cofundador y socio director de Cardumen Capital.

Martínez de Azagra lleva instalado en Tel Aviv desde 2012, desde que lideró en la oficina del vehículo de inversión en innovación de Samsung en el país. Antes pasó por las oficinas de la compañía surcoreana en Seúl y San Francisco. Estuvo involucrado en algunas de las principales inversiones del gigante asiático en el ecosistema israelí, como la adquisición de la compañía de tecnología de cámaras para teléfonos inteligentes Corephotonics por 155 millones de dólares. "En la época de Samsung invertimos más que ninguna otra corporación en Israel, tanto en volumen como en número de operaciones", rememora Martínez de Azagra. Todo el equipo de Samsung Ventures en Israel está ahora en Cardumen Capital.

El plan que convirtió a Israel en una potencia innovadora

Dos personas caminan entre las sedes de varias empresas tecnológicas en Tel Aviv
Dos personas caminan entre las sedes de varias empresas tecnológicas en Tel Aviv

Reuters/Amir Cohen

Cardumen Capital se puso en marcha en 2018, cuando comenzó a levantar su fondo y explicar a los inversores lo particular de su propuesta. "Inicialmente había más preguntas sobre el mercado de Israel porque era menos conocido. Cuando fuimos madurando, los mercados español y europeo empezaron a ver las noticias y ha sido más sencillo", explica Martínez de Azagra. En estos 4 años, entre su track record ha habido exits a compañías de primer nivel como Google, Apple, Intel o Samsung entre otras. "Y ahora en nuestro portfolio hemos coinvertido con Intel, Qualcomm, Lenovo...", añade Gil Gidron.

¿Cuáles son los pasos que han llevado a un país de 9 millones de habitantes a generar tantas compañías de tecnología? Según el presidente de Cardumen Capital, hace 30 años Israel no estaba ni mucho menos en esta situación. 

"En los años 90, Israel competía con España y otros países. Y hubo un desarrollo y una planificación para promocionar la innovación, con una ley especial en 1993 y la creación de una figura denominada Office of the Chief Scientist (Oficina del Científico Jefe, actual Autoridad de Innovación de Israel) que analiza toda la cadena de innovación y señala qué hacer para que las empresas compitan a nivel internacional", relata Gidron.

Por qué Israel es la meca de las startups del mundo del automóvil

No es un secreto que la industria militar juega un papel muy relevante en el desarrollo del país. "La tecnología de defensa tiene un impacto importante, pero también los ingenieros, la calidad de las universidades, la cultura israelí, donde los jóvenes quieren ser emprendedores en lugar de trabajar en una multinacional, y la capacidad para coger esa tecnología de defensa y aplicarla a usos civiles", defiende el presidente de Cardumen Capital.

Entre las medidas tomadas por el Gobierno del país en los años 90 estuvo la creación del fondo de capital riesgo público Yozma, dotado con 100 millones de dólares públicos en 1993, con coinversiones por 263 millones de dólares hasta el año 2000, que desembocaron en un 56% de ventas de startups o salidas a Bolsa. Esta iniciativa, privatizada en 1998, impulsó la creación de un ecosistema de fondos privados que pasó de unos pocos a más de un centenar en el año 2000, según un estudio del Ono Academic College israelí

Este modelo ha sido replicado en muchos países, e incluso en España para la creación de Fond-ICO Global, el fondo de capital riesgo español dotado con 4.500 millones de euros creado en 2013 que está hecho "a imagen y semejanza" de ese fondo israelí y ha tenido "un impacto impresionante", según Gidron. "Y tenemos otras ideas para traer cosas a España que han funcionado muy bien en el ecosistema israelí", añade.

4 claves para que España siga los pasos de Israel en el sector tecnológico

España tiene como objetivo convertirse en lo que el Gobierno ha denominado Nación Emprendedora, una traslación directa del Startup-Nation que da título al libro que relata la transformación de Israel y que el país ha adoptado como lema publicitario hasta el punto de contar con un equipo ciclista profesional con ese nombre.

¿Qué elementos de la estrategia israelí debería adoptar el ecosistema español? El presidente de Cardumen Capital enumera 4 claves indispensables: conocimiento, aceptación del fracaso, financiación y marco legal.

"En primer lugar, tener conocimiento. En España tenemos muchos emprendedores pero pocos innovadores, en Israel hay mucho conocimiento, sus universidades están entre las mejores del mundo y tiene varios Premios Nobel", explica.

2021 será "una enorme oportunidad" para el emprendimiento innovador con los fondos europeos y el riesgo sería no aprovecharlos, según el Alto Comisionado para España Nación Emprendedora

El segundo elemento sería cultural: desarrollar una narrativa en la que el fracaso empresarial sea aceptado. "Si tú fracasas y te marginan es un problema. En Israel es muy habitual hablar con gente que ha fracasado alguna vez", añade Gidron.

"En tercer lugar está financiar. Hay que crear una industria del venture capital muy desarrollada, no solo con fondos locales, sino fomentar la atención de los fondos internacionales. Y luego tiene que haber una normativa administrativa que apoye todo esto, que sea fácil crear un fondo, crear una empresa, hacer rondas, que haya un marco jurídico que apoye la innovación", agrega el presidente de Cardumen.

Desde Tel Aviv, Gonzalo Martínez de Azagra incide en la educación para cambiar el punto de vista sobre el emprendedor, algo que considera que ya se está produciendo. "Hasta que no ha habido un par de casos en España, el concepto de emprendedor no existía, o eras empresario o currito. Eso tiene que venir desde la educación, lo que dicen tus padres, tus amigos...", apunta el inversor, que considera que el ecosistema español comienza a entrar "en la rueda de los éxitos", pero recuerda que es "imposible innovar sin fracasar".

Para empujar este crecimiento, el Gobierno español lleva muchos meses anunciando el lanzamiento de una Ley de Startups de la que dio a conocer a primeros de julio el primer anteproyecto, que incluía un tipo reducido del 15% en el impuesto de sociedades y la renta de no residentes durante 4 años para las startups definidas como compañías con menos de 5 años de trayectoria y que no pasaran los 5 millones de facturación. Las medidas han sido consideradas como "insuficientes" por parte de varios agentes del ecosistema emprendedor, que reclaman una ley "más transformadora".

El Consejo de Ministros aprueba el anteproyecto de la Ley de Startups: reduce impuestos, eleva las exenciones tributarias a las 'stock options' y crea un régimen tributario especial para "nómadas digitales"

Los 2 inversores, que mantuvieron esta conversación con Business Insider España antes de que se diera a conocer en anteproyecto, consideran que España debería imitar las normativas y estructuras que ya funcionan en otros países, facilitar la obtención de licencias para abrir negocios e "imitar los mecanismos de protección a la inversión" que tienen países como Estados Unidos. "Y corregir inmediatamente el tema de las stock options porque, para fomentar el emprendimiento, se tienen que poder dar stock options" para competir por los mejores empleados, añade Gonzalo Martínez de Azagra.

Según el inversor, los israelíes ven a las compañías españolas y en general a las europeas "lentas" en cuanto a su funcionamiento, algo que afecta cuando una startup del país contacta con una empresa española. "Ellos se mueven muy rápido, los grandes problemas los resuelven muy bien, pero no hacen tan bien como los europeos la parte de servicios, la finalización o la atención al cliente", explica el socio director de Cardumen Capital, que no obstante ve una oportunidad para los emprendedores españoles por la buena valoración de España que hay en Israel. 

"Los israelíes tienen mucho cariño a España, les gusta mucho a nivel cultural. Eso es una ventaja. Cualquier excusa para venir a España la van a aceptar", concluye Gil Gidron.

LEER TAMBIÉN: Pedro Sánchez anticipa la aprobación "en muy pocas semanas" de la ley de startups con facilidades administrativas, ventajas fiscales e incentivos a la inversión

LEER TAMBIÉN: En 6 meses, la inversión en startups españolas ya ha duplicado la del 2020: 2 fondos, una startup protagonista de una gran ronda y otra de un 'exit' evalúan las causas y qué pasará después

LEER TAMBIÉN: "Silicon Valley es maravilloso, pero no busquemos replicarlo, cada lugar debe tener su identidad", según esta inversora que fue la primera empleada de Facebook en España y ahora dirige The Venture City

VER AHORA: XV Smart Business Meeting: el desafío de la transformación del mercado inmobiliario en la era post COVID