"Necesitamos una sociedad más comprensiva con los empresarios": uno de los mayores inversores de startups en España reclama más atención al emprendimiento

Eneko Knörr, inversor y cofundador de Onyze
Eneko Knörr, inversor y cofundador de Onyze

Onyze

  • El panorama emprendedor ha cambiado mucho, al igual que sus reclamaciones: ahora reivindican más apoyo institucional.
  • "Un problema en España es que el empresario siempre se ha visto como el enemigo de la sociedad", explica el emprendedor e inversor Eneko Knörr en una entrevista con Business Insider España.
  • Knörr espera que la nueva ley de startups que prepara el Ejecutivo incluya las peticiones del sector.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El panorama emprendedor en España ha cambiado mucho en los últimos años y, con él, también lo han hecho sus problemas y reivindicaciones. Si hace unos años la principal queja de las startups era la falta de financiación, ahora piden más apoyo institucional

"Un problema en España es que el empresario siempre se ha visto como el enemigo de la sociedad", explica el emprendedor e inversor Eneko Knörr en una entrevista con Business Insider España

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció en octubre de 2018 que impulsaría una nueva ley para "fomentar el desarrollo del ecosistema de las startups o empresas emergentes de base tecnológica".

Desde entonces han pasado más de 2 años y aún no hay ningún proyecto. No obstante, la secretaria de Estado para la Digitalización y la Inteligencia Artificial, Carme Artigas, dijo en septiembre que lo retomarían y presentarían en diciembre, algo que tampoco ha ocurrido.

Por qué las criptomonedas son la nueva gran revolución tecnológica, según el emprendedor e inversor en startups Eneko Knörr

"Esperemos que la ley refleje algunas de las peticiones que hemos tenido en el mundo startup", incide Knörr, y añade que necesitan stock options para atraer talento y una legislación más amable con los empresarios.

Se prevé que esta ley incluya los visados para emprendedores tecnológicos y dé un impulso a la llegada de personal extranjero que quiera instalarse en España como destino desde el que teletrabajar.

Si se aceleran los trámites legislativos, 2021 podría ser un buen año para las startups gracias a los nuevos presupuestos y a la llegada de los fondos europeos.

"El año 2021 supone una enorme oportunidad para el sector del emprendimiento innovador en términos objetivos", aseguraba a Business Insider España el Alto Comisionado para España Nación Emprendedora, Francisco Polo, en una entrevista publicada a principios de enero.

Algo que el Gobierno sí ha puesto en marcha es el sandbox, es decir, un espacio controlado de pruebas donde se podrán poner en práctica proyectos tecnológicos de innovación en el sistema financiero dentro de un marco legal y supervisados por las autoridades.

"La legislación en España para las empresas fintech ha sido siempre muy dura. Hay emprendedores españoles que montaron su empresa en Londres porque en España era imposible", defiende Knörr. "Por suerte, parece ser que esto está cambiando".

Esta startup española gestiona todos tus gastos recurrentes por ti y puede hacer que ahorres hasta 500 euros de luz al año

Las fintech reivindican la puesta en marcha de este espacio de pruebas desde hace varios años. El Ejecutivo aprobó el proyecto de ley para la creación del sandbox el pasado 18 de febrero, pero la pandemia retrasó su puesta en marcha.

Ahora, las compañías que quieran usar este banco de pruebas pueden enviar sus propuestas desde el 13 de enero hasta el 23 de febrero. 

Críticas en Europa por la financiación comunitaria

Si bien la financiación ya no supone el mismo problema que hace unos años, sí es cierto que para algunas startups sigue siendo esencial en los primeros momentos, y más si se dedican a crear soluciones tecnológicas.

La Unión Europea (UE) puso en marcha en 2019 el EIC Accelerator para dar una solución de financiación a estas compañías, pero ahora muchas de ellas se quejan de que las ha dejado al borde de la bancarrota y critican que no se les explicaron correctamente los términos de financiación.

Según informaba días atrás Politico, las startups señalan que no fueron propiamente informadas y que ahora se han visto obligadas a levantar al menos la mitad de la cantidad prometida con inversores externos.

El medio explicaba que muchas de las compañías que consiguieron la financiación del EIC Accelerator son spin-offs de programas de investigación universitarios que suelen tener bastantes problemas a la hora de conseguir financiación.

Concretamente, las reclamaciones vienen de 9 de las 75 startups elegidas en el programa. Estas recibieron 2,5 millones de euros en una primera entrega, pero critican que no fueron informadas de que, posteriormente, iban a tener que levantar por sí mismas el 50% de la cantidad final, que podría fluctuar entre los 500.000 y los 15 millones de euros.

Las startups tendrán que esperar para lograr nueva financiación como consecuencia del coronavirus, aunque surgirán alternativas para captar fondos

Un portavoz de la Comisión Europea, de quien depende este organismo, ha defendido que nunca se les ofreció "un capital firme" e incidió en que nunca se las obligó a acudir en solitario a buscar financiación, sino que se les ofreció ayuda para atraer nuevos inversores.

VER AHORA: Por qué regalamos en San Valentín: el origen de la tradición más romántica